¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Preocupación entre expertos y usuarios por ley aislacionista rusa de “soberanía de internet”

Los expertos consideran que la idea de aislar a Rusia de la infraestructura global de internet es descabellada e inviable desde el punto de vista técnico. Fotografía de Alexis Lê-Quôc bajo licencia CC2.0.

Luego de presentar una ley en la Duma Estatal rusa (la cámara baja del poder legislativo bicameral), el Gobierno planea debatir la viabilidad de crear un sistema que recibe el nombre de “soberanía de internet”. Supuestamente, este sistema protegería las redes dentro de Rusia de ataques externos a la información, además de implicar una supervisión gubernamental importante. Hasta el momento, la mayor parte de las compañías tecnológicas rusas ha apoyado la movida, mientras que son pocos los que han manifestado algunas tímidas preocupaciones. 

Una “soberanía de internet” rusa consistiría de una serie de medidas que apuntan a la creación de una infraestructura extensa de supervisión de internet. El medio de investigación The Bell desglosó los puntos claves de esta propuesta. En primer lugar, la información debería pasar por los proveedores de servicios de internet a través de los recién inaugurados “puntos de intercambio de tráfico”, en los que cada uno sería identificable individualmente, como una dirección IP. La medida prevé el establecimiento de un sitio web de estos puntos de intercambio que conecten a todo el país, y que todo el tráfico de internet que salga del país sea canalizado a través de ellos. 

Los autores de la ley son los legisladores Andrei Lugovoi y Andrei Klishas. Ninguno es nuevo en el campo de la regulación de internet. Lugovoi jugó un papel clave en la creación del mecanismo para el bloqueo de sitios web considerados como extremistas, mientras Klishas ha estado ocupado con otra ley que prohíbe los insultos a los funcionarios estatales y las “noticias falsas”. Con respecto a la ley de “soberanía de internet”, ambos sostienen que el factor que los motivó a crearla es la preocupación en torno a la seguridad cibernética. Este pensamiento se vio influenciado por la posición reciente de Estados Unidos con respecto a Rusia y la guerra informática: en caso de presentarse tal amenaza cibernética externa, se podría establecer un control centralizado de toda la Runet. En teoría, se podría bloquear toda conexión externa y al mismo tiempo preservar las conexiones internas rusas entre los diversos puntos de intercambio, lo que supuestamente permitirían que RuNet continuara operando sin restricciones.

Con este fin, la ley estipula la creación de un registro de sistema de nombres de dominio (DNS, por sus siglas en inglés). El DNS es el que permite que los sitios web estén disponibles con facilidad. En lugar de dirigir el navegador a una dirección de IP particular, el DNS permite la navegación a través de URL más estable como globalvoices.org. No obstante, el DNS depende de servidores dispuestos en en todo el mundo. Al crear DNS internos, el Gobierno intenta garantizar que la internet rusa pueda desprenderse de la red mayor y mundial, bajo supervisión gubernamental.

Sin embargo, algunos expertos en informática han expresado sus preocupaciones, puesto que consideran que este sistema solo sirve para aumentar en forma considerable el alcance de los poderes de la agencia federal reguladora de medios rusa Roskomnadzor. Recientemente, la agencia ha explorado opciones para agilizar la ejecución de restricciones de contenido. El plan de “soberanía de internet” obliga a los proveedores a instalar un equipo especial para tomar medidas ante amenazas digitales. Este equipo bloqueará de forma automática páginas web y material que forman parte de la lista negra de la Roskomnadzor. Por lo tanto, no llama la atención que cualquier debate con respecto al sistema de “soberanía de internet” incluya estas medidas de censura.

Si bien la ley no se debatió aún en la Duma Estatal rusa, el Gobierno ya se ha puesto en contacto con los gigantes rusos en tecnología y grupos de tecnología de la informática. Tanto Yandex como Mail.ru, dos de las mayores empresas de tecnología de la información de Rusia, han expresado su apoyo a la propuesta. El director de desarrollo de infraestructura de red de Yandex declaró que este sistema aparece en el momento justo para defender la internet rusa. El vicepresidente y director técnico de Mail.ru dio las razones que motivaron su apoyo: 

Если все угрозы, против которых он направлен, реализуются, в первую очередь пострадают компании, чей бизнес связан с интернетом. Даже если все те меры, которые предлагаются в законопроекте, никогда не пригодятся, их наличие позволит индустрии чувствовать себя более спокойно

Si todas las amenazas a las que hace frente [el sistema] se materializan, las empresas de internet serían las primeras afectadas. Incluso si las medidas que se establecen en la ley nunca se ejecutan, su mera existencia permitiría que la industria se sienta más cómoda.

No obstante, ambas empresas manifestaron que hace falta trabajar más en la ley antes de poner el sistema en funcionamiento. Otras empresas de tecnología fueron más criticas y señalaron la existencia de deficiencias y descuidos serios en la propuesta. Casi todas coincidieron en que se necesita un debate más profundo.

Algunos han puesto la atención también en los colosales costos que conllevaría la construcción de la infraestructura necesaria para llevar a cabo este sistema y lamentaron que esta medida solo acrecentaría la monopolización del mercado de proveedores de internet ruso. Las empresas más grandes que pueden enfrentar los costos de construcción y mantenimiento del sistema podrían asegurarse su existencia (y, por lo tanto, acceder al financiamiento gubernamental), mientras que las pequeñas empresas estarían contra las cuerdas.

Todo esto sin tener en cuenta la competencia técnica necesaria para establecer y utilizar esta red sin inconvenientes. Puesto que el Gobierno ruso no cuenta con los mejores antecedentes a la hora de, por ejemplo, bloquear una aplicación móvil (y algunaredes privadas virtuales), la idea de aislar a RuNet del resto del mundo conservando su funcionalidad resulta algo descabellado para varios expertos.

Si dejamos a un lado las cuestiones de viabilidad técnica, la idea no tuvo una buena recepción entre los jóvenes rusos. A varios se les consultó en un video si aceptarían utilizar una RuNet aislada, separada del resto del mundo. Estas fueron algunas reacciones:

[Man 1]: This infringes on my rights; limits my possibilities. What is the point of doing this? For what? To control us?

[Woman 1]: It would be very hard. We would get used to it, of course, but it would be hard.

[Woman 2]: I would be very upset if Instagram went down.

[Man 2]: Young people will use books to educate themselves.  I am ready. When I turned off my internet at home, I started to think what I would do. Read interesting books!

[Primer hombre]: Esto infringe mis derechos, limita mis posibilidades. ¿Cuál es el sentido? ¿Para qué? ¿Para controlarnos?

[Primera mujer]: Sería algo muy complicado. Nos acostumbraríamos, por supuesto, pero sería complicado.

[Segunda mujer]: Me molestaría bastante si el sitio de Instagram no funcionara.

[Segundo hombre]: Los jóvenes se educarían con libros. Yo estoy listo. Cuando apagué intenet en mi casa, comencé a pensar qué haría. ¡Leer libros interesantes!

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.