- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Ciclón Idai en Mozambique: Ciudad de Beira, de 500 000 habitantes, quedó casi sumergida

Categorías: África Subsahariana, Mozambique, Desastres, Medio ambiente, Medios ciudadanos, Respuesta humanitaria, Conversaciones para un Mundo Mejor
[1]

Escenario después del ciclón en Beira. Foto de Juliano Picardo (19.03.2019), usada con autorización.

El paso del ciclón Idai por el sur de África entre los días 15 y 19 de marzo ya ha dejado más de 350 muertos y más de dos millones de personas sin hogar en toda la región al sur de África, concretamentente en Zimbabue, Malaui y Mozambique. Este último es uno de los países más afectados.

El ciclón de categoría 4 se formó el día 4 de marzo en el canal de Mozambique y entró al continente africano por la ciudad de Beira [2], la segunda mayor de Mozambique, con más de 500 000 habitantes. Vientos de 180 a 220 km/hora fueron registrados y una cantidad de lluvia superior a 160 milímetros provocó inundaciones súbitas.

El número de decesos en Mozambique confirmados hasta ahora sobrepasa los 200, según el Gobierno, pero se sospecha que sea mucho mayor. Más de 350 000 mil personas están en “estado de riesgo permanente”, también según las estimaciones del Gobierno. Beira puede haber quedado con el 90 % de su infrastructura destruida, de acuerdo  [3]a la Cruz Roja, que describe el impacto como “terrible”. También han sido afectadas las provincias de Manica, Tete, Zambézia e Inhambane.

El balance indica la destrucción de 23 000 casas, 616 aulas, 30 unidades sanitarias, puentes y otras infraestructuras públicas y privadas, cortes en el abastecimiento de electricidad, devastación de cultivos agrícolas que ha afectado a un total de 274 131 hectáreas, además de la caída de torres de telecomunicaciones, lo que deja a la región centro con déficit de comunicaciones telefónicas y de internet.

El Idai es el ciclón más violento que ha sufrido el territorio mozambiqueño desde 2000 [4]. Naciones Unidas admite que el desastre provocado por Idai puede ser el peor hasta el momento [5] en el hemisferio sur.

En la noche del martes 19 de marzo, el Gobierno de Mozambique decretó estado de emergencia y duelo nacional de tres dias. Aunque las lluvias torrenciales y los vientos estaba previstos [6], no se esperaba la magnitud del impacto de la calamidad, que hizo que el presidente Filipe Nyusi, redujese [7]la visita de Estado que hacía al Reino de Eswatini.

[8]

Situación después del ciclón en Beira. Foto de Juliano Picardo (19.03.2019), usada com autorización.

“Es un verdadero desastre de grandes dimensiones”, así describió [9] Nyusi la situación en un discurso a la nación en directo por el canal de televisión nacional, Televisão de Mocambique.

En el distrito de Nhamatanda, en Sofala, se registraron desborde de ríos debido al aumento del caudal de agua en las Bacias do Búzi y Púnguè, según anunció Nyusi después de sobrevolar las zonas más afectadas:

As águas dos rios Púngoè e Búzi transbordaram fazendo desaparecer aldeias inteiras e isolando comunidades, vêem-se corpos a flutuar, e estradas totalmente cercadas pelas águas

El agua de los ríos Púngoè y Búzi se desbordan y hace desaparecer aldeas enteras y aísla comunidades. Se ven cuerpos flotando y carreteras completamente cercadas por el agua.

“Está todo destruido”, añadió [10] el ministro de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Celso Correia.

“La fuerza brutal del agua fue tal que acabó destruyendo lo que para nosotros era impensable que se destruyera”, comentó [11] el Ministro de Obras Públicas, Vivienda y Recursos Hídricos, João Machatine, sobre la destrucción de la novísima Estrada Nacional nº 6, inaugurada a finales de 2018, que unía el puerto de Beira con el interior [12], cuya plataforma Machatine, según dijo, tenía una “consistencia que debía resistir a cualquier tipo de intemperie”.

El portavoz del Programa Mundial de Alimentación, Hervé Verhoosel, dijo [13] a AFP que no piensa que el “mundo se haya dado cuento de la dimensión del problema”.

El martes 19 de marzo, se halló en un río de la provincia de Mania 10 cuerpos de personas que intentaban cruzar para huir de las intensas lluvias. En el mismo día, varias personas continuaban refugiadas en edificios y pedían ayuda en Buzi:

Imágenes tomadas esta mañana en el distrito de Buzi por el equipo del Instituto Nacional de Gestión de Desastres. Equipos de rescate están realizando búsquedas con el apoyo de Naciones Unidas.

Grupos de rescate dan cuenta [17] de niños agarrados a árboles, que cuando cedían por el cansancio eran arrastrados por la corriente.

Ayuda humanitaria

Para minimizar el sufrimiento de las poblaciones desalojadas, diversos equipos nacionales e internacionales están en las zonas afectadas prestando asistencia a las víctimas que, a pesar del paso del ciclón, continúan sufriendo lluvias fuertes. Esto dificulta la llegada de ayudas, como contó [18] a DW África el portavoz del Instituto Nacional de Gestión de Desastres, Paulo Tomás:

Os nossos armazéns ficaram destruídos. Há necessidade de fazer a assistência alimentar via ponte aérea para alguns locais onde não há transitabilidade via terrestre. Há dificuldades também na comunicação com alguns pontos. Estas é que são as maiores dificuldades neste momento. E a cidade da Beira está sem energia, logo não há água disponível.

Nuestros almacenes fueron destruidos. Hay necesidad de realizar la asistencia alimenticia mediante puente aéreo para algunos lugares donde no se puede transitar por vía terrestre. Hay dificultades también en la comunicación con algunos puntos. Estas son las mayores dificultades en este momento. Y la ciudad de Beira está sin energía, y por lo tanto, no hay agua potable disponible.

Frente a la inaccesibilidad de las vías terrestres, India decidió desviar [19] tres barcos hacia la ciudad portuaria de Beira, para prestar asistencia inmediata y auxiliar a los afectados. Los barcos llevan alimentos, ropa y medicamentos, además de tres médicos y cinco enfermeros para prestar asistencia médica inmediata.

Sudáfrica envió [20] más de cien buzos reforzados con tres helicópteros para rescatar a las familias que se encuentran aisladas debido al aumento del caudal de los ríos de Búzi y Púnguè. Verhoosel, que coordina la respuesta humanitaria de Naciones Unidas en Mozambique, hizo un llamado [21] para la recaudación de cerca de 40 millones de dólares juntos a los demás colaboradores.

La Unión Europea disponibilizó [22] 168 000 dólares a la Cruz Roja de Mozambique, mientras Cáritas Portugal, organización de la iglesia Católica en Portugal para caridad social, anunció [23] el envio de 28 000 dólares. La pertrolera Anadarko se ha comprometido [24] a donar 200 000 dólares.

[25]

Beira tras el ciclón. Foto de Juliano Picardo (19.03.2019), usada con autorización.

Francia decidió enviar 60 toneladas de material (3000 equipos de reconstrucción de habitats y 6000 tiendas de campaña), mientras que la ONG francesa Télécom Sans Frontière permitió el restablecimiento de la comunicación por internet en el aeropuerto de Beira con móviles satelitales, con lo que aseguró el funcionamiento de las operaciones de socorro.

Un avión con ayuda alimenticia de Naciones Unidas aterrizó el domingo 17 de marzo en la ciudad de Beira, con 22 toneladas de galletas enriquecidas para alimentar a 22 000 personas por tres días:

Respuesta al ciclón Idai en Sofala: el Programa Mundial de Alimentación envió cuatro toneladas de galletas energéticas hoy para ayudar a las personas que se quedaron atrapadas en el distrito de Nhamatanda después de que las crecientes inundaciones explotaron una represa importante el sábado. Es parte de 20 toneladas transportadas por vía aérea a Beira el domingo a partir del Depósito de Respuesta Humanitaria en Dubái.

En las redes sociales, ya son varios los llamados y recaudaciones de fondos organizados por los propios mozambiqueños para ayudar a las víctimas del ciclón Idai, como este del puerto de Maputo:

Puerto de Maputo anuncia barco para transporte de ayuda humanitaria para víctimas de Idai. Pedimos que los bienes se entreguen lo antes posible, entre las 7:30 y las 16:00 horas en la Terminal de Cabotaje de Porto (acceso por la avenida Mártires de Inhaminga).