¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

En Hungría, Viktor Orbán despilfarra dinero en deportes militares y reconstrucciones históricas para impulsar el patriotismo

Man shooting an arrow with a bow.

Reconstrucción histórica en Budapest en 2016. Foto cortesía de kormany.hu, sitio web del Gobierno húngaro.

El Ministerio de Defensa de Hungría está destinando miles de euros a asociaciones deportivas y grupos de reconstrucciones históricas para inculcar una sensación de patriotismo en los jóvenes, revela un artículo de Atlatszo.hu, medio de investigación independiente.

El ministerio destinó un aumento a las ONG de 760 000 euros en 2014 a 5,6 millones de euros en 2018 (860 000 y 6,4 millones de dólares respectivamente). Pero mientras los fondos para sindicatos, veteranos, programas culturales y sociedades históricas siguieron estables, el presupuesto de las asociaciones deportivas se han multiplicado en ese periodo.

La Asociación Deportiva Militar, organización general que, entre otras cosas, enseña defensa personal y tiro deportivo, recibió 3,46 millones de euros (3,92 millones de dólares) desde su creación en 2017. El sitio web de la asociación dice que su objetivo principal es enseñar habilidades que son útiles en la “defensa de la patria”.

Las sociedades de reconstrucciones históricas, organizaciones de conmemoración y grupos de investigación de historia militar también recibieron subvenciones públicas –un total de 125 000 euros (142 000 dólares) en 2018, y 692 000 euros (784 000 dólares) en los últimos cinco años.

El enfoque del Ministerio de Defensa va de acuerdo con la estrategia de educación del primer ministro Viktor Orbán, cuyo gobierno ha reescrito el currículum nacional muchas veces para incluir entrenamiento militar e historia militar.

Recientemente, Orbán designó ministro de Defensa a István Simicskó como comisionado del Gobierno para educación patriótica, que estará a cargo de revisar el currículo para insertar, en sus propias palabras, una “identidad nacional saludable” en escolares.

En 2016, el Gobierno anunció que construirían 197 polígonos de tiro alrededor del país que costarán 81 millones de euros. En su momento, los críticos dijeron que Orbán estaba creando una “fuerza paramilitar masiva”.

Con el título de “Hungría: Un camino más llano a un mejor patriotismo”, el artículo de Anita Kőműves es parte de una investigación mayor de Vsquare.org sobre la militarización del patriotismo en los países de Visegrad (Hungría, Polonia, Eslovaquia y la República Checa). El artículo de Kőműves se basa en datos obtenidos directamente del Ministerio de Defensa de Hungría.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.