¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Obligan a periodista rusa a renunciar por criticar a las autoridades de San Petersburgo en canal de Telegram

Maria Karpenko fue forzada a renunciar al periódico Kommersant por sus críticos comentarios acerca de Alexander Beglov, gobernador interino designado por el Kremlin, en San Petersburgo. // Perfil de Facebook de Maria Karpenko.

Maria Karpenko, reportera de Kommersant, uno de los principales periódicos de Rusia, dijo que fue forzada a renunciar después de que el editor en jefe del periódico la confrontara por el canal de Telegram que coadministra.

El canal de Telegram en cuestión, llamado Rotonda, es administrado por un grupo de reporteros de otros periódicos en San Petersburgo y se centra en la política local. Tiene cerca de 10 000 seguidores.

Karpenko escribió en Rotonda:

Привет, это Маша Карпенко, соавтор «Ротонды» и до сегодняшнего дня — корреспондент газеты «Коммерсантъ». Меня уволили: причиной стало недовольство Кремля и Смольного тем, что я пишу здесь и тем, как «Ъ» освещает избирательную кампанию Александра Беглова.

Объясняя причину увольнения, руководитель издательского дома Владимир Желонкин сообщил: то, что я пишу в «Ротонде», не соответствует редакционной политике «Коммерсанта». «Ротонду» он назвал «активизмом, несовместимым с журналистским статусом». Если не относить эти слова на счет критических замечаний «Ротонды» по поводу политики врио губернатора Петербурга Александра Беглова, единственное, что можно назвать активизмом — это настойчивые попытки добиться того, чтобы работа городского правительства была одинаково открытой для всех журналистов (которые я предпринимала в том числе от имени «Ъ» с согласия руководства). Такой активизм считаю не просто совместимым с журналистским статусом, но и неотъемлемой частью этого статуса.

Hola, soy Maria Karpenko, coautora de Rotonda y hasta hoy una corresponsal para el periódico Kommersant. Fui despedida: la razón fue el enojo del Kremlin y Smolny (ayuntamiento de San Petersburgo) por mis escritos aquí y mi cobertura de la campaña electoral de Alexander Beglov (gobernador interino de San Petersburgo) en Kommersant.
Para explicarme las motivaciones de mi despido, el director del periódico, Vladimir Zhelonkin, me dijo que lo que escribí en Rotonda está en desacuerdo con las políticas editoriales de Kommersant. Llamó a Rotonda un pedazo de “activismo incompatible con la condición de periodista”. Si ignoramos los comentarios críticos en Rotonda sobre las políticas del gobernador interino de San Petersburgo Alexander Beglov, mi única actividad que podría ser interpretada como activismo fueron los persistentes intentos de brindar acceso igualitario al ayuntamiento a todos los reporteros, campaña que conduje con el completo conocimiento y bendición de mis superiores en Kommersant. Considero que este tipo de activismo no solo consistente con mi condición de periodista, sino como una parte irrenunciable de esa condición.

Karpenko se refiere a una serie de incidentes en donde el gobierno de San Petersburgo permitió asistir a sus sesiones informativas a la prensa solo a reporteros de periódicos que ellos controlaban o que fueran leales a las autoridades de la ciudad, mientras ponían en la lista negra a medios de comunicación que los critican.

Luego escribió que Zhelonkin no pudo elaborar la idea él solo, dijo que obviamente lo presionaron para despedirla por sus artículos críticos y publicaciones en las redes sociales, probablemente alguien en la administración de San Petersburgo o incluso del Kremlin.

Vladimir Zhelonkin fue a la estación de radio Eco de Moscú para comentar las acusaciones de Karpenko:

Мария Карпенко работала в двух медиа и выбрала работу в одном из них. Её поставили перед выбором и она выбрала. По нашим правилам работать в двух медиа нельзя. Я думаю, что это в трудовом соглашении прописано. Расстались мы по соглашению сторон. Я прочитал её пост [в Телеграме]. Я ей про администрацию президента точно ничего не говорил.

Maria Karpenko worked at two media outlets at the same time and chose to work for one of them [referring to Rotonda] instead. She was given a choice and she made it. Our charter prohibits working for two publications at the same time. This must be written into her contract. We parted ways by mutual agreement. I read her [Telegram] post. I’m sure I haven’t told her anything about the president’s administration.

Maria Karpenko trabajó en dos medios de comunicación al mismo tiempo, en cambio eligió trabajar para uno [refiriéndose a Rotonda]. Se le dio la opción y eligió. Nuestro estatuto prohíbe trabajar para dos periódicos al mismo tiempo. Esto debe estar escrito en su contrato. Su contrato terminó por mutuo acuerdo. Leí su publicación (en Telegram). Estoy seguro de que no le he dicho nada sobre el gobierno del presidente.

Otros reporteros dudaron de la versión de Zhelonkin, aunque las reglas de Kommersant prohíben trabajar en dos lugares, se aplican de manera desigual, como fue demostrado por Andrey Kolesnikov, reportero estrella de Kommersant del equipo del Kremlin:

Es interesante cómo funcionan las cosas en Kommersant: Maria Karpenko perdió su trabajo por dirigir un canal de Telegram al mismo tiempo que su trabajo diario, mientras Andrey Kolesnikov sigue trabajando ahí, a pesar de que tambien es el editor en jefe de la revista Russian Pioneer. A él se le permite tener dos trabajos sin consecuencias.

Karpenko dio una breve entrevista a Besposchadny Piarschik (El implacable doctor Spin), canal de Telegram dedicada a medios de comunicación y la industria de relaciones públicas, donde cuestionó la declaración de Zhelonkin sobre la elección que supuestamente tuvo Karpenko. Ella explicó que simplemente se le informó que sus servicios en Kommersat ya no eran requeridos.

Tambien hizo hincapié en que había escrito una serie de artículos críticos sobre la administración de la ciudad y nunca sintió ninguna presión por parte de sus superiores para moderarlos. Karpenko dijo que, según ella, la directiva de Kommersant estaba bajo presión, en un escenario que finalmente condujo a su despido.

En 2018, Alexander Beglov, de 62 años, fue nombrado gobernador interino de San Petersbungo, después de la dimisión de Grigory Poltavchenko. Beglov no es popular entre los habitantes de la ciudad, especialmente después del invierno de 2018-2019 cuando las autoridades de la ciudad no lograron despejar las calles de la nieve y el hielo, pero el Kremlin no ha ocultado sus preferencias para las elecciones previstas para septiembre de 2019.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.