¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Sobre la restitución de obras de arte de África por parte de Francia

Captura de pantalla del periódico televisado TV5 Monde con Bénédicte Savoy y Felwine Sarr en YouTube

En noviembre de 2017, el presidente francés Emmanuel Macron, declaró durante un discurso en la Universidad de Uagadugú, Burkina Faso, que el patrimonio africano no se puede exhibir solamente en museos de Europa y que se debe tomar medidas para las restituciones temporales o definitiva del patrimonio africano. A raíz de esta petición, un informe de Felwine Sarr, profesor de la Universidad Gaston-Berger de Saint-Louis (Senegal) y Bénédicte Savoy, profesor de la Universidad Técnica de Berlín (Alemania), describne cómo se puede poner en marcha la devolución del patrimonio cultural africano por parte de Francia.

Hasta la fecha, hay 90 000 objetos de arte del África Subsahariana en museos públicos franceses. Para la mayoría, son el resultado de la expropiación y el saqueo durante las guerras coloniales.

En un artículo publicado en el periódico panafricano Nsi mababu, los periodistas Ophelie Konsimbo y Gabriel Poda expresan:

Plus de 90% des œuvres d’art d’Afrique noire se trouvent hors du continent, selon les experts. Pillées pendant la colonisation, elles sont pour la plupart aux mains du British Museum, du musée du Quai Branly, ou du musée de Berlin. Le Bénin, le Nigéria et la République Démocratique du Congo entre autres, réclament aujourd’hui le retour de ses trésors pillés durant l’époque coloniale. La question des restitutions d’oeuvres d’art africaines est à la fois épineuse, politique et constitue aujourd’hui une polémique dont il faut comprendre les tenants et aboutissants.

Más del 90 % de las obras de arte del África negra está fuera del continente, según los expertos. FueronrRobados durante la colonización, y la mayoría está en manos del Museo Británico, el Museo Quai Branly o el Museo de Berlín. Benín, Nigeria y la República Democrática del Congo, entre otros, exigen hoy el retorno de sus tesoros saqueados durante la era colonial. La cuestión de la restitución de las obras de arte africanas es espinosa, política y ahora constituye una controversia cuyos entresijos y circunstancias deben entenderse.

A todos los países africanos les preocupa este saqueo, que afecta al 85-90 % del patrimonio artístico del continente africano. En France Culture, la periodista Eva Rassoul explica:

Dans les musées français, les œuvres africaines proviennent en grande partie du Tchad (9 200 œuvres), du Cameroun (7 800) et de Madagascar (7 500).

En los museos franceses, las obras africanas provienen en gran parte de Chad (9200 obras), Camerún (7800) y Madagascar (7500).

Los profesores Bénédicte Savoy y Felwine Sarr explican en el diario TV5 Monde (vídeo a continuación) el enfoque adoptado para evaluar cómo se puede implementar esta iniciativa:

En una publicación del sitio web, el periodista Philippe Rey presenta los resultados de este informe:

Il raconte les spoliations à travers l’histoire mondiale, évalue la part de la France, dresse un premier inventaire des oeuvres spoliées, fait le récit des tentatives des pays africains pour se réapproprier leur patrimoine, analyse les questions juridiques qui se posent, et énonce un certain nombre de recommandations pratiques pour la mise en oeuvre des restitutions, un des chantiers les plus audacieux de ce XXIe siècle.

Cuenta la expropiación a lo largo de la historia mundial, evalúa la participación de Francia, elabora un primer inventario de obras robadas, relata los intentos de los países africanos de recuperar su patrimonio, analiza los problemas legales que surgen y presenta una serie de recomendaciones prácticas para poner en marcha las restituciones, uno de los proyectos más audaces del siglo XXI.

En Benín, el periodista Laurent Adjovi recuerda en el sitio web de Benin Revele:

La France vient d’autoriser la restitution au Bénin de 26 œuvres d’arts. Grâce aux discussions ouvertes avec la France, Patrice Talon offre ainsi une possibilité aux béninois de revoir  par exemple les  œuvres royales, évoquant les règnes des rois d’Abomey Ghézo (1818-1858), Glélé (1858-1889) et Béhanzin (1890-1894), des trônes, de récades, et les sceptres royaux.

Francia acaba de autorizar el regreso a Benín de 26 obras de arte. Gracias a los debates abiertos con Francia, Patrice Talon ofrece a los benineses la oportunidad de volver a ver, por ejemplo, las obras reales que evocan los reinados de los reyes de Abomey Ghézo (1818-1858), Glélé (1858-1889) y Béhanzin (1890- 1894), tronos, bastones y cetros reales.

En esta línea de destacar el arte africano, Senegal, donde ya existen varias zonas culturales como la Casa de los Esclavos de Goré y el Museo de la Mujer Henriette-Bathily, inauguró el 6 de diciembre de 2018 el Museo de Civilizaciones Negras:

Le président sénégalais Macky Sall a inauguré jeudi à Dakar le Musée des Civilisations noires. Un évènement qui intervient au moment s’anime le débat sur la restitution des biens culturels africains pillés par la France pendant la colonisation. C’est un rêve vieux de cinquante ans qui se réalise.

El presidente senegalés, Macky Sall, inauguró el jueves [6 de diciembre de 2018] en Dakar el Museo de las Civilizaciones Negras. El acontecimiento se lleva a cabo en un momento en que se retoma el debate sobre la restitución de los bienes culturales africanos saqueados por Francia durante la colonización. Es un antiguo sueño de 50 años que se realiza.

En Costa de Marfil, el Ministro de Cultura y Francofonía, Bandama Maurice, hizo un balance de las negociaciones con Francia sobre la restitución de las obras históricas de su país:

Nous pensons qu'en 2019, tout ou en partie des 148 objets seront restitués à la Côte d'Ivoire. Nous avons demandé 148 parce que c'est ce que nous pouvons pour l'instant accueillir dans les caisses et les collections de nos musées.

Creemos que en 2019, la totalidad o parte de los 148 objetos se devolverán a Costa de Marfil. Pedimos 148 porque eso es lo que podemos recibir por el momento en los fondos y colecciones de nuestros museos.

También en el Congo-Brazzaville, se inauguró recientemente el Museo del Círculo Africano en Pointe Noire:

L’objectif de ce projet est de permettre aux plus jeunes de retrouver l’histoire de leur culture. Ancien lieu culturel pour les congolais, avant d‘être transformé en Cour de justice et de finalement tomber à l’abandon, le bâtiment a été réhabilité et transformé en 2017 pour devenir ce musée. Depuis son ouverture au public le 4 décembre, le Musée du cercle africain a déjà accueilli plus de 600 visiteurs par mois.

El objetivo de este proyecto es permitir que los más jóvenes conozcan la historia de su cultura. El edificio es un antiguo lugar cultural para los congoleños, antes de transformarse en Tribunal de Justicia y finalmente caer en el abandono, y fue rehabilitado y transformado en 2017 para convertirse en este museo. Desde su apertura al público el 4 de diciembre, el Museo del Círculo Africano ya ha recibido a más de 600 visitantes al mes.

Sin embargo, muchos internautas africanos creen que hay algunos problemas que deben resolverse antes de que las obras de arte africanas regresen a casa. Yassin Ciyow periodista de Neomag, se pregunta si es difícil devolver una obra:

En revanche, pour les œuvres issues de l’époque coloniale, la complexité vient du fait qu’après avoir été pillées, elles ont généralement été données ou léguées (dans le cadre légal de l’époque) à des collections publiques françaises. Ainsi, ces œuvres sont de facto entrées dans le domaine public mobilier national, devenant ainsi propriété de l’Etat français. Par le passé, des lois d’exception ont néanmoins été votées afin de “déclasser” certaines œuvres. C’est grâce à cette pirouette juridique que la Vénus Hottentote a pu être rendue à l’Afrique du Sud et des têtes maories à la Nouvelle-Zélande.

En cambio, para las obras de la época colonial, la complejidad proviene del hecho de que después de ser saqueadas, generalmente se entregaron o legaron (en el marco legal de la época) a colecciones públicas francesas. Así, estas obras entraron de facto a formar parte del dominio público mobiliario nacional, y se convirtieron en propiedad del Estado francés. Sin embargo, ya antes se han aprobado leyes excepcionales para “degradar” algunas obras. Gracias a este ardid legal, la Venus Hottentot podría ser devuelta a Sudáfrica y las cabezas maoríes a Nueva Zelanda.

Además de las dificultades legales, los africanos también cuestionan la capacidad de muchos países para proteger y conservar esta escaso herencia cultural que verdaderamente es africana, pero es también mundial.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.