¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Censurados en WeChat: El escándalo de la evasión fiscal de la megaestrella china Fan Bingbing — y su desaparición

Fan Bingbing and Hugh Jackman at X-Men Singapore Gala Premiere in 2014. Photo by Avery Ng (CC BY-SA 2.0)

Con más de 1082.5 millones de usuarios individuales, junto con más de 20 millones de cuentas públicas registradas, WeChat tiene la mayor cantidad de usuarios nacionales y la cobertura más extensa de todos los medios sociales de China. Por tanto, se he convertido en un componente fundamental del riguroso régimen de censura de China.

En 2017, nuestro equipo de la Universidad de Hong Kong elaboró un sistema técnico de “raspado” de sitios web para estudiar la censura en las páginas de WeChat que son accesibles al público. A lo largo de 2018, rastreamos más de 4000 cuentas públicas sobre noticias diarias y guardamos publicaciones censuradas en una base de datos accesible al público, WeChatscope. Este artículo es parte de una serie en asociación con Global Voices.

Uno de los principales temas censurados en nuestra base de datos WeChat 2018 fue la megastrella china Fan Bingbing.

La actriz de cine y televisión desapareció luego de las acusaciones de que había engañado a las autoridades para evitar pagar impuestos por las ganancias de la película Teléfono celular 2. Tres meses después, reapareció y la multaron con el equivalente a 129 millones de dólares por evasión fiscal. Luego ofreció una disculpa pública en la que admitió su delito y atribuyó su éxito profesional al Estado y el partido.

El caso de Fan pone de manifiesto la importancia del sector del entretenimiento como un gran frente para la lucha ideológica en China. En años recientes, las autoridades de propaganda han alentado a las emrpesas productoras a realizar películas patrióticas y presionado a las celebridades del sector a mostrar su patriotismo en Weibo.

Pero es difícil “domar” a directores y celebridades galardonados que tienen fuerte presencia en el mercado cinematográfico internacional. A Fan se la veía como una celebridad que no se podía tocar, pero esta idea quedó destrozada con su desaparición. Con el ataque a Fan, las autoridades chinas lograron demostrar que nadie en el sector está exoinerado de su “responsabilidad social”.

Desaparición censurada

En ese tiempo, las publicaciones en WeChat que especulaban sobre su paradero eran censuradas y Fan era ridiculizada con retórica oficial del Estado.

Fan se volvió tema candente en medios sociales después de que el expresentador de Televisión Central Cui Yongyuan informó que ella había firmado un contrato llamado “yin-yang” en mayo de 2018. Cui obtuvo copias de dos contratos que Fan había firmado para Teléfono celular 2. Uno era por 1.56 millones de dólares, y el otro era de 7.8 millones de dólares. Fan solamente había declarado el primer contrato a las autoridades fiscales. Luego, la oficina de Fan dio a conocer una declaración en la que acusan a Cui de insinuación y difamación.

El término “contra yin-yang” se refiere a la existencia de dos contratos. Uno es un contrato “oficial” de la tarifa del actor con fines de información tributaria. El otro contiene las ganancias reales, que suelen ser más altas que el contrato oficial.

Después de la revelación de Cui, los rumores y discusiones sobre Fan y el sector del espectáculo se difundieron rápidamente en medios sociales.

Como el incidente seguía en curso, las autoridades chinas anunciaron hacia fines de junio de 2018 planes de poner un límite a los pagos de los actores y restringir la compensación a los actores al 40 % del total de costo de producción de una película o programa, como para reprimir la evasión tributaria y el “culto al dinero” en el sector.

Las especulaciones sobre la desaparición de Fan aumentaron en medios sociales, pero fueron censurados rápidamente. China Digital Times obtuvo evidencia de que, durante el mismo periodo, las autoridades de propaganda dieron instrucciones a las empresas de medios sociales de censurar todas las menciones a las acusaciones tributarias contra Fan Bingbing.

Hasta las publicaciones promedio que especulaban sobre la condición de Fan fueron borradas. Por ejemplo, un artículo titulado “Autoridades policiales intervienen para investigar el caso del ‘contrato yin-yang’, Fan Bingbing y su hermano están impedidos de salir del país” (警方介入阴阳合同案 ,范冰冰姐弟被限制出境) se publicó el 28 de julio y quedó borrado el mismo dia. Discusiones relacionadas en medios sociales también fueron censuradas.

No ha habido explicación oficial de lo que ocurrió con Fan durante los meses de su desaparición.

Celebridades y responsabilidad social

Dos meses después de la desaparición de Fan, una encuesta de la Universidad Normalista de Pekín y la Academia china de Ciencias Sociales destacaron que solamente nueve de cien personalidades de televisión y cine eran “socialmente responsables” y Fan Bingbing se ubicaba en el lugar más bajo de los cien.

Los portavoces del Partido Comunista Chino a menudo han usado el concepto de “responsabilidad social” para criticar a celebridades por no seguir el liderazgo del partido. En un foto de 2013, La Oficina Estatal de Información de Internet dijo a las celebridades de Weibo que respaldaran su responsabilidad social y que dieran mensajes más positivos y constructivos en medios sociales. A esto le siguió una serie de arrestos y procesos arbitrarios por “difundir rumores” en línea.

El resultado de la encuesta de responsabilidad social parece haber tenido la intención de dar nueva forma a la opinión pública sobre el rol de las celebridades en la sociedad, y preparar el terreno para la reaparición pública de Fan Bingbing.

El 3 de octubre, el medio estatal Xinhua informó que a Fan Bingbing se le había ordenado pagar 884 millones de yuan (más de 138 millones de dólares) en tributos y multas vencidas. Otro editorial de ese medio enfatizó que “todos son iguales ante la ley, no hay ‘superestrella’ ni ‘ricos y poderosos’, nadie puede pasar por alto la ley y esperar tener suerte”.

Ese mismo día, Fan reapareció en medios sociales con una carta de discupa por no haber podido “corregir las relaciones entre los intereses del Estado y la sociedad y los míos”. Destacó:

There would not be today’s Fan Bingbing if there have not been the good policies of the party and the state, in addition to the support of the audience…I want to assure everyone that after this rectification, I would play with the rules, abide by the law and take my responsibilities seriously.

No habría una Fan Bingbing hoy si no fuera por las buenas políticas del partido y el Estado, además del apoyo del público… quiero garantizar a todos que después de esta rectificación, cumpliré las reglas, observaré la ley y tomaré mis responsabilidades en serio.

La noticia de la penalidad por la evasión fiscal de Fan y su disculpa hicieron que “Fan Bingbing” se convirtiera en el tema más comentado en medios sociales y motores de búsqueda. Pero muchos usuarios chinos de medios sociales no estuvieron satisfechos con el resultado. Como se esperaba, a sus seguidores les entristeció ver a su ídolo humllada públicamente. Otros criticaron el castigo, pensaron que era muy leve.

Contienen criticas públicas

De nuevo, las autoridades de propaganda intervinieron para contener las expresiones políticas y críticas públicas. Las publicaciones que sugerian que el incidente de Fan Bingbing fue impulsado por el Estado fueron eliminadas de WeChat. Por ejemplo, el artículo “Celebridades como Fan Bingbing estaban perplejas. El Estado ha tomado acción; Cui Yongyuan ataca fuerte. ¡Se acerca una tormenta mayor!” (范冰冰们傻眼!国家动手,崔永元出拳,更大风暴到来了!) se publicó el 9 de octubre y borrado el 12 de octubre.

Además, también se borraron las publicaciones que decían que las penalidades era muy leves. “¿Cómo es que Fan Bingbing está libre de una sentencia en prisión? Nueve reglas ocultas en la ley penal. Lectura imprescindible” (范冰冰不用坐牢了?刑法九大潜规则,不看肠子都悔青) se publicó el 4 de octubre y fue borrado el 5 de octubre.

Luego del anuncio de la sanción de Fan, se inició una campaña para recuperar todos los impuestos atrasados en la industria del entretenimiento. La Administración Tributaria Nacional enfatizó que las celebridades enfrentarían proceso penal si no pagaban los impuestos atrasados hasta el 31 de diciembre de 2018.

En total, el incidente de Fan Bingbing, las pautas de presupuesto de producción de junio y la encuesta de responsabilidad social parecen sugerir que las autoridades de propaganda estaban tratando de hacer que la actriz fuera un ejemplo en medio de la investigación de evasión tributaria, en un intento de dejar en claro el liderazgo del Partido Comunista Chino en el sector del entretenimiento.

Desde sus disculpas. Fan Bingbing ha dedicado claramente más atención a sus “responsibilidades sociales”. En noviembre, después del discurso de la directora taiwanesa Fu Yue en los premios Caballo Dorado, en el que dijo que la mayor esperanza para “nuestro país” debía ser considerado una “entidad taiwanesa independiente” –en referencia al movimiento de Taiwán por la independencia de China continental– Fan Bingbing fue la primera celebridad que publicó un texto patriótico en respuesta.

La actriz difundió una publicación publicada por la Liga Juvenil Comunista de China en Weibo, en el que decía: “No puede faltar ni una mancha de China”.

Lee más en nuestra serie de Censurados en WeChat.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.