¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Construcción abandonada de iglesia muestra la declinante influencia rusa en el norte de Macedonia

El lugar de la construcción de la Iglesia de la Santísima Trinidad, cerca del Hotel Russia y el complejo deportivo Jane Sandanski, todos proyectos de empresas de Samsonenko. Foto de Global Voices, CC-BY.

El imperio empresarial de un magnate ruso en el norte de Macedonia, construido sobre conexiones políticas con el anterior gobierno, parece desplomarse –al menos si se toma como indicación la construcción abandondada de una iglesia en la capital macedonia, Skopie.

Sergei Samsonenko, originario de Rostov sobre el Don en Rusia, tiene múltiples negocios en el país balcánico, desde lugares de apuestas a hoteles y empresas constructoras, aunque es más conocido por ser propietario del mayor equipo de fútbol de Macedonia, FK Vardar, y las versiones masculina y femenina del club de balonmano de Vardar. Samsonenko prometió venderlos en 2017, pero hasta ahora no cumple su palabra.

Su fortuna parece haber menguado desde que el partido político VMRO-DPMNE, respaldado por Rusia, perdió las elecciones en 2016 tras gobernar una década. El gobierno populista de derecha combinaba una forma particular de nacionalismo macedonio con una identidad cristiana ortodoxa. El partido está tan entremezclado con la Iglesia que su estatuto tiene incluso una cláusula que establece que, en caso de disolución, todas sus propiedades irían a la Iglesia ortodoxa macedonia — arzobispado de Ohrid.

Una investigación de Investigative Reporting Lab, medio macedonio que es parte de Proyecto de Información del Crimen Organizado y la Corrupción (OCCRP), red sin fines de lucro a nivel nacional, reveló que los negocios de Samsonenko tuvieron un auge después de que donó 1,8 millones de euros (más de dos millones de dólares) al arzobispado de Ohrid. Supuestamente, ese dinero financió la construcción de una iglesia de estilo ruso en la municipalidad de Aerodrom, en Skopie, la capital macedonia.

Pero según un informe del medio noticioso local Ako.mk, la construcción de la Iglesia de la Santísima Trinidad cesó en 2016 –poco después de que VMRO-DPMNE perdió las elecciones. Parece que los últimos ocupantes del lugar son dos perros guardianes que se pasaron varios días sin comida, y sus aullidos molestaron al vecindario. Sin supervisión, los ladrones se han llevado poco a poco el material de construcción restante.

Bendición que vale millones de dólares

Pedidos de donaciones con una maqueta de la iglesia inconclusa en el cercano Hotel Russia. Foto de Global Voices, CC-BY.

La ceremonia de primera piedra fue en enero de 2014. Asistió el embajador de Rusia y altos funcionarios gubernamentales macedonios, entre los que destacó el entonces jefe del Servicio Secreto, Sasho Mijalkov. Mijalkov es primo hermano del entonces primer ministro, Nikola Gruevski, considerado uno de los hombres más podersosos del régimen anterior.

Según Investigative Reporting Lab, poco después de la generosa donación de Samsonenko al Arzobispado de Ohrid, las autoridades locales le dieron una concesión de 35 años para reconstruir y administrar un centro deportivo público. El centro pasó a ser un nuevo hotel con el nombre de “Rusia”. La municipalidad facilitó la concesión con el cambio de leyes de zonificación, además exonerarlos de tributos comunitarios asociados con la construcción del centro deportivo, el hotel y la iglesia.

La investigación de Investigative Reporting Lab reveló que, en 2015, la empresa de Samsonenko que donó a la iglesia tuvo una ganancia de cerca 747 000 euros (cerca de 840 000 dólares). Y una investigación del medio independiente NovaTV durante el año sostuvo que parte del capital relacionado con las inversiones de Samsonenko pasó a empresas inactivas de Chipre y Belice, que a su vez estaban relacionadas con otros allegados al régimen.

La iglesia está ahora abandonada –igual que su sitio web, que no muestra noticias recientes y está lleno de partes inconclusas. Por cierto, el sitio web no incluye a Samsonenko en la lista de donantes. En cambio, cita al padre Metodij o Mefodii, sacerdote macedonio que vive en Rusia que se volvió una celebridad de internet brevemente en 2012 después de tratar (y fallar torpemente) de besar la mano de Vladimir Putin mientras estaban en cámara.

Lugar de la construcción de la Iglesia de la Santísima Trinidad en Skopie. Foto de Global Voices, CC-BY.

De otro lado, las investigaciones de corrupción del anterior partido gobernante, VMRO-DPMNE, que ha ayudado a que prosperen los negocios de Samsonenko, han tenido como resultado sentencias judiciales para varios políticos. Está incluido el ex primer ministro Nikola Gruevski, que huyó a Hungría en noviembre de 2018 para evitar una sentencia de dos años de prisión. su primo, el exjefe del Servicio Secreto, Sasho Mijalkov, fue sentenciado el 8 de marzo a tres años de prisión por fraude electoral.

Hasta ahora, Samsonenko no ha sido mencionado públicamente objetivo de las investigaciones. Vardar, el club de fútbol del que es propietario, evitó apenas la suspensión de la UEFA a fines de enero después de pagar deudas pendientes, incluidos pagos de nómina. En febrero, después de que el equipo sufriera una controvertida derrota, Samsonenko volvió a anunciar que vendería el club.

Con respecto al club de balonmano Vardar, en diciembre, Samsonenko dijo que seguirá como propietario hasta 2020. El equipo es campeón nacional y tiene buena posición internacional. Son campeones de la Liga Europea de Balonmano en la temporada 2016-17.

Los Vardar ultras, grupo de vándalos que apoya a VMRO-DPMNE, ha tenido un rol destacado en los disturbios de junio de 2018 tras la suscripción del acuerdo entre Grecia y Macedonia que permitió que este último se uniera a la OTAN y la Unión Europea en tanto cambiara su nombre a Macedonia del Norte.

Disturbios similares ocurrieron en Grecia después del acuerdo, pues ahí otro magnate ruso de Rostov, Ivan Savvidis, es propietario de un club de fútbol –en este caso, PAOK de Tesalónica. Otro reportaje de OCCRP sostiene que Savvidis financió a los macedonios que se oponen al cambio de nombre, que incluyen a los vándalos de fútbol que causaron disturbios en Skopie. Savvidis lo niega.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.