¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Feministas rusas dan vuelta al guion de filmes soviéticos clásicos

La propaganda estatal enfatizaba la importancia de la igualdad de género, pero se esperaba que las mujeres soviéticas lidiaran con la doble carga de tener una carrera a tiempo completo y cuidar de sus familias a la vez.  // Biblioteca Nacional de Escocia, distribuido bajo CC-BY-NC-SA

Las celebraciones de Año Nuevo en Rusia, algunos países de la ex Unión Soviética y sus nacionales en el extranjero tiene varias características definitorias. Una es la teletón anual de películas clásicas soviéticas como Moscú no cree en las lágrimas, producción de Mosfilm de1980 que ganó el Óscar a Mejor Película en Lengua Extranjera y varios galardones más. El otro clásico absoluto es La ironía del destino (1976), tradicionalmente transmitida el 31 de diciembre por una importante cadena televisiva mientras millones de familias rusas preparan grandes cantidades de ensalada rusa.

Sin embargo, la generación de rusos nacidos en esa época, y que ahora están entre los 30 y los 40 años, hallan estos modelos cada vez más inadecuados para los tiempos que corren, al punto de ser incluso insultantes. Alrededor de Año Nuevo, las redes sociales rusas se llenas de publicaciones críticas de usuarios que de repente han descubierto que la televisión que veían sus padres promueve valores que están lejos de ser progresistas:

Hablemos de “Moscú no cree en las lágrimas”. ¿Qué les parece este mensaje?: puedes convertirte en directora de una fábrica, en concejal de la ciudad de Moscú, en una madre exitosa (y soltera) pero solo alcanzarás el verdadero éxito en la vida cuando le hayas dado su sopa a tu novio que es plomero y borracho.

Actitudes como estas aún prevalecen en Rusia, por lo que el colectivo feminista Rosgendernadzor (juego de palabras que utiliza acrónimos de organizaciones oficiales, que significa aproximadamente Observatorio ruso de género) resumió estas frustraciones modernas en diversas capturas de pantalla de varias películas soviéticas clásicas, acompañadas de subtítulos que imaginan la respuesta que un personaje pudo haber dado a un comentario sexista o humillante.

A continuación presentamos uno de “Moscú no cree en las lágrimas”, en el que la protagonista femenina se ve presionada a tener relaciones sexuales con un joven moderno y bien relacionado que está por encima de su condición social, y que la abandona cuando queda embarazada.

“Moscú no cree en las lágrimas”
- Vamos, Katia, ríndete.
- Rudy, me encanta el sexo, pero no ahora y tal vez ni siquiera contigo. Mi silencio en respuesta a tus persistentes intentos para que no me resista no significa que quiera iniciar un acto sexual contigo. Te surgiero que leas sobre el principio de consentimiento cuando tengas tiempo.

O esta réplica a “La ironía del destino”, aclamada comedia dramática sobre dos extraños que mantienen relaciones estables pero insatisfactorias, y que se conocen gracias a la borrachera de Año Nuevo en medio de la ubicuidad y uniformidad de la arquitectura pública de producción masiva soviética.

“La ironía del destino” o “Disfruta tu baño”
- ¿Treinta y cuatro a todavía sin familia? No hay suerte. Así pasa.
- ¿No hay suerte? No estoy jugando a la lotería. Las normas sociales no son lo que eran. Estamos en 19756. Hay mujeres presidentas. No tienen que tener una familia para tener logros personales. Si quiero una familia, siempre tendré tiempo de iniciar la mía.

También se abordan los sentimientos reprimidos en el caso de los hombres. Esto es de una miniserie cómica de 1972 llamada The Big School-Break, o El Largo Receso, sobre un joven profesor en una escuela para adultos:

“El largo receso”
- Está bien para nosotras, podemos llorar y nos sentimos mejor. Pero tú debes luchar, ¡eres un hombre!
- Rompí con mi novia, así que siento que estaré triste un tiempo y no quiero resistirme. Es natural que un hombre pase por eso, aunque tus supuestos se basan en las normas de masculinidad tóxica que me impide experimentar las difíciles emociones que surgen por el rompimiento.

En una publicación de Facebook sobre este proyecto, la fundadora de Rosgendernadzor indicó:

Приближаются новогодние праздники. Встречаем 2019 год, а за столом — все те же блюда, на экранах — все те же фильмы. И представления о социальных ролях мужчин и женщин все те же. Новый выпуск “тех самых карточек” — про старое-доброе советское кино и гендерные стереотипы. Мы вторгаемся в диалоги героев новогодних фильмов и помогаем им отвечать собеседникам с патриархальными взглядами. Такие взгляды не редкость и сегодня: они поддерживают неравенство между мужчинами и женщинами. Поэтому наши ответы могут помочь и вам. С Новым годом!

Las festividades de Año Nuevo se acercan. El año 2019 está a la vuelta de la esquina pero poco ha cambiado: los mismos bocadillos sobre la mesa, las mismas películas en la televisión, y los mismos puntos de vista con respecto los roles sociales de hombres y mujeres permanecen. Este nuevo conjunto de “cartas” se trata del viejo y buen cine soviético y de sus estereotipos de género. Decidimos entrometernos en los diálogos de estos filmes tradicionales de Año Nuevo para dar a sus personajes la oportunidad de responder cuando se les confronta con puntos de vista patriarcales. Estos estereotipos refuerzan las relaciones desiguales entre hombres y mujeres, que son muy comunes hoy día. ¡Eso significa que nuestras respuestas pueden ayudarte también! ¡Feliz Año Nuevo!

El conjunto completo de imágenes con este enfoque “moderno” puede verse aquí (en inglés). Algunos llevaron la idea un paso más adelante:

Reprofuje estas brillantes imágenes en mi cuenta de Facebook y ahora veo con deleite cómo inflaman a estos “chicos buenos”.

En estas imágenes, comentarios de los personajes masculinos principales como “Ten en consideración que voy a tomar todas las decisiones basándome en que soy un hombre”, se encuentran con un cortante “¿Por qué no te j**es Georgy?”.

Rusia ocupa el puesto 75 entre 149 países evaluados en el Reporte Global de Brecha de Género del Foro Económico Mundial para 2018, y obtuvo puntajes satisfactorios en el acceso igualitario a servicios de salud y educación para las mujeres, pero tiene importantes vacíos en la legislación para proteger sus derechos.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.