¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Protestas contra presidente Aleksandar Vučić se extienden de Belgrado a más ciudades en todo Serbia

One in five million protest in Belgrade, Serbia, view from above.

Manifestantes en las calles de Belgrado, Serbia, el 29 de diciembre de 2018. Usuario desconocido, imagen ampliamente difundida en redes sociales.

Las protestas masivas en Serbia contra violaciones de derechos humanos por parte del régimen de Aleksandar Vučić se iniciaron en diciembre de 2018, y miles se han unido desde cinco ciudades además de Belgrado.

Las manifestaciones empezaron después de que Borko Stefanović, presidente del partido político Izquierda Serbia y fundador de la alianza opositora Alianza por Serbia, sobrevivió un intento de asesinato el 23 de noviembre, cuando matones con barras de metal lo golpearon y a dos activistas más del partido Izquierda Serbia en la ciudad de Kruševac, al centro de Serbia.

Las protestas se intensificaron tras el intento de asesinato contra el periodista Milan Jovanović el 11 de diciembre.

Todos los sábados desde noviembre, miles de personas han desafiado temperaturas bajo cero y tomado las calles de Belgrado con el lema “no más camisas ensangrentadas” (#STOPkrvavimkošuljama). El lema surgió luego de una conferencia de prensa en la que Sefanović mostró su camisa manchada de sangre después del ataque del 23 de noviembre. El 5 de enero fue la primera vez que se realizaron grandes manifestaciones en Novi Sad, Niš y Kragujevac, tres importantes ciudades de Serbia, y en Kuršumlija y Požega, más pequeñas.

Otro lema de protesta, “uno en cinco millones” (), se refuere a una reciente declaración de Vučić de que no cumplirá los pedidos ni aunque cinco millones de personas tomaran las calles. Serbia tiene una población aproximada de seis millones.

Bueno, mis estimados, ya empezó en Niš también.

En la manifestación de esta noche [5 de enero] en Belgrada contra el presidente serbio, Aleksandar Vucic, los manifestantes encendieron bengalas, portaron carteles y hasta escribieron en la nieve: “Vucic es un ladrón”, mientras soplaban silbatos.

Una protesta en la ciudad de Kragujevac, al centro de Serbia, de apoyo a los miles de manifestantes de Belgrado para expresar su rabia el presidente serbio Vucic, a quien acusan de ser un goierno cada vez más autocrático, atrajo a miles.

El sentir de la década de 1990

Por primera vez desde la década de 1990, las protestas han unido a opositores de izquierda y de derecha bajo temores compartidos de que el Goberno está cayendo en la dictadura y el fascismo.

Las semejanzas con los acontecimientos que llevaron a la destitución del gobierno de Slobodan Milošević (cuyo gabinete incluía a Vučić, entonces radical de derecha, como ministro de Información) en 2000 no pasaron desapercibidos para muchos. Por ejemplo, la periodista Biljana Stepanović tuiteó estas fotos:

¿Es algo para reír o para llorar? Hace 22 años, llevé a mi hija a una protesta contra Milošević. Hoy, ella vino a Belgrado y me llevó a una protesta contra Vučić.

Otro lema que se ha visto en las calles y en medios sociales dice “empezó” (), un grito de esperanza de que las protestas llegarán a ser un movimiento a nivel nacional parecido al que hubo al final de la década de 1990.

En la última década, Aleksandar Vučić se ha recalificado como centrista moderado y hablado de boca para afuera sobre la integración serbia a la Unión Europea, algo que sus opositores dicen que es puro camuflaje de sus crecientes tendencias autoritarias dentro del país y su servilismo hacia el Kremlin.

Hasta ahora, ha ignorado las protestas. Mientras los medios controlados por el Gobierno han intentado minimizar su tamaño e importancia, el propio Vučić ha retado a sus opositores con menciones a una elección anticipada que le significarían una victoria, dado el control casi total del partido sobre instituciones estatales y medios. Los líderes opositores han dicho que boicotearían esa decisión.

En diálogo con Balkan Insight, los organizadores de las protestas dijeron que su mayor victoria es “haber despertado a la juventud serbia de la apatía”, no hacer campaña directa por la oposición como reemplazo del actual gobierno. La oposición ha estado notoriamente discreta en las protestas por temor de apartar a ciudadanos neutrales o activistas de la sociedad civil.

Por su parte, el público se ha burlado de los intentos oficiales de desinformación. Con el acceso a internet, todos pueden ver qué está ocurriendo con videos y fotos tomada en el lugar de los hechos.

Tuit: Ayer, la columna estaba encabezada por trabajadores del sector Salud que no quieren tomar curso intensivo de alemán y pasar la próxima Navidad lejos. Quieren quedarse porque Serbia es su y nuestro país.
Video: Nos vemos en la protesta el 12 de enero.

Y en una carta abierta dirigida a Vučić, los manifestantes dicen que las campañas de difamación no los intimidarán.

Dobili ste mandat da budete predsednik svih građana, a ne da se obračunavate sa svima koji se usude da misle. Vi želite podanike, a ne građane. Zato danas imate kolone onih koji ne žele da žive u društvu koje stvarate.

Recibiste el mandato de ser el presidente para todos los ciudadanos, no [para usar ese puesto] para enfrentar a todo el que se atreva a pensar con cabeza propia. Quieren súbditos, no ciudadanos. Por lo tanto, ahora tienen columnas de personas que no quieren vivir en una sociedad así, como la que has creado.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.