¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Gobierno de Bangladesh ataca la mayor plataforma de blogueo bengalí en ola de censura a la pornografía

Somewhereinblog.net, el mayor sitio de blogue de Bangladesh con más de 200 000 usuarios registrados, estaá bloqueado en muchos proveedores de servicio de internet.

Hacia mediados de febrero, las autoridades bangladesíes bloquearon más de 18 000 sitios web y aplicaciones como parte de la llamada “guerra” contra la pornografía.

Una lista de sitios enviada a los proveedores de internet incluía a Somewhereinblog.net, la mayor plataforma de blogueo en bengalí, Google Books y populares aplicaciones de medios sociales como Tik Tok y Bigo.

Además, diversos usuarios de medios sociales de alto perfilhan sido citados a estaciones de policía y les han pedido que retiren contenido “vulgar” de sus páginas, en lo que parece ser un esfuerzo de vigilancia de la moralidad.

En noviembre de 2018, la Corte Suprema de Bangladesh ordenó al Gobierno que bloqueara todos los sitios web de pornografía y material obsceno en línea en los siguientes seis meses. Poco después, el Gobierno de Bangladesh bloqueó más de 4000 sitios web pornográficos y al menos otros 176 sitios web.

La oleada de censura de febrero parece ser el más reciente resultado de la resolución. El 18 de febrero, el ministro de Correos, Telecomunicaciones y Tecnología de Información, Mustafa Jabbar, escribió en su página de Facebook:

এবার খোজে পেলাম ১৫৬৩৬টি পর্নো ও ২২৩৫টি জুয়ার সাইট। সাথে আছে টিকটক ও বিগো। সবগুলোতেই পড়ছে তালা।

He encontrado 15 606 sitios de porno y 2235 sitios de apuestas, que incluyen Tik Tok y Bigo. Se bloqueará a todos.

Según Emdadul Hoque, secretario general de la Asociación de Proveedores de Servicio de Internet, los proveedores de servicio de internet del país han cumpildo con la orden de la Comisión Reguladora de Telecomunicaciones de Bangladesh. También señaló que muchos usuarios todavía pueden acceder a esos sitios con redes virtuales privadas.

Los bloqueos de contenido en línea no son nuevos en Bangladesh. En noviembre de 2016, el ahora exministro de Correos, Telecomunicaciones y Tecnología de Información, Tarana Halim, formó un comité para bloquear sitios web pornográficos y detener la publicación de contenido “ofensivo”.

En diciembre de 2016, la Comisión Reguladora de Telecomunicaciones de Bangladesh bloqueó más de 500 sitios de pornografía según la recomendación del comité. Un informe de marzo de 2017 sugirió que estos sitios estaban accesibles de nuevo, y después cambiaron a HTTPS, con lo que fue más difícil bloquearlos.

La censura en línea también está codificada en la ley de seguridad digital de 2018, que concede a las autoridades la facultad unilateral de decidir qué contenido en línea se puede bloquear.

Para diciembre de 2018, había casi 91 millones de usuarios de internet en Bangladesh, de los que 85 millones usa internet a través de sus teléfonos móviles. En términos de ancho de banda, la represión a sitios de adultos y de apuestas puede reducir masivamente el uso de internet.

The Dhaka Tribune obtuvo la que parece ser una lista oficial de sitios web bloqueados. La lista incluye la plataforma de blogueo de somewhereinblog.net y la colección de libros en línea de Google, Google Books.

Cuando le preguntaron si estos sitios tenían relación con la pornografía, Mustafa Jabbar ministro de Correos, Telecomunicaciones y Tecnología de Información, dijo a Dhaka Tribune:

Have you ever gone through the content that blogging websites publish? After verifying reports on all the websites, we made the move. The government is not having porn sites blocked by internet service providers (ISPs) alone.

¿Alguna vez has visitado el contenido que publican los sitios web de blogueo? Después de verificar denuncias contra todos los sitios web, tomamos la decisión. El Gobierno no ha pedido a los proveedores de servicio de internet que bloqueen sitios pornográficos.

Dijo a AFP:

I want to create a safe and secure internet for all Bangladeshis, including children. And this is my war against pornography. And this will be a continuous war.

Quiero crear un internet segura para todos los bangladeshíes, incluidos los niños. Y esta es mi guerra contra la pornografía. Y será una guerra continua.

Admitió que puede haber algunos errores en la verificación de sitios web en cuestión y agregó que se resolverán los errores.

No ha habido informes de cómo se identifican estos sitios ni qué criterios se usaron en el proceso.

Bloqueo afecta a la mayor comunidad de blogueros bengalíes del mundo

Somewhere in Blog o Badh Bhangar Awaaz (La voz de romper barreras) fue el primer sitio público de blogueo para bengalí, con funcionalidades parecidas a LiveJournal. Se fundó en 2005, y desde hace tiempo es la mayor comunidad de blogueros bengalíes del mundo. Un promedio de 60 000 blogueros publican o comentan en la plataforma todos los días.

El 18 de febrero de 2019, después de que algunos usuarios informaron que no ser posible acceder al sitio, Somewherein.net publicó un aviso en el sentido de que su sistema estaba funcionando correctamente y que no tenían notificación oficial de las autoridades de ninguna intertrupción del servicio. Aunque el sitio figuraba en la lista oficial de sitios bloqueados pocos días después, seguía estando accesible a través de algunos proveedores de servicio de internet del país el 22 de febrero.

En un mensaje al equipo de Global Voices, Jana Syeda Gulshan Ferdous, confundadora de Somewherein, describió el sistema de moderación del sitio. Explicó que los administradores del sitio tiene cuidado de retirar contenido que se puede considerar pornográfico u objetable.

If we spot or get reports of objectionable content, we take action. Platforms for publishing content will eventually get objectionable content posted, that's in their nature, so do Facebook, Wikipedia, Youtube, and a lot of other sites. I believe SomewhereInblog has been more responsible and responsive to remove illegal content than foreign popular sites.

Si detectamos o recibimos informes de contenido objetable, tomamos acción. Las plataformas para publicar contenido al final publican contenido objetable, está en su naturaleza, igual hacen Facebook, Wikipedia, YouTube y muchos más. Creo que SomewhereInblog ha sido más responsable y reactivo a retirar contenido ilegal que sitios populares extranjeros.

Dijo que el equipo presionaría para que saquen a la plataforma de la lista de bloqueos en su momento.

Today Bangladesh is in shock for the big fire in Old Dhaka (which killed more than 70 people), we will wait a bit, then we will mobilize for reversal of this order and increased support.

Hoy Bangladesh está conmocionado por el gran incendio de la Antigua Daca (en el que murieron más de 70 personas), esperaremos un poco, pero luego nos movilizaremos para que se revierta esta orden y tengamos más apoyo.

El bloqueo a Somewherein es probablemente resultado de algunos artículos de la plataforma que las autoridades han considerado “objetable”. Pero bloquear toda una plataforma, en la que hay miles de blogs independientes, es una respuesta desproporcionada al problema. Las autoridades bien pueden prensentar una queja ante la plataforma y pedir que se retire el contenido ofensivo específico.

Algunos esctores laicos asesinados en años recientes en Bangladesh. De la esquina superior izquierda: Faisal Arefin Dipan, Shafiul Islam, Oyasiqur Rahman Babu, Rajib Haider, Avijit Roy y Ananta Bijoy Das.

Actualmente, el bloqueo a Somewherein arroja sombras a lo que ha sido un espacio central para discusión y comentarios. También hace pensar en las olas de violencia política que ha llevado a ataques y luego cobrado la vida de más de 14 blogueros y activistas progresistas en Bangladesh desde 2013. Ha habido un notorio descenso de la tendencia a bloguear en este tiempo y otras plataformas de blogueo han sido cerradas.

Vigilancia de la moral en medios sociales

Hay fuertes indicaciones de que las autoridades también están vigilando las cuentas de medios sociales en busca de contenido “objetable”.

El 17 de febrero, la policia de Bangladesh citó a Sanai Mahbub, aspirante a actriz que llegó a los titulares locales en 2018 cuando se convirtió en la primera celebridad bangladesí que anunció que se había sometido a cirugía de aumento de senos. Publica conj frecuencia sugerentes selfies y videos en los que sale totalmente vestida en sus diferentes canales de medios sociales. Supuestamente, la policía exigió que retirar las imágenes provocativas de sus páginas de Facebook, Instagram y TikTok.

El bloguero indígena Kung Thang publicó en Facebook:

সানাই মেয়েটার দোষ কি বুঝলাম না৷ একটা স্বাধীন দেশের মানুষ নিজের মতো করে থাকতে পারবে না? কেউ ব্রেস্ট ইমপ্লান্ট করতে চাইলে করবে, লাইভে আসতে চাইলে আসবে— পছন্দ না হলে আমরা তার পেজে যাব না৷ বন্দুক তাক করে গণমানুষের ছোটখাট শখ ও ইচ্ছাগুলোকে খুন না করলে কি হয়?

No puedo entender cuál es la culpa de Sanai. ¿Una ciudadana de un país independiente no puede estar por su cuenta? Si alguen quiere hacerse un implante de senos y mostrarlo en Facebook live, puede – si no me gista, no veré su página. ¿Por qué derribar todos esos pequeños deseos de las personas comunes y corrientes?

Dos días después, el popular youtuber Salman Muqtadir fue citado por la policía después de que uno de sus más controvertidos videos musicales llamara la atención del ministro. Tiene más de un millón de suscriptotes en su canal y cerca de 1.6 millones de seguidores en Facebook.

En un vuelco total, Salman apareció en Facebook live para disculparse por el controvertido video. Dijo que vio el video, entendió que actuó mal y que apoyaba la “guerra” del ministro contra el contenido vulgar.

Dicho esto, las experiencias y la extensión del bloqueo a sitios como Somewherein y Google Books sugieren que la actual definición del Gobierno de “objetable” puede ir más allá de lo que muchos blogueros y usuarios de medios sociales imaginan.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.