¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Nombran a Parlamento de Bulgaria e instituto educativo como violadores de privacidad en premios de “Gran Hermano”

Alexander Kashumov, jefe del equipo legal de la ONG Programa de Acceso a la Información en discurso del premio de Gran Hermano en Sofía, 3 de febrero de 2019. Foto: Irina Aleksova / Internet Society – Bulgaria, CC-BY.

Tras una pausa de seis años, destacadas organizaciones de derechos digitales búlgaros han reavivado la versión del país de los premios de Gran Hermano, “antipremios” diseñados para avergonzar a quienes violan los derechos de la privacidad y protección de datos de las personas.

Los premios de Gran Hermano fueron creados por la organización internacional de derechos humanos Privacy International en 1998, y han sido adoptados por diversas organizaciones de la sociedad civil en Europa y otros lugares. La premiación tiene la intencion de aumentar el conocimiento de serios problemas relacionados con el mal uso de datos personales y los perjuicios que puede traer a las personas y a la sociedad en general.

En una ceremonia del 3 de febrero de 2019 en Sofía, se anunció a los ganadores de 2018: el Parlamento de Bulgaria y el Centro para la Educación y Calificación de Especialistas Pedagógicos Ltd., conocido instituto educativo, fueron los grandes ganadores.

Internet Society-Bulgaria (ISOC-Bulgaria) y el Programa de Acceso a la Información en Bulgaria emitió un llamado para nominaciones de entes gubernamentales, empresas o personas que hayan violado la privacidad de los ciudadanos y hecho mal uso de datos personales. El público pudo enviar sugerencias hasta el 24 de enero.

“Nuestro objetivo era mostrarle al público los problemas y darlos a conocer”, dijo un representante de Internet Society de Bulgaria.

Con empresas e instituciones privadas que recogieron, almacenaron y procesaron enormes cantidades de datos personales (a menudo ilegalmente) para una comercialización más eficiente y mayor control social, el comité recibió muchas nominaciones. ISOC-Bulgaria solicitó sugerencias al público, e invitó a enviar nominaciones por medio de comentarios de blog (que se podían publicar anónimamente) o Facebook. Eso fue evaluado por un jurado de conocidas figuras públicas no remuneradas, como abogados, académicos, consultores, periodistas y activistas de los derechos civiles.

Luego el jurado presentó dos premios: uno para la institución y estatal y el otro para la organización privada que sobresalieron en la violación de la privacidad de los ciudadanos.

Edificio de la Asamblea Nacional (Parlamento) de Bulgaria. Foto de dominio público vía Wikipedia.

La competencia fue dura, en la que fueron nominadas instituciones gubernamentales como la Agencia de Seguridad Nacional, la Fiscalía y la Comisión Anticorrupción, pero a la larga, el premio Gran Hermano 2018 para una organización estatal fue para la Asamblea Nacional de Bulgaria, por su adopción de una ley de datos personales.

Además de fijar nuevas reglas con la finalidad de proteger los datos de los ciudadanos contra el mal uso de datos de los ciudadanos por parte de empresas e instituciones, la ley fija reglas específicas para periodistas y sus informes, cuando toca la vida y actividades de personas. La ley fija limitaciones en torno al impacto que tendrá en la vida personal de una personas que se revelen sus datos, las circunstancias en las que los datos se hacen conocidos para un periodista, y la importancia de datos personales o su revelación pública para el interés público.

Todas estas estipulaciones, cuando están sujetas a interpretación de medios y cortes por igual, podría resultar en amenazas a la libertad de medios, sobre todo cuando se trata de informar de las actividades de funcionarios públicos.

Georgi Lozanov, miembro del jurado y experto de medios, explicó:

Самите критерии са добри. Те наистина помагат на защитата и са по посока на тази чувствителност, която нараства. Въпросът е, че те могат да имат страничен ефект, да нарушат едно друго право – правото на свободно изразяване и на свобода на словото. Могат да се превърнат в предписания за действия при упражняване на журналистическата професия, а такъв тип предписания са фактически цензура. Така че наградата не е толкова за самите критерии, които са в защита на личните данни, колкото за това, че не е предвиден риск те да се превърнат в заплаха за свободата на словото.

Por sí solos, los criterios están bien. Ciertamente buscan protección, y van en dirección de aumentar la sensibilidad. El problema que tenemos es que pueden tener efectos colaterales y tener efecto adverso en otro derecho humano –el derecho a la libre expresión y libertad de medios. Se les puede usar como reglas para realizar la profesión periodística, que en la práctica puede equivaler a censura. Por lo tanto, el premio no es tanto por los criterios como por no tomar en cuenta el riesgo de convertirlos en amenazas a la libertad de medios.

Dimitar Ganchev, miembro de la junta de ISOC-Bulgaria, agregó que otra razón para que el Parlamento ganara fue que el voto sobre la ley de protección de datos se hizo sin debates y con poca asistencia de los ministros.

Destacó que los criterios enumerados en la ley son muy amplios –y las multas muy altas– que podrían resultar en autocensura:

Рискът е изключително сериозен. Точките, по които могат да бъдат атакувани, не са малко – те са цели десет.

El riesgo es extremadamente serio. Estas leyes establecen diez puntos que se pueden usar para realizar ataques contra periodistas.

La organización del sector privado ganó el premio Gran Hermano es el Centro para la Educación y Calificación de Especialistas Pedagógicos Ltd., gracias a una masiva filtración de datos personales que afectó a más de 9000 estudiantes y más de 2000 padres. Listas con sus datos personales quedaron expuestas al público a través de diversos mecanismos, incluida publicación de detalles en una importante red social.

Gran Hermano – la ceremonia de premiación de Bulgaria se llevó a cabo en el club de escritores “Peroto” [“La pluma”] en Sofía, Bulgaria, 3 de febrero de 2019. Foto: Irina Aleksova / Internet Society – Bulgaria, CC-BY.

Otros ganadores de la categoría de entidades privadas incluyeron al Ingeniería Forestal Municipal de Elin Pelin, Universidad San Clemente Ohridski de Sofía y Trimoncium, centro médico en Plovdiv.

Aunque ningún nominados respondió a la invitación para asistir a la ceremonia, los organizadores expresaron su satisfacción de que la premiación tuvo buena cobertura de prensa, a diferencia de otros años, cuando los medios casi no informaban al respecto.

Los premios fueron fundados por Privacy International y se inspiran en el personaje de Gran Hermano de la novela “1984” de George Orwell, que simboliza el poder del Estado para realizar vigilancia absoluta y proveer las necesidades básicas de sus súbditos a precio de la aniquilación total de libertades humanas. El símbolo de los antipremios es una bota militar que aplasta una cabeza humana, también una referencia a una escena del libro de culto.

La primera ceremonia de los premio de Gran Hermano se llevó a cabo en Reino Unido. Desde entonces, cada vez más grupos afiliados de derechos humanos presentan los premios en cerca de 20 países. Además de Bulgaria, la versión europea de los premios también se lleva a cabo en los Países Bajos y Alemania.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.