¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Caribbean Airlines no opera con aviones Boeing 737 MAX, pero los pasajeros siguen haciendo preguntas

Imagen de un avión Boeing 737 MAX 8, el mismo modelo involucrado en los accidentes de Ethiopian Airlines (10 de marzo de 2019) y Lion Air (29 de octubre de 2018). Foto de Liam Allport, licencia Creative Commons BY 2.0.

Cuando el Boeing 737 MAX 8 de Ethiopian Airlines se desplomó en las afueras de la capital de Etiopía, Adúis Abeba, el 10 de marzo de 2019, se convirtió en el segundo Boeing 737 Max 8 en estrellarse en cinco meses. En octubre de 2018, un vuelo de Lion Air se estrelló frente a la costa de Indonesia solo minutos después del despegue. No hubo sobrevivientes en ninguno de los dos accidentes.

Ambos accidentes han generado preocupación sobre la integridad del diseño y del software de los aviones, y varias autoridades internacionales de aviación están tomando medidas para suspender el uso de todos los aviones MAX en el espacio aéreo.

El 12 de marzo, dos días después de que el vuelo de Ethiopian Airlines se estrellase, la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos tuiteó que de acuerdo a la revisión del jet “este no presenta problemas de desempeño sistemático y no hay fundamentos para ordenar que el avión permanezca en tierra”:

Informe actualizado de la FAA respecto al Boeing 737 MAX.

Al día siguiente, la entidad gubernamental cambió su postura, y ordenó temporalmente que los Boeing 737 MAX se quedaran en tierra “como resultado del proceso de recopilación de datos y nueva evidencia encontrada en el lugar […] junto con información satelital recién procesada enviada a la FAA esta mañana”.

La suspensión sigue vigente hasta que se lleven a cabo las investigaciones adicionales, que podrían incluir el análisis de datos de vuelo de la aeronave y las grabaciones de voz de la cabina. Esta medida, sin embargo, no ha logrado tranquilizar a los viajeros de Caribbean Airlines (CAL), cuya mayor preocupación se basa en el hecho de que la aerolínea, la tercera mayor empresa de transporte que funciona en el Caribe y América Central, había anunciado antes su intención de arrendar este modelo de avión.

Luego del accidente aéreo de Ethiopian Airlines, el periódico Trinidad Express publicó un artículo titulado “El plan de CAL de arrendar 12 aviones causa pánico”, que ya no está disponible en línea. El ministro de Defensa de Trinidad y Tobago, Colm Imbert, respondió al artículo con una declaración con fecha del 12 de marzo:

The first Boeing 737 MAX 8 is scheduled for delivery in December 2019 and CAL therefore has ample time to make alternative arrangements is this model is found to be unsafe.

El envío del primer Boeing 737 MAX 8 está programado para diciembre de 2019, por lo tanto, CAL tiene tiempo suficiente para gestionar otras alternativas en caso de que se descubra que este modelo es inseguro.

Imbert llamó “alarmista” al artículo y resaltó que American Airlines usa el mismo modelo de avión para “volar dentro y fuera de Trinidad y Tobago todos los días” y que “si los pasajeros estuvieran realmente en pánico, seguramente también estarían preocupados por viajar […] en una aerolínea que ya cuenta con el Boeing 737 MAX 8 para sus servicios habituales”.

Al día siguiente, la Autoridad de Aviación Civil (CAA) de Trinidad y Tobago prohibió el uso de los Boeing 737 MAX 8 y 9 en su espacio aéreo hasta que sean considerados seguros para su uso. El periódico interpretó esto como una justificación –pero abrió otro interrogante: ¿cuál es exactamente el problema del 737 MAX?

A juzgar por las semejanzas entre las colisiones de Ethiopian Airlines y Lion Air, la dificultad parece situarse en el Sistema de Aumento de Características de Maniobra (MCAS) del avión.

En este sistema, hay un sensor diseñado para detectar cuándo el avión entra en pérdida de altura. Este tipo de “pérdida” no tiene relación con el motor; sino que la aeronave no produce la sustentación necesaria para un vuelo común. Eso sucede cuando el ala del avión excede lo que se conoce como su “ángulo de ataque” –y en el Boeing MAX 8, el sistema responde inclinando automáticamente la nariz del avión hacia abajo para devolver el flujo de aire sobre el ala y evitar la pérdida.

En este tutorial de YouTube (15:52), un piloto explica por qué el sistema MCAS es esencial “para ayudar a los pilotos en esta situación tan particular en donde se encuentran con un amplio ángulo de ataque, baja velocidad, las aletas hipersustentadoras levantadas –y vuelo manual– para inclinar la nariz hacia abajo…”.

Inicialmente, Boeing publicitó el nuevo modelo 737 como una versión “mejorada” con respecto a sus aviones anteriores –que podría ahorrarle a las aerolíneas los costos de nuevos entrenamientos. Para volar modelos anteriores de Boeing, los tripulantes de cabina son entrenados para desconectar el compensador del estabilizador y volar el avión manualmente llegado el caso; esto implica encender dos interruptores.

En el modelo MAX 8, el piloto aún puede desconectar la automatización y tomar el control del avión nuevamente, sin embargo varios pilotos internacionales que han volado este modelo se han quejado de la falta de información por parte de Boeing. Sin embargo, no se puede sacar conclusiones finales sobre la integridad del avión –o no se debería– hasta que el informe sobre el accidente de Ethiopian Airlines salga a la luz.

Aunque Boeing depende cada vez más de vuelos computadorizados en un intento por incrementar la seguridad en la aviación y reducir el trabajo de los pilotos, la información errónea y la interpretación incorrecta con respecto al ángulo de ataque –como puede estar sucediendo con su modelo 737 MAX 8– puede dificultar el trabajo de los pilotos.

Los expertos de la industria dentro de la región en general creen que Boeing resolverá este asunto modificando el diseño e incrementando el nivel de entrenamiento. Caribbean Airlines elaboró un informe que menciona, entre otros puntos, su impecable récord de seguridad, que “no se usará el modelo Boeing 737 MAX 8″ y que “si el Boeing MAX 8 no cumple con alguno de los requisitos más estrictos, no será, y realmente no podrá, ser añadido a la flota”.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.