¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Censurados en WeChat: Aumentan las tensiones en conflicto comercial China-Estados Unidos, igual pasa con censura en WeChat

Imagen libre de Pixabay.

Este artículo fue escrito por el equipo de investigación de WeChatscope, proyecto de seguimiento a la censura, dirigido por el doctor King-wa Fu, de la Universidad de Hong Kong.

Con más de 1082.5 millones de usuarios individuales, junto con más de 20 millones de cuentas públicas registradas, WeChat tiene la mayor cantidad de usuarios nacionales y la cobertura más extensa de todos los medios sociales de China. Por tanto, se he convertido en un componente fundamental del riguroso régimen de censura de China.

En 2017, nuestro equipo de la Universidad de Hong Kong elaboró un sistema técnico de “raspado” de sitios web para estudiar la censura en las páginas de WeChat que son accesibles al público. A lo largo de 2018, rastreamos más de 4000 cuentas públicas sobre noticias diarias y guardamos publicaciones censuradas en una base de datos accesible al público, WeChatscope. Este es el segundo artículo de una serie asociada con Global Voices. Lee la primera parte aquí.

El tema más censurado en el grupo de datos de WeChatscope en 2018 fue la guerra comercial entre China y Estados Unidos. Este conflicto de alto perfil ha desencadenado acaloradas discusiones públicas en los medios sociales chinos, con medios de comunicación afiliados al Estado que informan ampliamente y acusan a Estados Unidos de predicar unilateralismo y proteccionismo.

Muchos de esos medios publican directamente a WeChat. Así, los operadores de WeChat retiraron miles de historias sobre el conflicto comercial entre China y Estados Unidos publicadas en cuentas públicas al poco tiempo de estar en línea.

Estas tendencias indican que la canalización de la opinión pública y la censura de la expresión independiente van de la mano.

Nuestros resultados también encajan con los hallazgos de otras organizaciones. En junio de 2018, China Digital Times reveló que las autoridades de propaganda chinas emitieron una detalladas lista de instrucciones a medios de comunicación después de que China anounció un arancel del 25 % a 659 products, en represalia por aranceles fijados por la Oficina del Representante de Comercio de los Estados Unidos.

Las autoridades dijeron a los periodistas chinos que no informaran ni reaccionaran a comentarios de Donald Trump o funcionarios estadounidenses. La instrucción de censura enfatizaba:

The trade conflict is really a war against China’s rise, to see who has the greater stamina. This is absolutely no time for irresolution or reticence.

El conflicto comercial es en verdad una guerra contra el auge de China, para ver quién tiene más resistencia. Definitivamente, este no es el momento para la indecisión ni la desconfianza.

Al mismo tiempo, también advirtió contra recalentar el patriotismo contra Estados Unidos:

Don’t attack Trump’s vulgarity; don’t make this a war of insults.

No ataquen la vulgaridad de Trump; no hagan de esto una guerra de insultos.

Al cruzar las referencias de la cronología de la censura (figura III) y la cronología de la guerra comercial surge un patrón. Todos los aumentos significativos de censura se dieron muy cerca de los momentos de mayor confrontación entre China y Estados Unidos.

En la figura 1 (abajo), el primer aumento aparece después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció el 22 de marzo que Estados Unidos impondría un arancel de 60 000 millones de bienes importados de China.

El 2 de abril, el Ministerio de Comercio de China reaccionó con un contraataque, con un arancel a 128 tipos de bienes importados de Estados Unidos.

Figura 1. Cronología de contenido censurado relacionado con la guerra comercial entre China y Estados Unidos.

De abril a fines de mayo, las curvas que miden la censura y la intensidad de las conversaciones sobre comercio son imágenes de espejo. Hubo un claro aumento de la censura después de que el Departamento de Comercio estadounidense concluyó que la empresa china de telecomunicaciones ZTE violó sanciones estadounidenses el 16 de abril. Esto cesó y resurgió a inicios de mayo, cuando Estados Unidos exigió que China redujera la brecha comercial en 200 000 al cabo de dos años.

Muchas publicaciones censuradas durante este periodo contenían las opiniones de de expertos en economía, como Gao Shanwen, investigador del Banco Popular de China, y del magnate inmobiliario Ren Zhiqiang.

La publicación de Gao Shanwen, “Fuertes fricciones entre China y Estados Unidos” (中美贸易摩擦深处的忧虑), retirado de WeChat el 2 de agosto, analizaba conflictos claves, desde comercio global a mercados de tecnología entre los dos países. Ren Zhiqiang analizó la guerra comercial entre China y Estados Unidos (任志强谈中美贸易战,能不能听懂是你们的事) y criticaba la política de puertas cerradas de años recientes de China. Este artículo fue retirado de WeChat el 17 de octubre.

Pero estaban en buena compañía –también fueron censurados artículos nacionalistas a favor del Gobierno chino. Un artículo titulado “¿China y Estados Unidos están en el mismo bote?” (北方青杨:中美还在一条船上吗?), que hacía alarde de la fuerza de China para resistir la hegemonía estadounidense, fue retirado de WeChat el 18 de agosto.

Figura II. La palabra “arancel” es fundamental para la censura de la guerra comercial.

Otro aumento se dio a fines de junio, después de que China anunciara un arancel del 25 % a 659 productos como represalia contra la lista de aranceles impuestos por Estados Unidos. El momento del aumento coincidió con la emisión del Departamento de Propaganda de instrucciones de censura a la guerra comercial entre China y Estados Unidos.

Las palabras claves con más menciones que aparecen en las publicaciones censuradas con “arancel” (ver figura II), “Huawei” y “ZTE” (figura III).

Palabras claves censuradas, “arancel”, “ZTE” y “Huawei” en relación con la censura a la guerra comercial de China y Estados Unidos.

Otro aumento fue alrededor del 6 de julio después de que el gobierno de Trump impusiera una lista de aranceles específicos para China que asignaba un 25 % de arancel a 818 productos importados chinos valorizados en 34 000 millones de dólares.

El volumen general de censura se mantuvo en niveles altos entre julio y septiembre, pues China y Estados Unidos siguieron presentando nuevas listas de aranceles.

Las historias sobre el impacto negativo de la guerra en China también fueron un blanco importante de censura en WeChat. En junio de 2018, se borraron varias publicaciones sobre la caída del mercado de valores chino. Un artículo titulado “Trump impuso los 200 000 millones de aranceles de productos básicos de China. ¡Dos billones del mercado de valores se evaporaron de la noche a la mañana!” (特朗普再收中国2000亿商品关税 股市一夜蒸发2万亿!千股跌停) fue publicado en WeChat el 20 de junio y retirado al día siguiente.

Después de que China canceló las conversaciones de comercio con Estados Unidos el 22 de septiembre y publicó un libro blanco en el que acusa a Washington de intimidación económica, los niveles generales de censura se redujeron ligeramente, y dejó espacio para canalizar a la opinión pública contra la potencia económica estadonidense.

Pero luego, el mayor aumento en la censura apareció a comienzos de noviembre, cuando Estados Unidos y China retomaron las conversaciones por teléfono entre el Secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steve Mnuchin, y el vicepremier chino, Liu He. Este aumento en particular probablemente tuvo la intención de enfriar la guerra de propaganda contra Estados Unidos y preparar al público para un acuerdo.

En la cumbre del G20 el 1 de diciembre de 2018, los jefes de ambos lados finalmente llegaron a un acuerdo de un periodo de 90 días de alto a las negociaciones. Después de eso, el contenido más censurado en nuestro grupo de datos fue el arresto de la directora de Finanzas de Huawei, Meng Wanzhou, en Canadá.

Dicho esto, es claro que las autoridades chinas han tenido mucho cuidado al maniobrar el sentimiento público en WeChat. En general, han trabajado para proteger la imagen de China como un país fuerte y para culpar a Estados Unidos por desencadenar la guerra comercial. Pero también han trabajado para impedir un resentimiento excesivo contra Estados Unidos, por temor a que el público viera cualquier compromiso del Gobierno chino como una derrota.

En el próximo artículo, echaremos un vistazo más cercano al patrón de censura de ZTE y Huawei.

El equipo de WeChatscope incluye al doctor King-wa Fu, al doctor Yun Tai, Regina Chung y Coco Young.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.