¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Blogueros mauritanios enfrentan cargos de difamación por informar sobre corrupción

Foto vía Nasser Weddady en Twitter.

Las autoridades mauritanas arrestaron a los blogueros Abderrahmane Weddady y Cheikh Ould Jiddou por informar sobre corrupción.

Weddady y Jiddou fueron arrestados el 22 de marzo, antes de comparecer ante la Unidad de Delitos Económicos de Mauritania a la que fueron citados. Ambos habían investigado e informado sobre las acusaciones de corrupción que involucran al presidente del país, Mohamed Ould Abdel Aziz.

Antes del arresto, los dos publicaron en Facebook sobre los supuestos vínculos de Ould Abdel Aziz con una cuenta bancaria de dos millones de dólares en Dubái. Según informes de medios, las autoridades emiratíes habían congelado la cuenta a solicitud del Departamento del Tesoro en Estados Unidos en su lucha contra el lavado de dinero.

Weddady escribió en su página de Facebook que la policía lo interrogó sobre sus fuentes y le preguntaron por qué no esperó que el Estado investigara el asunto. Su respuesta fue que la noticia de los activos congelados apareció en medios extranjeros en línea, y que “no tiene fe en una investigación seria de cualquier delito que involucre al presidente y a quienes lo rodean”.

A comienzos de marzo, ambos blogueros fueron citados e interrogados por sus artículos sobre los supuestos activos. Las autoridades confiscaron sus pasaportes y documentos de identidad nacional, y luego los dejaron en libertad ese mismo día.

Luego, el 22 de marzo, la policía arrestó a los hombres después de que la fiscalía concluyó que los informes no eran ciertos y se comprometieron a investigar y procesar a quienes difundieran los informes para “perjudicar al país, sus instituciones, sus ciudadanos y sus sistemas judicial y financiero”.

Se acusa a los blogueros de difundir “acusaciones falsas” contra Ould Abdel Aziz a tenor de lo que prescribe el artículo 348 del Código Penal de Mauritania. Se arriesgan a pasar entre seis meses y cinco años en prisión. Están a la espera de juicio. 

En una entrevista con Global Voices vía WhatsApp, Nasser Wedaddy, hermano de Abderrahmane Weddady y miembro de la comunidad de Global Voices, dijo que los fiscales no han presentado evidencia real contra Abderrahmane y Ould Jiddou. También expresó que sus abogados no han encontrado evidencia real en el expediente del caso. Dijo:

The prosecutor alleges that the evidence was ‘lost’. It's his euphemism for “we don't have any evidence to charge them, and we made it all up.”

El fiscal sostiene que la evidencia ‘se perdió’. Es su eufemismo para “no tenemos evidencia alguna para acusarlo y lo hemos inventado todo”.

Desde 2016, Abderrahmane Weddady también ha escrito e informado sobre una estafa inmobiliaria, en la que un hombre con supuestos vínculos con la familia del presidente adquirió fraudulentemente la propiedad de casas de miles en Mauritania para revenderlas, dijo su hermano Nasser Weddady. Jiddou también escribió sobre la estafa en su página de Facebook, refirió su esposa a Human Rights Watch.

Nasser Wedaddy también comentó sobre este trabajo:

My brother's 39-month investigation into the country's biggest ponzi scheme since its independence has been credited by many as a service to society. He managed to uncover a swindle that ended up costing over 700 families their homes and savings. He even uncovered how the current President is protecting and benefiting from the scam.

La investigación de mi hermano sobre la mayor estafa piramidal del país desde su independencia, que le tomó 39 meses, ha sido reconocida por muchos como un servicio a la sociedad. Logró revelar una estafa que terminó costando a 700 familias su casa y sus ahorros. Hasta reveló cómo el actual presidente está protegiendo y se está beneficiando con la estafa.

La libertad de expresión está muy restringida en Mauritania y las autoridades suelen usar las leyes penales de difamación para silenciar a activistas de derechos humanos, blogueros y periodistas que denuncian al régimen o exponen sus delitos.

En una declaración a Global Voices, la familia de Abderrahmane Weddady exigió la libertad de ambos hombres y que se desestimen todas las acusaciones en su contra:

We demand the immediate and unconditional release of both Abderrahmane Weddady and Cheikh Ould Jiddou. And the formal dismissal of any legal procedures against them, and a formal apology from the Mauritanian government for this gross and arbitrary subversion of the legal system to persecute political opponents.

Exigimos la liberación inmediata e incondicional de Abderrahmane Weddady y Cheikh Ould Jiddou. Y el formal desestimiento de todos los procedimientos legales en su contra, y una disculpa formal del Gobierno mauritano por esta subversión total y arbitraria del sistema legal para perseguir a opositores políticos.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.