¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Aumentan las tensiones antes de las elecciones presidenciales de 2019, y nigerianos temen bloqueos de internet

Existen temores de bloqueos de internet en Nigeria mientras aumentan las tensiones antes de las elecciones presidenciales de 2019. Interruptor de elevador. Foto de Andrew Huff. Flickr, 20 de enero de 2007 (CC BY-NC 2.0).

En Nigeria existe el temor de que el Gobierno pueda bloquear internet durante las elecciones presidenciales en febrero de 2019. Lo que empezó como mera especulación se ha transformado en una intensa preocupación a medida que se acerca el día de las elecciones. Yomi Kamez de Quartz Africa explica:

You can tell fears of an internet shutdown are running high in a country when citizens are looking into methods of staying online in case of a blockage. This past weekend, Quartz Africa’s guide to staying online during internet or social media blockages was our most read story, driven entirely by traffic from Nigeria. Scores of people shared concerns on social media at the possibility Nigeria might follow other African countries [like Sudan, Zimbabwe] that have taken to blocking social media or shut down the internet altogether under the guise of security concerns.

Se puede notar que aumentan los temores de un bloqueo de internet en un país cuando los ciudadanos buscan métodos de seguir en línea en caso de un bloqueo. Este fin de semana [26 y 27 de enero de 2019], la guía para seguir en línea de Quartz Africa durante bloqueos de internet o medios sociales fue nuestro artículo más leído, y el tráfico llegó completamente de Nigeria. Muchos expresaron preocupación en medios sociales ante la posibilidad de que Nigeria siga a otros países africanos [como Sudán, Zimbabue] que han recurrido al bloqueo o cierre de medios sociales o de internet con el pretexto de razones de seguridad.

Recientes hechos relacionados con medios sociales, discurso de odio, un injusto proceso de despido y reposición judicial y el deterioro de la confianza en los medios han contribuido a una creciente preocupación colectiva.

Desarmando el Poder Judicial y el estado de derecho

El 25 de enero de 2019, los nigerianos se sintieron impactados por la destitución unilateral del presidente Muhammadu Buhari del jefe de la corte Suprema de Nigeria, el juez Walter Onnoghen, y la inmediata designación y toma de juramento al juez Ibrahim Tanko Muhammad, como jefe interino de la corte Suprema de Nigeria.

A Onnoghen se le acusa de negligencia financiera y fraude. Sin embargo, muchos críticos dicen que estas acusaciones eran un ardid para amordazar al Poder Judicial antes de las elecciones e intimidar a otras ramas del Gobierno.

La suspensión de Onnoghen contraviene las disposiciones de la Constitución de la República Federal de Nigeria de 1999 sobre el retiro de funcionarios judiciales. La primera parte del tercer cronograma de la Constitución de 1999 establece que solamente el Consejo Judicial Nacional tiene las facultades para recomendar destituciones del cargo. La parte IV de la Constitución reitera esta disposición.

El presidente nigeriano Muhammadu Buhari no cumple estos principios. Usurpó las facultades del Consejo Judicial Nacional, que tiene la facultad constitucional de recomendar esas destituciones del Poder Judicial o el Senado (cámara alta del Parlamento) que luego debe ratificar esas decisiones. La acción del presidente fue tiránica e ilegítima.

Un editorial en el periódico Punch describió la acción de Buhari como dictatorial y capaz de precipitar una crisis constitucional:

Buhari’s action is vile, perfidious and indefensible. It is an action only fit for jackboot regimes, where the constitution could easily be suspended … Needless to say, the president’s singular and misguided action has the tendency to plunge the country into an unnecessary constitutional crisis and, perhaps, derail 20 unbroken years of democratic governance. This is not unlike other despotic and undemocratic acts that the government has been associated with  in the past, even if it might be considered more audacious, far-reaching and probably unexpected.

La acción de Buhari es vil, desleal e indefendible. Es una acción adecuada solamente para regímenes abusivos, en que la Constitución puede fácilmente quedar suspendida… Huelga decir que la acción singular y desorientada del presidente tiene la tendencia de hundir al país en una innecesaria crisis constitucional y, tal vez, echar a perder 20 años de gobierno democrático ininterrumpidos. No es diferente de otros actos despóticos y antidemocráticos con que se han asociado al Gobierno, aunque se le puede considerar más audaz, trascendental y probablemente inesperado.

Los Gobiernos de Estados Unidos y el Reino Unido también condenaron el ataque contra el Poder Judicial. En Twitter, los ciudadanos tomar el mensaje.

Querido Buhari: ¡¡¡obedece el estado de derecho!!!
—————-
El mensaje a Muhammadu Buhari es simple, termine la tiranía y obedezca el estado de derecho. Deje sin efecto la suspensión de Onnoghen.

“Si el presidente se muestra ilegal, está invitando a todos a ser ilegales”, periodista Andy Roido en programa televisivo.

Enfrentar el discurso de odio es el nuevo mantra de ‘seguridad nacional’

Otra señal de posible cierre de internet es la tendencia del Gobierno de controlar la libre expresión en línea por razones de seguridad nacional. Recientemente, el Gobierno instruyó a las agencias de seguridad a “enfrnentar la propagación del discurso de odio, sobre todo a través de medios sociales”. Según informe de The Cable, esto se logrará con la supervisión de cuentas de medios sociales de “destacados nigerianos”.

En julio de 2018, el ministro de Información de Nigeria, Lai Mohammed, describió el creciente nivel de noticias falsas y discurso de odio como una amenaza a la seguridad nacional. Un año antes, Nasir El-Rufai, gobernador del estado de Kaduna, describió las noticias falsas y discurso de odio como la “mayor amenaza” a la seguridad nacional.

Sin embargo, es irónico que ahora Lai y El-Rufai estén preocupados por las noticias falsas y discurso de odio como una amenaza a la seguridad nacional. Como políticos opositores, ambos hicieron acusaciones infundadas al anterior gobierno.

Por ejemplo, Nassir El-Rufai, actual gobernador de Kaduna, sostuvo en 2014 —sin evidencia— que era el “número 7 de la lista de francotiradores [del presidente Jonathan Goodluck]”.

En esta nota, me voy a dormir. Soy el número 7 de la lista de francotiradores de Jonathan Goodluck, ¡así que solamente me preocuparé cuando maten a Muhammadu Buhari, Asiwaju, Amaechi, Akande, etc.!

El-Rufai también sostuvo que el entonces presidente Goodluck era promotor del grupo militante Boko Haram. Lai Mohammed, entonces secretario nacional del Congreso de Todos los Progresistas, hizo declaraciones similares.

Como políticos opositores, se ha demostrado que estos funcionarios son proveedores de noticias falsas y discurso de odio y que usan los medios sociales con efectos devastadores. Pero sus acciones nunca fueron consideradas amenazas a la seguridad nacional ni los arrestaron ni cerraron internet por esa razón.

Medios sociales y elecciones en Nigeria

Movimientos como #OccupyNigeria de 2012 y #BringBackOurGirls [Devuelvan a nuestras niñas] de 2014 lograron elogiios globales por el uso de medios sociales en Nigeria.

En 2015, los medios sociales tuvieron un importante rol en las elecciones de Nigeria cuando Twitter se puso un poco amargo y se volvió un campo de batalla divisivo durante la época de campaña y se usó para propagar discurso de odio y desinformación.

En 2019, ya ha tenido una función importante como el medio elegido por la energética población joven para la participación política. Los cibernautas han usado medios sociales para llamar la atención a acciones gubernamentales despóticas, como los despidos en la Corte Suprema que de otra manera hubiera pasado desapercibidos para el público general.

Los nigerianos recurrieron a los medios sociales para expresar su desagrado, lo que aumenta la presión en el Gobierno para anular su acción y mvbilizar protestas:

Compatriotas nigerianos, el vicepresidente aparecerá en [el programa] Rubbin Minds, en Channels TV en una hora.

Protestamos pacíficamente delante del estudio de Channels TV.

Ciudadanos de Lagos, únanse a nosotros.

Digamos al fiscal que le diga al presidente que no toleraremos su ilegal suspensión de los jueces supremos.

Ya sea que internet se mantenga durante las elecciones o no, hay fuertes razones para creer que el discurso político en línea y en calle estará sometido a vigilancia del Gobierno.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.