¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

En medio de conflictos civiles, cortes de internet empeoran crisis económica de Zimbabue

Emmerson Mnangagwa, presidente de Zimbabue, llega a la Base de la Fuerza Aérea Waterkloof antes de la cumbre BRICS Africa Outreach en Johannesburgo, Sudáfrica. 26 de julio de 2018. Protestas recientes y represiones militares sobre civiles pone en duda el liderazgo de Mnangagwa.  Servicio de noticias DIRCO/Jacoline Schoonees a través de Creative Commons/Wikimedia.

Luego de la declaración de un aumento en el precio de la gasolina en Zimbabue el 12 de enero, se desataron conflictos civiles y la paranoia política en el país.

El presidente Emmerson Mnanagagwa anunció que el precio del combustible de 1.30 USD por litro aumentaría en un 150 %, que convertiría el precio del combustible de este país en el más caro del mundo. Al día siguiente, partió en un viaje de cinco días por Rusia y Europa Oriental con el fin de cerrar acuerdos de inversión. El lunes 14 de enero estalló el caos y la anarquía.

Se desplegó de inmediato a las fuerzas armadas para reprimir a los manifestantes luego de que una multitud procediera con saqueos e incendiara varios supermercados y cadenas de tiendas. En las redes sociales circularon denuncias de agentes estatales que dispararon a civiles desarmados momentos antes de que la Autoridad Regulatoria de Correos y Telecomunicaciones de Zimbabue (POTRAZ, por sus siglas en inglés) cortara por completo internet y todas las formas de acceso a las redes sociales entre el 14 y el 20 de enero de 2019. 

Durante lo sseis días que duró el bloqueo de internet, los negocios se paralizaron literalmente puesto que operadores e inversores no tenían certezas sobre la dirección de la economía en el país.  

El Tribunal Supremo”no avala” los cortes de internet

Luego de la decisión Owen Ncube, ministro de Seguridad del Estado, de bloquear internet, los abogados de derechos humanos prepararon y enviaron una demanda para que el Gobierno cese en su accionar.

El 21 de enero de 2019, el Tribunal Supremo dictaminó que Ncube no tenía la autoridad para obligar a los operadores móviles a bloquear sus servicios. El juez Owen Tagu declaró a la Corte que el ministro no tenía la autoridad para tomar una decisión de ese tipo y ordenó a las empresas de telecomunicaciones a “proceder de inmediato y sin condiciones a reestablecer el servicio en su totalidad y sin excepciones a todos los usuarios”.

La orden judicial citó leyes que otorgan exclusivamente al presidente los derechos de bloquear los servicios de internet. 

El vocero del Gobierno, George Charamba, declaró a los periódicos controlados por el Estado que el Gobierno no se quedará de brazo cruzados mientras “intereses espurios se exponen de forma tan violenta”.

“La respuesta hasta el momento es solo un adelanto de lo que se viene”, dijo Charamba a través de Zimbabwe Broadcasting Corporation. Agregó: 

The internet was the tool used to coordinate the violence. But is it not interesting how when we are carrying our dead to the cemetery, at a time when we are counting losses that run into millions of dollars, someone is worried about the internet? You expect us to preserve the internet and ensure that there is maximum damage to our society?

Internet fue la herramienta que se utilizó para coordinar los hechos de violencia. ¿Acaso no es interesante que, mientras llevábamos a nuestros caídos al cementerio, en un momento en el que las pérdidas se traducen en millones de dólares, alguien se preocupe por internet? ¿Esperan que preservemos internet y garanticemos un daño máximo a nuestra sociedad?

Dhewa Mavhinga, director del sur de África de la división de la región de Human Rights Watch, declaró a Global Voices que los bloqueos de internet constituían una violación severa a los derechos humanos pues esas acciones interrumpen la vida diaria y las transacciones comerciales. La mayoría de los zimbauenses dependen del dinero móvil para los servicios diarios. Mavhinga explicó: 

It is possible that President Mnangagwa could shut down the internet again because the court said the president has that authority. During the shutdown, without internet, medical doctors were unable to communicate and respond to emergency cases or to coordinate medical support. 

Existe la posibilidad de que el presidente Mnangagwa vuelva a bloquear internet porque la corte falló que el presidente sí cuenta con esa potestad. Durante los cortes, sin internet, los médicos no podían comunicarse y responder a las urgencias ni coordinar el apoyo médico.

Internet sigue siendo la piedra fundamental de la economía de Zimbabue. En un país en el que las tasas de desempleo y subempleo son exhorbitantes, la mayoría de los emprendedores cuenta con internet y las plataformas de redes sociales como Twitter y WhatsApp para publicitar sus productos y servicios.  

Pérdidas masivas de libertad… y de ingresos

Desde el bloqueo, las pequeñas empresas del país han perdido una cifra estimada en 12,5 millones de dólares diarios, de acuerdo al grupo de expertos TheBehaviourReport.com.

Las redes sociales resultaron cruciales a la hora de informar a los ciudadanos, ya que los medios de comunicación estatales brindaron información sesgada en beneficio del partido gobernante, ZANU PF. Durante el transcurso del bloqueo, los medios estatales apenas informaron sobre los cortes.

“Siento que quienes están en el Gobierno coartaron nuestro derecho de libertad de expresión”, declaró Allan Chino, de 21 años. Además, agregó: 

I lost out greatly on a cheaper means of communication with my friends and family. The only option I have left is to download a good VPN (Virtual Private Network) because as long as this government is in power, there is no guarantee that the social media will not be shut down again.

Me perdí de mucho por utilizar un medio de comunicación más barato para contactarme con mis amigos y familia. La única opción que me queda es descargar una buena red privada virtual, porque mientras este gobierno esté en el poder, no existen garantías de que no volverán a bloquear las redes sociales.

Miles de ciudadanos que solo querían estar seguros e informados quedaron desamparados. 

Adolf Mavheneke, activista de derechos humanos, dijo que era una ingenuidad pensar que el ministro llevara a cabo el reciente bloqueo de internet sin el conocimiento, confirmación y reconocimiento del presidente. 

“Que un ministro elegido por Mnangagwa proceda a ejecutar una orden contra la prudencia legal confirma cómo esta persona está preparada para ignorar la Constitución Nacional y manejarse de acuerdo a los caprichos políticos”, agregó. 

Mavheneke dijo que, si bien la libertad expresión está garantizada por la sección 61 de la Constitución de Zimbabue, no es un derecho absoluto, por lo que el bloqueo a internet sienta un mal precedente y dejará una marca en el futuro de las libertades ciudadanas y los derechos humanos:  

In fact, these were and remains self-made attempts to hide state-sponsored violence as everything now happened under the cover of the internet and social media darkness. And the record is also clear on cases where the military and other state security agents went on the rampage during the internet blackout. The future of human rights in Zimbabwe remains a sad reality because we have a leadership that … is prepared to push for legitimacy through the crack of the barrel and the bullet.

En realidad, estos constituyen y siguen siendo intentos de esconder la violencia que fomenta el Estado, puesto que todo ocurre en la actualidad a escondidas, en las sombras de internet y las redes sociales. Los registros además son claros sobre los casos en que el Ejérvito y otros agentes de seguridad estatales procedieron a la represión durante el bloqueo de internet. El futuro de los derechos humanos en Zimbabue sigue siendo una realidad penosa porque tenemos un líder que… está listo para pelear por su legitimidad por medio de las armas.

Además, resaltó que en los días posteriores de las elecciones controvertidas de noviembre de 2017, Mnangagwa y el vicepresidente, Constantino Chiwenga, autorizaron el uso de fuerzas militares contra manifestantes y seis civiles que no participaban de las protestas recibieron balazos. Una comisión investigadora exoneró a Mnangagwa y a su régimen, pero además aconsejó control y vigilancia del estado de derecho. Por lo tanto, el uso reciente de soldados para reprimir a los manifestantes contrarios al Cobierno es ilegal y viola la constitución de Zimbabue.

“Tarde o temprano, si no se controla este aspecto, consumirá inclusive a quienes lo desencadenaron en primera intancia”, declaró.

Una muchacha que solicitó mantenerse en el anonimato dijo que la violación del espacio comunicativo ciudadano por parte del Gobierno fue un hecho terrible:  

You know what the most scary thing is? It's not the fuel price increases, it's not the looming hunger. It's not about the communication shutdown between friends and families. Neither is it about the soldiers going out to maim and kill innocent civilians. No. The most scary thing is that these guys in government are convinced that they are doing a good job of running this country.

¿Sabes qué es lo que más asusta? Ni el aumento en el precio de la gasolina, ni el crecimiento amenazante del hambre. No se trata de un bloqueo de las comunicaciones entre amigos y familiares. Tampoco sobre los militares que salen a reprimir y asesinar a civiles inocentes. No. Lo que más asusta es que estos tipos en el Gobierno están convencidos de que hacen un buen trabajo al dirigir este país.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.