¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

¿Quién ganará la Marcha del Carnaval 2019 de Trinidad y Tobago?

Participante de una mascarada de carnaval “salta” con música soca en el escenario en Queen's Park Savannah, martes de carnaval de Tuesday, 2009. Foto de Georgia Popplewell, usada con autorización.

Cuando los fiesteros toman las calles cada año en el carnaval de Trinidad y Tobago, lo hacen con una banda sonora. Su lista de canciones es siempre una mezcla energética de los mayores éxitos de soca del año, pero la Marcha de Carnaval —la canción que más se toca y puntos específicos de calificación a lo largo de la ruta del desfile— es un título que viene con un valioso premio y el prestigio de ser parte de una orgullosa historia.

Para la mayoría de cantantes de soca, el atractivo de ganar la Marcha es, literalmente, imagen. Acusaciones de la última década de que la competencia está arreglada —ostensiblemente por un grupos de poderosos propietarios de estaciones de radio, DJ y ejecutivos del sector musicas conocidos como la “mafia del soca”— no han disminuido la creencia de que la Marcha representa la voz del pueblo.

La estrella de soca Machel Montano, que ha ganado el codiciado título en nueve ocasiones hasta ahora, lo describe como la “canción que hace que la gente sienta las mejores vibraciones y se libere”— ¿a qué artista no le gustaría poder decir que logra eso?

Pero que no te engañe pensar que el camino a la Marcha solamente se basa en mérito creativo. Una canción de la Marcha debe tener algunos ingredientes claves para siquiera competir:

1. Una melodía bailable y poderosa que la gente quiera “soltarse” en el escenario, con letra que capte el sentir de alegre liberación y abandono que el carnaval representa.
2. Un estribillo que la audiencia pueda repetir, en la tradición de kalenda, del cual se origina el calipso —y su híbrido moderno el soca.
3. Un lanzamiento oportuno. Si una canción se hace conocida muy pronto en la temporada y no tiene poder de quedarse, melodías de competencia pueden usurpar su posición. De manera inversa, si una gran melodía se lanza muy tarde, los festejantes no tendrán suficiente tiempo para conocerla durante las actividades previas al carnaval.

A veces, el concurso de la Marcha tiene un claro favorito para quien ganar no es un reto. Otras veces, la competencia es tan reñida que todas las canciones están muy cerca. Sin orden en particular, presentamos algunas canciones que pensamos son las principales competidoras para la Marcha del Carnaval 2019 de Trinidad y Tobago.

1. “Savannah Grass” de Kes

El Queen's Park Savannah, oasis verde en medio de la capital de Trinidad, es el centro de las celebraciones de carnaval del país y lugar del escenario principal del festival. Esta canción capta perfectamente el significado del espacio y las memorias que ayudó a crear para los fiesteros a lo largo de los años.

Hay una veneración por la melodía: como si el Savannah fuera el sol en el centro del universo del carnaval y todo lo demás tiene eñ privilegio de girar a su alrededor. “Savannah Grass” es una invitación a tener una experiencia en este mundo mágico. Como un oximorón, la relajada firmeza de la percusión es un guiño a la reglamentada dedicación de los amantes del carnaval y su manera simple de disfrutar.

La melodía es melodiosa y energética, con un ritmo que la hace una buena canción para “desprenderse” (el paso ligero de los fiesteros al caminar y bailar por el camino). Con su astuta incorporación de material de archivo de carnaval, el video oficial eleva la genialidad de la canción y muestra cómo abarca generaciones y aumenta los bloques de base del calipso para producir una oferta fresca de soca. Aunque no gane la Marcha (¡pero tiene muchas posibilidades!), “Savannah Grass” quedará en los anales de la música soca como una melodía eterna que agita emociones de los amantes del carnaval en todas partes.

2. “Rag Storm” de Super Blue, con 3 Canal

Una interesante idiosincracia de “tocar la música” y bailar música soca es que, de alguna manera, las manos se alzan en el aire, por lo general con lo que sea que sostengan en ese momento, desde bebidas a toallas. Se les conoce coloquialmente como “rags” (trapos), y vienen bien para secarse el sudor mientras se salta. La práctica está presente en Super Blue, que escribió una canción titulada “Get Something and Wave”, que ganó la Marcha en 1991.

Repite el concepto unos años después con “Bacchanal Time”, en donde ordena a los fiesteros que “empiecen a agitar la mano” mientras la sección de vientos toca la conocida melodía “F-jam” o “tantana” de fondo. A Super Blue se le ha ocurrido una fórmula para el tipo de canción que funcionó en la marcha: volvió a ganar en 1995 con su oda al jugador de críquet Brian Lara, en la que indica a su audiencia que “agite el paño y celebre”.

“Rag Storm” tiene muchos de esos elementos —la llamada y respuesta de una voz secundaria, llamada lavway, con un fuerte paso aeróbico que alienta a un frenético agitar de paños. Es un excelente canción para el escenario pues los fiesteros se dejan llevar y “juegan a ser ellos”, y bien puede llegar a vencer en la Marcha de este año.

3. “Famalay” de Machel Montano, Bunji Garlin y Skinny Fabulous

Si hay una canción que compite agresivamente por el premio de esta año es esta gran melodía que tiene varios ingredientes ganadores: un motivador ritmo de “poder soca”, una letra fuerte que capta la esencia de la unidad del festival, y un gancho astuto que apela a la faceta tribal del carnaval —ir a todas partes con tu grupo o, como dicen los trinbagoenses, tu “famalay” (no confundir con “familia”):

Well, let me tell you one time, famalay is famalay and that different from bloodline
Some say them is blood but them don't want to see the sunshine
Famalay doh ever ‘fraid to have your back at all time…

Bueno, déjenme decirles una vez, famalay es famalay y es diferente de linaje
Algunos dicen que es sangre, pero no quieren ver la luz del sol
Famalay, es bueno tenerte siempre, en todo momento…

Sin dar instrucciones (con la excepción de una línea en la que Skinny canta “muéstrame la mano” y “sígueme”), la canción logra un sentir de objetivo casi militar. Su suave gancho de soca, sazonado con ocasional improvisación lírica inspirada en dancehall, ha encantado a multitudes en fiestas de carnaval.

Aunque hubo discusiones sobre si “Famalay” calificaría para el concurso de la Marcha porque Skinny es de San Vicente y las Granadinas, las refglas dicen que “una vez que la principal actuación vocal” se “reliza por ciudadanos de Trinidad y Tobago”, la canción puede competir — y esta definitivamente compite.

Esto no significa que es una competencia de tres canciones. A pocos días del carnaval, hay otras melodías —incluidas las pícaras de las artistas Destra Garcia y Patrice Roberts —que puede hacer que nuestras elecciones tengan buena competencia, y con cantantes de soca aún estrenado canciones nuevas, la batalla para la Marcha 2019 se sigue peleando.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.