- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Masacre de Christchurch saca lo mejor y lo peor de la humanidad

Categorías: Oceanía, Australia, Nueva Zelanda, Turquía, Etnicidad y raza, Libertad de expresión, Medios ciudadanos, Migración e inmigración, Periodismo y medios, Relaciones internacionales
NZ Prime Minister Jacinda Ardern [1]

Jacinda Ardern, primera ministra de Nueva Zelanda – Foto cortesía de Newsline de la municipalidad de Christchurch /Kirk Hargreaves (CC BY 4.0). Detalle del original.

La masacre de 50 personas que rezaban en dos mezquitas de Christchurch ha tenido una respuesta sin precedentes en los medios tradiciones y medios sociales en Nueva Zelanda y Australia. Conmoción, indignación y tristeza llegaron con mucho debate sobre el autor y las causas de esta clase de crímenes de odio.

Nueva Zelanda de luto

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, ha recibido elogios por su rol después de los tiroteos, ocurridos el viernes 15 de marzo de 2019. Se le ha visto como una líder unificadora por la compasión que ha demostrado y su rápida acción en normas sobre armas [2]. El periodista neozelandés David Farrier reconoció en Twitter:

[Me siento[ increíblemente animado por el liderazgo de Jacinda Ardern en Nueva Zelanda. Por liderar el cambio y endurecer nuestras leyes de armas, por su empatía y compasión – gracias.

Ardern también ha tomado una posición fuerte [5] sobre el hombre que ha sido acusado:

He is a terrorist. He is a criminal. He is an extremist. But he will, when I speak, be nameless. And to others, I implore you: speak the names of those who were lost rather than the name of the man who took them. He may have sought notoriety but we, in New Zealand, will give nothing — not even his name.

Es un terrorista. Es un extremista. Pero cuando hable, quedará sin nombre. Y a los demás, les imploro: mencionen los nombres de quienes perdimos en vez del nombre que tomó sus vidas. Tal vez buscaba notoriedad, pero en Nueva Zelanda, no le daremos nada — ni siquiera su nombre.

El presunto pistolero es un ciudadano australiano.

El Gobierno de Nueva Zelanda ha pedido una investigación del ataque. Muchos neozelandeses han cuestionado a la incapacidad de sus autoridades al detectar o reducir el crecimiento de extremistas de derecha como los supremacistas blancos. Noticas de que la Agencia de Seguridad e Inteligencia no ha terminado su plan [6] para combatir el extremismo de extrema derecha ha renforzado esta opinión.

Medios bajo el microscopio

Ha habido considerable crítica al rol de los medios convencionales antes y después de los terribles acontecimientos. Muchos creen que algunas secciones han sido cómplices en fomentar un clima de temor hacia los inmigrantes musulmanes:

Christchurch y los medios.
———
Qué se puede hacer ante el torrente cotidiano de los medios convencionales –impresos, transmitidos y digitales. Algunas de nuestras mejor pagadas personalidades de alto perfil están llenos de apoyo exagerado de sus productores y editores, como ha sido hace años.

La transmisión de partes del video en vivo del asesino además de la publicación de citas de su llamada manifiesto también ha generado mucha condena.

Facebook ha sido muy criticado por su falta de acción por la transmisión en vivo, que estuvo durante 17 minutos antes de que lo retiraran. Ha habido llamados para un boicot publicitario, como informó [10] Newshub NZ:

New Zealand businesses are pulling advertising from Facebook in the wake of the Christchurch terror attack.

They are calling for global support as pressure mounts on the social media giant to make changes to its livestreaming feature.

Las empresas de Nueva Zelanda están retirando publicidad de Facebook luego del ataque terrorista en Christchurch.

Están pidiendo apoyo global mientras aumenta la presión en el gigante de medios sociales para que haga cambios a la función de transmisión en vivo.

El programa Mediawatch de la Corporación Australiana de Radiodifusión tuvo un mordaz análisis [11] de los roles de los medios tradicionales y los medios sociales en la cobertura de la masacre.

Libre expresión contra discurso de odio

También se reinició un debate sobre el derecho a la libre expresión:

“No toda la libre expresión es igual”, miles en Melbourne ofrecemos nuestro amor y apoyo a Christchurch y a ambas comunidades musulmanes – pero advertimos a nuestros medios sobre dar una plataforma al odio. Ellos son nosotros.

El Gobierno australiano bloqueó una visa [18] para Milo Yiannopoulos, personalidad de extrema derecha, por segunda vez por sus “terribles” comentarios por la masacre. Esto siguió a un cambio de actitud [19] por la presión de los defensores de la libre expresión.

Rabia en Australia

Fraser Anning, controvertido senador de derecha australiano generó un escándalo cuando culpó a la inmigración musulmana por la matanza. En un comunicado de medios con su memebrete, Anning sostuvo:

[…] what it highlights is the growing fear within our community, both in New Zealand and Australia, of the increasing Muslim presence.

[…] the real cause of bloodshed on New Zealand streets is the immigration program […]

[…] lo que se destaca es el creciente temor dentro de nuestra comunidad, en Nueva Zelanda y Australia, de la creciente presencia musulmana.

[…] la verdadera causa del derramamiento de sangre en las calles de Nueva Zelanda es el program de inmigración […]

De nuevo, Fraser Anning ha invocado mi religión en su retórica cruel, inhumana y teológicamente enferma sobre los musulmanes. Esto es discurso de odio y se debe denunciar como vil e inestable. No es adecuado para liderar.

Fue muy criticado, pero la acción [22] de un muchacho de 17 años en una actividad antimigratoria el domingo 17 de marzo, dos días después de la masacre, captó atención en todo el mundo. #EggBoy [23] [o #eggboi] le rompió un huevo en la cabeza. La respuesta de Anning fue darle un puñetazo y personas de la multitud ahorcaron y patearon al muchacho. Rápidamente, fue elevado a la condición de héroo, hasta con murales en Melbourne:

Murales de Eggboy. Es un verdadero héroe por acá.

Egg Boy recibió atención internacional:

El viernes, era simplemente otro escolar australiano. Al final del fin de semana, Will Connolly, de 17 años, era una sensación internacional. EggBoy, el travieso que lanzó mil (más o menos) memes.

Sin embargo, no todos estaban preparados para disculpar sus acciones:

¿Cuál es la diferencia entre el comportamiento de Egg Boy de los perpetradores indiscriminados de violencia y muerte? No se debe alentar a Egg Boy. No es un héroe.

Para el 21 de marzo, se habían recaudado 70 000 dólares australianos [50 000 dólares estadounidenses] por medio de colaboración colectiva [32] para sus posibles gastos legales. Donará la mayor parte del dinero a las víctimas de Christchurch.

Guerra de palabras con Turquía

De otro lado, se inició un pleito político [33] por comentarios “provocadores” del presidente turco Erdogan durante un discurso electoral. Aparentemente, sugirió que las personas con sentir antimusulmán que asista a las conmemoraciones en Gallipoli [34] de los ANZAC, cuerpos del ejército australiano y neozelandés, regresarán en tumbas, como sus predecesores en la Primera Guerra Mundial.

El primer ministro australiano, Scott Morrison, tuvo una fuerte reacción [35] y dijo que todas las opciones diplomáticas estaban en la mesa. El líder opositor Bill Shorten también reprochó a Erdogan. El Gobierno de Nueva Zelanda ha sido más reservado en su respuesta. El ministro de Asuntos Exteriores abordaría el asunto en su visita a Turquía en los próximos días.

Morrison no recibió apoyo ciego en casa. Este tuit es apenas uno de varios que los acusaban de antecedentes de usar el extremismo musulmán con fines políticos:

Erdogan está equivocado, pero esto es lo que ocurre cuando 1. tienes un Gobierno australiano que ha tenido una política de doble moral sobre el racismo y la islamofobia durante años, y 2. apoyas el populismo basado en la fe (de lo que Morrison y Erdogan son ejemplos).

Parece que el Gobierno turco se está retractando pues sostienen que a Erdogan lo han sacado de contexto [35].

Neozelandeses dan muestras de unidad

En amplio contraste con algunas discusiones en Australia, los neozelandeses han mostrado un espíritu unificador, ejemplificado por estos bailes espontáneos de haka de estudiantes de Christchurch: