¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Liberen a Serikjan y la larga sombra de los campos de Xinjiang en el vecino Kazajistán

Serikjan Bilash da un discurso en la oficina del colectivo Ata-Jurt. Captura de video publicado por el canal del grupo en YouTube, 2 de febrero.

El activista Serikjan Bilash, radicado en Kazajistán, ha ayudado a más de mil kazajos a defender a sus seres queridos que están detenidos o desaparecidos en la vecina región china de Xinjiang, en medio de la represión del Gobierno chino contra las minorías étnicas y religiosas.

Y desde su dramático arresto por la policía kazaja el 11 de marzo por sospechas de incitar el “odio interétnico” le han devuelto el favor.

A comienzos de marzo, los kazajos hicieron videos para exigir la liberación de Bilash, cuya organización ha convertido al país de Asia Central en centro de atención de informes internacionales del opresivo impulso de “reeducación” de Pekín en Xinjiang. A continuación, un video típico con su traducción.

Querido (presidente) Nursultan Nazarbayev, todo el pueblo kazjo depende de usted. Hay kazajos sufriendo de represión injustificada en China. Esta situación dura ya más de tres años. Al comienzo, había grandes frustraciones. Pero Serikjan nos enseñó cómo escribir nuestros reclamos legalmente. También la llamado más atención de la comunidad internacional. En resumen, me gustaría que le diera la libertad.

Actualmente hay cerca de 400 videos que piden su liberación, muchos tienen más de mil visualizaciones. La mayoría está dirigida al hombre fuerte de Kazajistán, el presidente Nursultan Nazarbayev, de 78 años.

¿Represión de quién?

La mayor parte de los informes sobre el arresto de Bilash el 11 de marzo se centró en el “largo brazo” de China y su potencial para presionar a su vecino de Asia Central que depende de China para comercio e inversión. Aunque Bilash fue arrestado y retenido por autoridades kazajas el 11 de marzo, una corte de Astaná, la capital del país, lo puso bajo arresto domiciliario al día siguiente.

Hay buenas razones para creer que China ha quedado avergonzada por Bilash y su organización informal, conocida como Ata-Jurt.

La campaña de Ata-Jurt, que se centra mayormente en la población de etnia kazaja de más de 1.5 millones en Xinjiang, ha hecho mucho para revelar los trabajos internos del estado policial ahí.

Expertos de Naciones Unidas han estimado que un millón de minorías étnicas y religiosas –sobre todo uigures, pero también kazajos, kirguisos y hui– pueden ser internadas en instalaciones al que el Partido Comunista Chino recientemente se refirió optimistamente como “parecidos a internados”.

Ata-Jurt ha animado a parientes cuyos seres queridos están desaparecidos o detenidos en Xinjiang y personas que han pasado por “reeducación” a que cuenten sus experiencias.

Gene Bunin, curador de la base de datos de víctimas en inglés, estima que Ata-Jurt ha publicado al menos 3000 testimonios en video producidos por 2000 diferentes testigos.

A su vez, las entrevistas de Bilash, han sido incluidas en docenas de reconocidos medios de comunicación, que informaron de su arresto. Esos informes generaron un aluvión de relaciones públicas negativas a un grado que Kazajistán apenas hubiera podido prever.

Preservar vínculos vitales con China puede ser motivo suficientemente poderoso para que las autoridades tomaran acción contra Bilash. Pero el autoritario régimen de Kazajistán tuvo otras razones para considerarlo una amenaza.

La carismática oratoria de Bilash y su enfoque conocedor de los medios para dirigirse a la dirigencia de la comunidad le ha garnatizado cada vez más seguidores en el último año, sobre todo entre los ciudadanos nacidos en China y nacionalizados kazajos, como él.

Los niveles de apoyo para una figura pública independiente representan un dolor de cabeza para un régimen que no logra reducir la creciente insatisfacción.

Esos nervios se ven traicionados en el video anterior, que se asume lo grabó y distribuyó la policía después del arresto de Bilash, que después fue subtitulado en inglés.

En el video, el activista implora a los Oralman (nombre que reciben las personas de etnia kazaja que han sido repatriado al país) que no participen en manifestaciones organizadas por el rival político de Nazarbayev, el banquero fugitivo Mukhtar Ablyazov.

Después de que se grabó el video, publicó otra declaración a través de mensaje de voz en el que confirma que los investigadores lo presionaron para denunciar a Ablyazov, y que también le han dicho que rechace los servicios de su abogado elegido.

Bilash se sintió incómodo de denuncara Ablyazov, según dijo porque no sabía quién era Ablyazov. Se quedará con su abogado a pesar de la presión, agregó.

¿Qué hay en una palabra?

La insistencia de Bilash de que es un activista sin motivación política hace difícil que grupos progubernamentales y medios lo calumnien.

Una cuenta de Facebook llamada “Enemigos del pueblo 2.0″ que suele atacar a figuras opositoras se vio inundada con comentarios negativos cuando intentó un torpe ataque por encargo contra Bilash, y lo equiparó a Ablyazov.

Un usuario acusó al grupo de “ganar dinero chino manchando el nombre de una persona decente”.

Las acusaciones de incitación contra Bilash se relacionan cno el discurso que dio en una reunión sobre Xinjiang en febrero, en el que convocó a una “yihad” contra China y sus políticas en Xinjiang.

Durante el discurso, Bilash se aseguró de aclarar que por “yihad”, se refirió a una guerra de información, “no a tomar una pistola e ir a Siria”. Pero los medios estatales kazajos cortaron el discurso para que esta aclaración no quedara incluida en el material de un segmento de noticias nocturno días después de su arresto.

Si a Bilash lo acusan y luego sentencian por estos comentarios podría pasar entre cinco y diez años de prisión.

Pero su arresto domiciliario en un país donde a la gran mayoría de los presos políticos pasa por detención previa a su juicio es ya un indicador de que las autoridades no saben cómo manejar su caso.

Su liberación puede parecer una medida vergonzosa, por no mencionar una afrenta a China, pero encerrarlo puede ser más costoso todavía.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.