¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Rusia envía a funcionario implicado en escándalo de acoso sexual a Comisión de Condición de la Mujer 2019 de Naciones Unidas

Leonid Slutsky representó a Rusia en la reunión de invierno de la Asamblea Parlamentaria de la Organización para la Seguridad y Cooperación de Europa 2017 // Cuenta de Flickr de OSCE PA con CC2.0.

Rusia designó una delegación para la Comisión de Naciones Unidas 2019 sobre Condición de la Mujer, a llevarse a cabo en la sede central de Naciones Unidas en la ciudad de Nueva York del 11 al 22 de marzo —pero el líder de la delegación ha generado escepticismo.

Leonid Slutsky, integrante del partido populista de extrema derecha Liberal Democrático de Rusia (LDPR) en la Duma estatal, ha estado en el centro del escándalo desde marzo de 2018, cuando varias reporteras que trabajan en el Parlamento lo acusaron de acoso sexual.

Leonid Slutsky, parlamentario propenso a agarrar a las reporteras por la entrepierna, informará en Naciones Unidas sobre la condición de las mujeres en Rusia durante su viaje a Nueva York, pagado con dinero de los contribuyentes.

La delegación rusa incluye a cuatro mujeres que representan a los principales partidos en la Duma, la cámara baja del legislativo ruso. Leonid Slutsky (se pronuncia SLOO-tski, y no se le debe confundir con el entrenador de fútbol con igual nombre) ha sido legislador desde 2000 y ahora preside el comité de relaciones exteriores de la Duma. En ese puesto, debe representar a Rusia en diversas asambleas parlamentarias internacionales, y otras actividades y foros.

Aunque solamente tres mujeres salieron a acusarlo públicamente, se informa que hay más víctimas que no quisieron denunciarlo por temor a volver a pasar por el trauma o el deseo general de olvidar el incidente y quedar fuera de la historia.

Una de las denunciantes, Farida Rustamova de la BBC rusa, tenía una grabación de su encuentro con Slutsky. Durante una entrevista en su oficina de la Duma, Slutsky hizo varios comentarios impertinentes hacia Rustamova y luego procedió a tomarla por los genitales a pesar de las abiertas protestas de la periodista. Ella presentó una transcripción de la grabación ante el comité de ética de la Duma —que se negó siquiera a considerar la evidencia Slutsky y lo exculpó de toda mal acción.

Cuando se hizo que no se responsabilizaría a Slutsky por sus presuntas acciones en ningún modo, docenas de medios noticiosos independientes rusos declararon un boicot a la Duma, retiraron su cobertura y se comprometieron a retener toda información del Parlamento que no relacionada con el escándalo de acoso. Sin embargo, la protesta quedó en nada después, la mayoría de los medios retomaron sus informaciones, y algunos reasignaron a las periodistas que dijeron no sentirse seguras en los salones del Parlamento.

El sindicato independiente de periodistas y trabajadores de los medios presentó una petición con más de 700 firmas a la Asamblea Parlamentaria de la Organización para la Seguridad y Cooperación de Europa para exigir que la revocación de las credenciales de Slutsky. La respuesta que recibió fue que no dependía de la asamblea decidir quién representa a un país. Y como no hay ley en Rusia con la cual se pueda acusar a Slutsky de acoso sexual en el lugar de trabajo, es poco probable que cualquier otra organización internacional revise su acreditación. También es poco probable que una ley de ese tipo se apruebe pronto: solamente una legisladora de la Duma planteó la posibilidad de restablecer un proyecto de hace 15 años que penalizaría el acoso sexual en el lugar de trabajo, y no ha habido ningún progreso.

Cabe destacar que Oksana Pushkina, la única parlamentaria rusa que apoyó a otras mujeres que acusaron a Slutsky de acoso, no fue incluida en la delegación para la Comisión de Naciones Unidas 2019 sobre Condición de la Mujer. En cambio, se incluyó a Tamara Pletnyova del Partido Comunista, que apoyó abiertamente a Slutsky durante el escándalo. Pletnyova es conocida por sus opiniones conservadoras y ha hecho varios comentarios controvertidos recientemente. Aconsejó a las rusas que no tuvieran relaciones sexuales interraciales durante la Copa del Mundo 2018 y dijo que los gays estaban “enfermos” y que necesitaban que los “curaran” durante una entrevista en televisión nacional.

Rusia obtuvo 73.1 puntos de cien en el índice de desigualdad de género. Es el penúltimo de todos los países exsoviéticos, solamente supera a Uzbekistán.

Considerando los antecedentes nada buenos de Rusia en la protección de derechos de la mujer y en garantizar la igualdad de género, la designación de Slutsky como jefe de una delegación nacional a un foro global sobre la condición de la mujer solamente puede ser considerado un acto de cruel provocación.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.