¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Afganas envían mensaje al Gobierno y al Talibán: “Queremos un lugar”

Los jirga de mujeres se llevan a cabo en provincias en todo Afganistán. Las fotos se usan con autorización de Mujeres Afganas por la Paz.

En los próximos mses, Afganistán organizará su primer consejo femenino nacional, en el que miles se reunirán para recordar al Gobierno y al Talibán que la muy ansiada paz es imposible sin su voz.

En las últimas décadas de guerra, las mujeres en Afganistán han pasado por una alarmante opresión que ha profundizado su aislamiento social y las ha vuelto políticamente cautelosas.

Las políticas contra la mujer llegaron a su máximo nivel al mando del Talibán, que tomó el poder a mediados de la década de 1990, para luego ser derrocado por una invasión liderada por Estados Unidos.

Los consejos jirga de mujeres se llevan a cabo en provincias en todo Afganistán. Las fotos se usan con autorización de Mujeres Afganas por la Paz.

Esa invasión llevó a victorias en educación universal, pero la mujer sigue amenazada por la inseguridad y la violencia.

Las cuotas para representación femenina en el legislativo no han cambiado en mucho la naturaleza de la cultura política afgana, en la que domina el hombre.

Ahora, una reaparición del Talibán en la mesa de negociación en Moscú y Doha ha puesto en riesgo hasta esos logros ya calificados.

El grupo sigue firme en su no reconocimiento del rol de la mujer en el espacio público y en el Gobierno afgano, con el que aún no ha tenido charlas directas.

Actualmemente, el Talibán prefiere hablar a Washington, Moscú y grupos selectos de políticos afganos. El grupo ha dicho que su posición en los derechos de la mujer va de acuerdo con la principal religión de Afganistán, el Islam, y es contrario al activismo por la igualdad de género.

Los jirga de mujeres se llevan a cabo en provincias en todo Afganistán. Las fotos se usan con autorización de Mujeres Afganas por la Paz.

Hacerse escuchar

Mientras tanto, afganas y activistas de derechos de la mujer de toda la sociedad se unieron y establecieron Mujeres Afganas por la Paz, movimiento de más de 15 000 integrantes provenientes de todas las 34 provincias.

El movimiento empezó en octubre de 2018 como una iniciativa compartida de la Red de Mujeres Afganas, el Ministerio de Asuntos de la Mujer, el Consejo Superior de Paz y la Oficina de la primera dama de Afganistán.

15 000 mujeres en todo el país se reunieron en 34 encuentros, uno en cada provincia, para hacer escuchar su voz, discutir qué significa la paz en su comunidad, cuáles son sus expectativas y cuáles son los costos de la paz.

En cada provincia, Mujeres Afganas por la Paz reunió a universitarias y trabajadoras gubernamentales, y también a mujeres letradas y analfabetas que buscan contribuir.

Juntas han expresado sus pedidos e ideas sobre la paz.

Los jirga de mujeres se llevan a cabo en provincias en todo Afganistán. Las fotos se usan con autorización de Mujeres Afganas por la Paz.

Los organizadores hablaron del rol de la mujer en el Gobierno y la sociedad, y expresaron maneras de tener un impacto positivo y hacer que las autoridades locales y nacionales la escuchen.

El primer objetivo es crear un consenso nacional de que no se debe olvidar a las afganas. Las mujeres deben participar en las conversaciones de paz y expresar sus pedidos y expectativas para el futuro del país.

Los jirga de mujeres se llevan a cabo en provincias en todo Afganistán. Las fotos se usan con autorización de Mujeres Afganas por la Paz.

Las conferencias ya se han realizado en provincias como Panjshir, Khost, Parwan, Baghlan, Ghazni y Logar, y seguirán en otras 28 provincias a lo largo de varias semanas.

Estos son los puntos destacados de la conferencia de la provincia de Khost:

  • La paz debe empezar desde las provincias fronterizas
  • La provincia de Khost es el corredor económico y político de Afganistán
  • A nivel distrital se debe incluir al pueblo en el proceso de paz
  • Es fundamental que se comprometan personas que están en contacto con las familias de insurgentes
  • Si la justicia social está vigente y se implementan las leyes, la paz vendrá
  • Dios y el Profeta, que la paz sea con él, y el pueblo quieren la paz
  • Se debe permitir que mujeres y niñas vayan a la escuela
  • Se debe aumentar la alfabetización femenina para que los niños crezcan apropiadamente
  • La mujer de hoy está consciente y los expertos religiosos no deben minar la importancia de los roles de la mujer
  • Se deben interpretar los dictados de la Sharia sobre mujeres apropiadamente
  • La paz empieza en la familia, luego en la comunidad y luego llega al Gobierno
  • La paz significa aceptar aceptar a unos y a otros y apoyar las acciones positivas del otro

En la conclusión de las conferencias, los participantes aprueban una resolución sobre las prioridades y problemas que enfrentan las mujeres.

Aunque no se ha fijado fecha para el jirga (consejo tribal) nacional, el encuentro promete reunir el trabajo de todos los grupos provinciales.

El trabajo a nivel provincial es importante. Aunque hay mujeres representantes en el Parlamento en Kabul, las goberandoras son poco frecuentes, al igual que la representación femenina. Para muchas mujeres en las provincias de frontera, estos jirgas han sido la primera oportunidad de participar en el proceso político y de hacerse escuchar.

Las mujeres en Ghazni afirmaron:

Peace does not mean just an end to the war, and no country can be successful in its national programs without the participation of women; therefore women must have a role in the social and political peace process.

La paz no significa solamente el final de la guerra. Ningún país puede tener éxito en sus programas nacionales sin la participación de la mujer; por tanto, la mujer debe tener un rol en el proceso de paz social y política.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.