¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Memes eslovacos que despedazaron la primera ronda de elecciones presidenciales

Composición de fotos de Facebook de los dos candidatos presidenciales eslovacos que competirán en la segunda vuelta electoral: Zuzana Čaputová y Maroš Šefčovič. Imagen de Zomri.online titulada “Segunda vuelta electoral”.

Nota del editor: Este artículo contiene imágenes que algunos lectores podrían considerar ofensivas.

Zuzana Čaputová, política y abogada partidaria de la Unión Europea, ganó la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Eslovaquia, realizada el 16 de marzo. La candidata obtuvo el 40 % de los votos. Se enfrentará a quien obtuvo el segundo lugar, Maroš Šefčovič, candidato independiente con el respaldo del gobernante SMER, partido populista de izquierda. La segunda vuelta se programó para el 30 de marzo [Nota de la traductora: la candidata Čaputová ganó las elecciones presidenciales del sábado 30 de marzo de 2019].

Con una plataforma anticorrupción, Zuzana Čaputová defiende públicamente la resolución del asesinato del periodista Jan Kuciak ocurrido en marzo de 2018, cuya brutal muerte estremeció profundamente a la sociedad eslovaca.

Logró destacar públicamente después de encabezar una exitosa campana para clausurar un basural en su ciudad natal de Pezinok. La empresa que administra el vertedero tenía conexiones con el poderoso empresario Marián Kočner, actualmente el principal sospechoso de ordenar el asesinato de Kuciak.

Čaputová derrotó a diversos candidatos en una contiende llena de incidentes que fueron captados con mucho ingenio en la internet eslovaca con memes. Les presentamos algunos.

Exlíder con aspiraciones judiciales

Robert Fico, líder de SMER, se ha desempeñado dos veces como primer ministro de Eslovaquia, entre 2006 y 2010 y entre 2012 y 2018. Después de que las protestas por el asesinato de Jan Kuciak provocaran su renuncia, decidió invertir en una carrera judicial con la intención de lograr un puesto en la Corte Constitucional.

Cuando el actual presidente eslovaco, Andrej Kiska, declaró que no lo designaría en el puesto, Fico usó su influyente posición en el partido para bloquear la confirmación parlamentaria de todos los designados a la Corte Constitucional, con la esperanza de que el siguiente jefe de Estado sea más cooperativa. Los escritores satíricos lo criticaron por colocar sus intereses por delante de los intereses del Estado y lo compararon con el emperador romano Nerón.

“Y después de todo, seré juez de la Corte Constitucional”. Caricatura de Róbert Fico como Nerón de Zomri.Online, usada con autorización.

Con tanta opinión pública negativa, Fico tuvo problemas en encontrar un candidato presidencial que lo ayude a lograr sus ambiciones. Entonces, SMER volvió a llamar desde Bruselas al experimentado diplomático Maroš Šefčovič, que ejercía como comisionado europeo para la Unión de la Energía, para representar al partido en las elecciones de 2019.

Oficialmente, Šefčovič postuló como candidato independiente, solamente con el apoyo del SMER. Se hace llamar defensor de los valores cristianos, critica a su opositora Čaputová como “partidaria de la agenda liberal” por su aprobación del matrimonio igualitario, adopción del mismo sexo y migración.

Candidatos xenofóbicos y ‘antisistema’

Otro nombre en la contienda era el de Štefan Harabin, juez de la Suprema Corte, el de mayor jerarquía de Eslovaquia, y exministro de Justicia en el primer mandato de Fico. En estas elecciones, se ha posicionado como “antisistema” y postuló con una plataforma contra los inmigrantes y contra el islam.

Eslovaquia tiene la menor tasa de inmigración de la Unión Europea. También tiene uno de los menores porcentajes de musulmanes en el país –menos del 0.1 % de la población, según Pew Research Center. Los intentos de Harabin para atizar miedo a los migrantes provocaron burla en línea.

“¡Mujer migrante! ¡Armada, además!”. Este meme presenta a Anastasiya Kuzmina, eslovaca nacida en Rusia, campeona olímpica de biatlón. Imagen de Zomri.Online, usada con autorización.

Conocido por su pasión por los uniformes al estilo de la guardia de Hlinka, el candidato neonazi Marián Kotleba terminó la primera ronda con el 10 % del número total de votos.

Aunque sus principales aspiraciones políticas son la salida de Eslovaquia de la OTAN y la Unión Europea, Kotleba también postulaba una plataforma contra los LGBT. Por ejemplo, junto a su lema “finalmente, un presidente eslovaco”, sus carteles incluían mensajes como: “La familia consiste en un hombre y una mujer. ¡ALTO A LOS LGBT!”.

“La familia consiste de un hombre, una mujer y un líder”. De la parodia de afiches modificados de Kotleba, en Zomri.Online, usado con autorización. El cartel originalmente dice: “La familia consiste en un hombre y una mujer. ¡ALTO A LOS LGBT!”.

Cuando otro afiche de Kotleba afirmó que era el único político en Eslovaquia que no “cambiaría de camiseta”, los comentaristas en línea elogiaron su coherencia, y agregaron que ciertamente es el “mismo nazi que siempre ha sido”.

El blog Cynical Monster fue tajante en reiterar la conexión de políticos de extrema derecha y sus predecesores ideológicos con una caricatura titilada “cielo clerofascista“.

“Entonces, por favor, Eslovaquia era un vil agujero de partisanos… ¡y ahora pueden elegir entre Harabin, Kotleba y Krajniak!”. Imagen de Cynical Monster, usada con autorización.

La Iglesia se pone del lado del candidato del partido gobernante

El arzobispo católico Jan Orosch advirtió en un sermón público (35:20 del video) que votar por Čaputová equivalía a un grave pecado. Eso no le sentó bien a algunos católicos –el predecesor Róbert Bezák y el sacerdote y filósofo checo Tomáš Halík se opusieron a la posición del arzobispo y expresaron públicamente su apoyo a Čaputova.

Arzobispo Jan Orosch: “Apoyar a candidatos presidenciales liberales es un grave pecado: ¡casi tan grave como la gula!”. Imagen de Cynical Monster, usado con autorización.

De otro lado, destacados miembros de la Iglesia respaldaron a Šefčovič e ignoraron su antigua pertenencia al Partido Comunista o su reciente periodo “liberal” en Bruselas como comisionado de la Unión Europea. La situación llegó con muchos memes.

“En los tiempos del socialismo más duro, ya estudiaba directamente en Moscú. Pero tras esas lecciones, ¡siempre corría directamente a la iglesia!”. Imagen de Cynical Monster, usada con autorización.

Confrontación del 16 de marzo

Después de los principales candidatos antisistema no lograron pasar a las segunda vuelta, inmediatamente empezaron a culparse entre ellos por el fracaso.

Los organizadores de la protesta “Por una Eslovaquia decente” participaron en la campaña sin apoyar a un candidato concreto. Viajaron por todo el país para sostener debates públicos y dicen que han aprendido que muchas personas estaban entre Čaputová y Harabin porque ambos proponían cambio.

La mayoría de seguidores de derecha de Kotleba dijeron que consideraban a Čaputová y Šefcovič como liberales occidentales inaceptables.

De otro lado, Čaputová tenía el apoyo del investigador y empresario Róbert Mistrík, otro candidato independiente que empezó alto en las encuestas pero se retiró en el último minuto cuando las encuestas indicaron que Čaputová tenía mayores probabilidades de ganar. Sin embargo, el nombre de Mistrik estaba en las cédulas y terminó recibiendo el 0,15 % de los votos, que fueron declarados nulos.

La bloguera Paula Kentošová escribió sobre su experiencia con personas dispuestas a votar por Harabin o Kotleba. Al no poder hacerlos cambiar de opinión, empezó a estar de acuerdo con el estilo de Čaputová –que ha sido elogiada por tener una campaña limpia sin recurrir a ataques personales contra sus oponentes:

My neextrémisti by sme to mali robiť inak. Rozprávať sa, poukázať na fakty, ktoré presvedčili nás, poskytnúť možnosť na diskusiu. V momente, keď totiž začneme zaryto bojovať len za tú našu pravdu, v momente, kedy začneme urážať a znevažovať mienku tých, ktorí majú opačný postoj – v tom momente sme prehrali a meníme sa na tých, ktorých sa bojíme. Extrémistov.

Los no extremistas debemos hacerlo diferente. Hablar, señalar los hechos que nos persuadieron, dar una oportunidad para el análisis. En el momento en que empezamos a luchar solamente por nuestra verdad, en el momento en que empezamos a insultar y denigrar la opinión de los que tienen una posición opuesta –en ese momento hemos perdido, y recurren a quienes tememos. Extremistas.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.