¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Por primera vez en la historia de Brasil, una mujer indígena entra en el Congreso Nacional

UN/Screenshot

Joênia fue la primera mujer indígena en acabar la carrera de Derecho en Brasil. Imagen: Captura de pantalla de un video de United Nations Web TV

En 1997, Joênia Wapichana se convirtió en la primera mujer indígena de Brasil en obtener una licenciatura en Derecho. Once años después, fue la primera persona indígena que defendió un caso ante el Tribunal Supremo. Y en octubre de 2018, Joênia consiguió otra distinción cuando se convirtió en la primera mujer indígena elegida para el Congreso Nacional.

Un total de 8491 votos la hicieron acreedora uno de los ocho escaños destinados a su estado, Roraima. El único congresista indígena que ha habido antes en Brasil fue Mario Juruna, de la etnia Xavante, elegido en 1983.

Nacida en una tribu Wapichana, Joênia se trasladó a Boa Vista, capital del estado de Roraima, cuando tenía 8 años. Combinó sus estudios de Derecho con un trabajo en una oficina contable, y según dijo en una entrevista reciente, se graduó un año antes de lo esperado, con la quinta posición de su clase, y entre los hijos de la oligarquía de Roraima.

En diciembre de 2018, ya como congresista electa, Joênia ganó un premio de Naciones Unidas a los Derechos Humanos por sus destacados logros en la promoción de los derechos de los pueblos indígenas. Este mismo reconocimiento se les concedió en su momento a Nelson Mandela y a Malala.

Joenia Wapichana defiende una causa indígena en el Tribunal Supremo. Captura de pantalla de un video de YouTube/Tribunal Supremo de Brasil.

Encrucijada

Joênia hizo historia en 2008 cuando defendió el caso entablado por cinco grupos indígenas para que sus tierras fueran demarcadas oficialmente como Territorio Indígena, titularidad que confiere a los pueblos autóctonos derechos inalienables sobre sus territorios tradicionales.

El tribunal dictaminó a favor de los grupos indígenas, que ahora son dueños permanentes del Territorio Indígena más extenso de Brasil, las tierras de Raposa Terra do Sol, ubicadas en el estado de Roraima.

El entonces congresista Jair Bolsonaro insultó a un activista indígena que asistía a una vista pública en la Cámara de los Diputados sobre la demarcación de Raposa Terra do Sol. “Deberían salir y comer pasto para preservar sus orígenes”, dijo Bolsonaro en esa ocasión.

Poco después de su victoria electoral en 2018, Bolsonaro mencionó Raposa Terra do Sol de nuevo como ejemplo de territorio indígena cuyo potencial económico debería explotarse. Bolsonaro dijo a los periodistas:

É a área mais rica do mundo [em minerais]. Você tem como explorar de forma racional. E no lado do índio, dando royalty e integrando o índio à sociedade.

Es la zona más rica [en minerales] del mundo. Se puede explotar de forma racional. Y a los indígenas se les pagan los derechos y se integra al indio en la sociedad.

Hace diez años, luciendo pintura roja en el rostro, como es tradicional en su etnia, Joênia mezcló el portugués con su lengua nativa para recordar a los jueces que unos tres millones de dólares estadounidenses circulaban por esas tierras cada año sin afectar a la economía brasileña. “Se nos difama y discrimina en nuestras propias tierras” dijo.

Imagen: The Institute for Inclusive Security, CC 2.0

Un oponente formidable

Mientras se preparaba para tomar posesión de su escaño de diputada en la oposición al gobierno de Bolsonaro, Joenia dijo a varios periodistas del periódico nacional Folha de São Paulo:

Por que ele persegue tanto os povos indígenas? Qual é a razão de todo esse ódio e de querer retroceder tanto?

Temos turismo, medicinas tradicionais, uma vasta biodiversidade na Amazônia. A gente tem de mudar esse discurso de que somos empecilho ao desenvolvimento, que estamos prejudicando A ou B. Temos de fazer com que sejamos nós os protagonistas também.

¿Por qué [Bolsonaro] persigue tanto a los pueblos indígenas? ¿Cuál es la razón de todo ese odio, y de querer tal retroceso?

Tenemos turismo, medicinas tradicionales, una enorme biodiversidad en la Amazonía. La gente tiene que cambiar ese discurso de que somos un obstáculo para el desarrollo, que perjudicamos a A o a B. También nosotros debemos convertirnos en protagonistas.

Acción inmediata

El Congreso de Brasil se constituyó en febrero de 2019, y Joênia comenzó su legislatura como líder de su partido, Rede Sustentabilidade (“Red de Sostenibilidad”) en la Cámara de Diputados, la cámara baja del legislativo federal. Rede fue fundado por la exministra de Medio Ambiente Marina Silva, que pese a perder tres elecciones presidenciales consecutivas, es un nombre familiar en el activismo medioambientalista.

Tras el desastre de la presa de Brumadinho, tragedia que causó la muerte de 160 personas y destruyó toda vida en el río Paraopeba, Joênia presentó su primera propuesta de ley, que agrava los delitos medioambientales que afecten gravemente a ecosistemas, salud humana y vidas, y los cataloga como “delitos abominables”, infracción con penas mucho más severas.

El día anterior a la toma de posesión, la congresista declaró al diario Folha de Boa Vista, publicación de su estado, que la ley castiga las negligencias de las empresas privadas con el ambiente:

Nos preocupa a política governamental de enfraquecer ainda mais os mecanismos criados para defender o meio ambiente saudável, previsto em nossa Constituição, e os impactos sociais, como, por exemplo, o licenciamento ambiental, diante da falta de responsabilidade das empresas e do baixo poder de fiscalização do Estado.

Nos preocupa la política gubernamental de debilitar los mecanismos que se crearon para proteger un medio ambiente saludable, como se prevé en nuestra Constitución, y debilitar los impactos sociales que provocan. Por ejemplo, el proceso de concesión de licencias medioambientales, en el que las empresas no rinden cuentas y la escasa capacidad de control del Estado.

En una entrevista con la BBC, Joênia afirmó que su prioridad en el Congreso sería la demarcación de los territorios indígenas:

Se por um lado há meia dúzia de ruralistas, por outro há uma população de minorias que se sente representada por mim ali. É uma população que precisa de representação. A política velha é formada por pessoas que só pensam em benefícios individuais. Eu vou levar valores coletivos.

Si por un lado tiene media docena de ruralistas, por el otro está toda la población de minorías que se ve representada por mí. Es un grupo que necesita representación. La vieja política está hecha de gente que solo piensa en los beneficios individuales. Yo les traigo valores colectivos.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.