- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Un vistazo a la larga historia de movimientos feministas de Siria

Categorías: Medio Oriente y Norte de África, Siria, Historia, Literatura, Medios ciudadanos, Mujer y género
[1]

Afiche con fotos históricas de ciudadanas sirias participando en actividades públicas en el siglo XX. Derechos reservados SFJN 2018. Usado con autorización. Haz click para ver la imagen completa.

Este artículo es el resultado de una asociación entre Global Voices (GV) y la Red de Periodistas Sirias (SJFN) [2]. Fue escrito por Joey Ayoub [3], editor de contenido de GV Medio Oriente y Norte de África, con colaboraciones de Alice Bonfatti [4], traductora de GV Italiano y Elias Abou Jaoudeh [5], autor de GV.

El movimiento feminista sirio empezó a finales del siglo XIX, cuando las tierras ahora conocidas como Siria y el Líbano estaban bajo el Imperio otomano.

Echemos un vistazo a esta rica historia con una conversación (en árabe) entre SFJN y Maya Alrahabi, cofundadora del Movimiento Político de Mujeres Sirias [6]. Se publicó en la cuenta de SFJN en SoundCloud [7].

No es casualidad que el movimiento feminista empezara a fines del siglo XIX en la época del Nahda árabe, o despertar, periodo de renacimiento cultural que empezó en Egipto que prontó se difundió al Líbano, Siria y otros países de habla árabe.

Aunque se presta más atención a figuras como el académico egipcio Rifa'a el-Tahtawi o el académico maronita libanés Butrus Al-Bustani, Alrahabi enfatiza el rol de las mujeres como pioneras de lo que pronto se convertiría en el movimiento feminista sirio.

Desde el inicio del movimiento, las feministas sirias se unieron al llamado global de derechos básicos para las mujeres, como el derecho al voto y a la educación.

مثل ما منعرف النسوية, الموجة تانسوية العالمية الاولى كانت تحي فقط عن بعض حقوق النساء, مثل التعليم او المشاركة بالانتخابات. فهذا طالبوا فيه النسويات الرائدات بسورية بنهاية القرن التاسع عشر وبداية القرن العشرين

Como sabemos, la primera ola global feminista solamente hablaba de algunos derechos para la mujer: educación, sufragio y similares. Las activistas feministas sirias también pedían esos derechos a fines del siglo XIX.

Las mujeres sirias lograron el derecho al voto en 1953.

Alrahabi recordó a mujeres como Maryanna Marrach [8], que ya en 1870 escribía en periódicos y pedía la liberación de la mujer (y tal vez haya sido la primera mujer árabe en hacerlo). Nació en Alepo y murió en Alppo, y vivió lo suficiente (1848-1919) para ver que su ciudada pasaba de manos de los otomanos a lo franceses. Marrach tal vez haya sido la primera mujer en escribir en diarios en árabe. Revivió la tradición de Mujtama'at wa Majaless al-Adabyya Al-Nisa'iya o “círculos literarios de mujeres [9]” en su casa familiar en Alepo, y fusionó influencias europeas seleccionadas con sus propias influencias sirias.

Alrahabi también se refiere a Mary Ajami [10] y Adila Bayham Al Jazairi [11] como excelentes ejemplos:

بتذكر مثلا ماريا عجمي اللي اسست السنة 1910 مجلة العروس وعادلة بيهم الجزائري اللي عملت في جمعيات نسائية، هدفها ثفافية واجتماعية والمنادة بحقوق المرأة مما يتناسب مع الموجة النسوية الاولى اللي كانت موجودة بالعالم.

Por ejemplo, recuerdo a Marya Ajami, que en 1910 fundó la revista Al-Arous (La novia), y a Adila Bayham Al-Jazairi, que fundó muchas organizaciones feministas cuyos propósitos eran educativos y sociales, y de defensoría de derechos de la mujer, y esto coincidía con la primera ola feminista global.

El movimiento continuaría intermitentemente hasta el golpe de estado sirio de 1963, que derrocó a la república posindependencia (1946–1963) y vio la aparición del partido Ba'ath.

Luego, vino un segundo golpe que derrocó a los líderes del partido en 1966 e instaló a Salah Jadid, seguido de un tercer golpe de Hafez Assad, que se autodesignó líder de Siria en 1970. El régimen de Assad sigue gobernando Siria a la fecha desde que el hijo de Hafez, Bashar, tomó el poder cuando su padre murió en 2000.

La actitud de estos regimenes hacia el movimiento feminista sirio fue prohibirlo, reprimirlo o absorberlo. Esto detuvo el “desarrollo natural del movimiento feminista”, según Alrahabi, y sus remanentes fueron absorbidos en la Unión General de Mujeres Sirias (GUSW). Y además de GUSW:

لم يعد يرخص لاي جمعية نسائية جديدة وهذا استمر من 1963 لليوم

No se ha concedido licenci                                                                                                                                                               a a otra organización feminista. Y ha sido así desde 1963.

Huelga decir que lo que GUSW podía o no hacer estuvo severamente limitado desde el inicio:

الاتحاد النسائي كان منظمة شبه حكومية لانه كان اولا عاملها شكلي ووظيفتها الاولي هي فقط التسفيق والتهليل انجازات السلطة في سورية او النظام السوري. لم تقدم على الارض للحقيقة مساعدة حقيقية للنساء.

GUSW era una organización cuasigubernamental cuyo trabajo era solamente formal. Sus acciones equivalían a aplaudir y celebrar al partido gobernante en Syria. No brindaba ayuda real a las mujeres.

Según Alrahabi, este monopolio estatal significaba que las feministas sirias, y la mayoría de feministas árabes, no pudieron unirse a la segunda ola, que empezó en la década de 1960.

 لما صارت الموجة النسوية الثانية بالعالم واللي هي بدأت بالستينات تقريبا وبدأت تحكي عن مفهوم الجندر, مفهوم توريع الادوار الاجتماعية  بين الرجل والمرأة بالمجتمع, هون كان متوقف تطور الحراك النسوي بكا الدول العربية نتيجة سيطرة الانظمة الاستبدادية عليها

Cuando la segunda ola de feminismo del mundo empezó alrededor de la década de 1960, empezamos a ver la comprensión del género y los roles de género. Acá, el desarrollo dek feminismo en todo el mundo árabe se detuvo por el control de regímenes autoritarios.

Sin embargo, hubo algunas feministas en el mundo árabe que hablaron de derechos de la mujer desde una perspectiva de género. Alrahabi da el ejemplo de Hanan Nijme, que inauguró su primer salón cultural en 1980 en Damasco. Nijme fue fundamental para exigir cambios legales para mejorar las condiciones de mujeres y niños en Siria y garantizó algunas concesiones del Estado. Esta es una breve biografía de Nijme (en árabe).

Con estos antecedentes en mente, Alrahabi interpreta la revolución siria desde 2011.

 الثورة كانت ثورة على كل شيء ولذلك الناشطين الثوريين للحقيقة كان الهم دور بان تكون النساء ضمن مسيج الثورة وهذا تمدي لتنصيقيات اللي كان فيها تواجد للنساء مهم. وتطورت بعدين المنظمات النسوية السورية في الخارج اللي دعت لحقوق المرأة أو ادماج مطالب بمطالب الثورة. على صعيد اخر, كان في حركات متطرفة هي للحقيقة تعاملت مع النساء بوحشية وقمع وحاولت اعادة النساء الى ما قبل كذا قرن. فكان للحقيقة طرفين للمعادلة بعد الثورة

La revolución de 2011 fue una revolución contra todo, y las mujeres actuaron como activistas revolucionarias en la primera línea de la revolución, y eso se extendió a la importante presencia de mujeres en organización (de protestas, consejos locales, etc). Luego, las organizaciones feministas sirias que se desarrollaron fuera de eso defendían los derechos de la mujer y se unieron a los pedidos de la revolución. A otro nivel, hubo facciones extremistas que interactuaban con mujeres brutal y represivamente y trataron de hacer retroceder siglos a las mujeres. Hubo entonces dos frentes de lucha durante la revolución.