¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Denuncias de bloqueos de internet y censura de medios mientras aumentan las tensiones en Venezuela

Detalle de la ilustración del artista venezolano Eduardo Sanabria. De su perfil público de Facebook, usado con autorización.

Mientras continúa la incertidumbre en torno a la situación política de Venezuela, grupos de derechos humanos locales e internacionales informan de aumentos intermitentes de bloqueos a diferentes plataformas de medios sociales –como Twitter e Instagram– y casos de censura de medios.

Los informes indican que los bloqueos empezaron el 21 de enero y que se intensificaron a partir del 23 de enero de 2019, cuando Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, invocó artículos de la Constitución de 1999 del país para retirar el poder a Nicolás Maduro, que está en el cargo desde 2013. Las protestas contra Maduro aumentaron dramáticamente en la capital, Caracas, y en varias otras partes del país.

Los venezolanos están conteniendo la respiración, pues una parte importante de la comunidad latinoamericana y varios actores internacionales claves –incluido Estados Unidos– expresó su apoyo a Guaidó como presidente provisional de Venezuela. Los países de la región que no comparten esta postura son México, Uruguay, Bolivia y Cuba. Internacionalmente, China y Rusia han expresado su apoyo a Maduro.

Esta larga y dolorosa lucha por el poder en Venezuela, que ha puesto a la mayor parte de la población en serios aprietos económicos, parece ahora estar a merced de negociaciones internas y presiones internacionales.

Estrategias de bloqueo más sofisticadas

Mientras tanto, los controles a la información y las comunicación, medidas que han estado aumentando en años recientes, se vuelven más agresivas cada día que pasa. Según Guaidó, lo obligaron a cancelar varias entrevistas de televisión y radio después de que la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) prohibió a los medios a decir su nombre.

La organización local Internet Sin Filtro ha estado reuniendo informes, aplicando pruebas y difundiendo información sobre cómo eludir los bloqueos. Informaron de obstrucciones intermitentes a diferentes espacios de medios sociales –Instagram y Twitter– desde el 21 de enero en diversas partes del país.

Venezuela ha bloqueado Twitter, YouTube e instagram esta mañana, 21 de enero.

El bloqueo usa filtros SNI, similares al reciente bloqueo de Wikipedia:
https://vesinfiltro.com/noticias/wikipedia_2019-01/.

Parece que ya no hay bloqueo, pero también ha habido bloqueos intermitentes.

Actualizaremos este hilo.

Carlos Guerra de Derechos Digitales publicó un análisis de cómo esas estrategias técnicas controlan la información y la comunicación a través de internet de maneras cada vez más intricadas. Según Guerra, no solamente las estrategias de bloqueo son más complejas y sofisticadas, también son más difíciles de superar.

El periodista Luis Carlos Díaz, que además es colaborador de Global Voices, explicó sobre los efectos e intenciones del bloqueo:

Preocupación por propuesta de ley de ciberseguridad

Es importante enfatizar que los bloqueos no ocurren simplemente en medio de la crisis política sino también en el contexto de grave preocupación por una propuesta de ley de ciberseguridad que, según un informe de Access Now, “pondría en riesgo los derechos digitales de los venezolanos —y de toda la internet en el país”.

Otras organizaciones de derechos digitales, como Derechos Digitales América Latina, han denunciado los posibles efectos del proyecto y se unieron a una lista de expertos e investigadores en un declaración en su contra:

Este nuevo instrumento legislativo, que expande e incrementa los poderes del Ejecutivo para la vigilancia sobre el internet, se convertiría así en una nueva herramienta de control que vendría a sumarse a más de una década de políticas públicas de restricción del flujo de información y de la libertad de expresión en la web.

Ataques a medios independientes

Infomes de medios de comunicación independientes en línea han observado que estaciones de radio de alrededor del mundo y el canal de noticias chileno “Noticias 24 horas” han sido retirados del aire o les han pedido que eviten informa sobre las protestas o referirse a Juan Guaidó como presidente provisional.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de Prensa también informó que en Maracaibo, al noreste del país, la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) tomó la sede del canal de televisión regional GlobalTV:

La SNTP también informó de diferentes órdenes y advertencias emitidas por la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel):

Al mismo tiempo, a la estación de radio comunitaria Fe y Alegría le pidieron que “revisara” su programación y excluyera algunos programas, como el que dirige la organización de derechos humanos Provea. Rafael Uzcátegui, director de Provea, dio la noticia en Twitter:

Mientras las protestas seguían y Guaidó daba sus discursos, la mayoría de medios noticiosos continuó con su programación normal, como informó Efecto Cocuyo:

Las manifestaciones en pleno apogeo y en Globovisión hablaban sobre obras de teatro a las 11:30 de la mañana. A la misma hora, en sus canales de Youtube, Televen y Venevisión tampoco transmitían lo que ocurría en Venezuela este 23 de enero.

Estos bloqueos y controles de información ocurren en una ecología de medios ya limitada, que obliga a los venezolanos a depender de internet y medios independientes para tener acceso a información crucial. Mientras la comunidad internacional elige su bando y las tensiones aumentan, se espera que haya más controles sobre los medios tradicionales y en línea.

Para entender más sobre esta situación, lee nuestra página de cobertura especia: Qué está pasando en Venezuela.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.