¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿La crisis política de Albania retrasará las negociaciones para entrar a la Unión Europea?

Un lema de la oposición albanesa dice: “Fin al gobierno de ladrones y oligarcas”. Foto del Partido Democrático de Albania, para uso público.

Mientras Albania avanza lentamente por una crisis política que ya lleva meses, los ciudadanos se preguntan si la situación pondrá obstáculos a la decisión de la Unión Europea de empezar las charlas que podrían llevar al país balcánico a integrar el bloque.

Desde febrero de 2019, 58 de 62 legisladores de los opositores Partido Democrático y Movimiento Social por la Integración renunciaron tras revelaciones de Voice of America y la Red de Informes de Investigación de los Balcanes de que los funcionarios presuntamente colaboraron con bandas criminales en un plan de compra de votos en las elecciones de 2017.

Para el 9 de abril, 20 parlamentarios de la oposición tomaron los puestos vacantes, según la Comisión Electoral Central, en desafío al llamado de la dirigencia a un boicot.

Miles de personas de todo el país se han unido a los exlegisladores en una serie de protestas callejeras en la capital, Tirana. Exigen que el primer ministro Edi Rama renuncie y piden crear un gobierno de transición que supervise nuevas elecciones parlamentarias.

Lulzim Basha, líder del Partido Democrático, el principal partido opositor, tuiteó el 16 de marzo:

¡No hay estabilidad sin democracia! Los albaneses están unidos por la libertad, la democracia y los valores europeos. Alto a la impunidad de Rama. ¡Alto al gobierno de ladrones y delincuentes! A Albania le gusta Europa.

Hasta ahora, Rama no ha dado muestras de que renunciará. En un reciente discurso público, dijo –sin referirse a las protestas directamente– que su gobierno se quedará en el poder hasta 2021, que es cuando deben darse las elecciones parlamentarias ordinarias.

La ola de protestas se ha apoderado de Albania, miembro de la OTAN, apenas meses antes de que el Consejo Europeo anuncie si abrirá o no conversaciones para que el pais entre al bloque.

Como algunos de sus vecinos balcánicos, Albania es candidato oficial para integrar la Unión Europea. La Unión Europea pide a sus potenciales estados miembros que cumplan con un grupo de condiciones antes de iniciar el proceso de accesión, como garantizar la estabilidad de las instituciones, la independencia de poderes y una economía de mercado en funcionamiento.

En el caso de Albania, una condición clave impuesta por la Unión Europea es que implemente una reforma judicial que incluye el veto a jueces, entre otras cosas.

Algunos funcionarios de la Unión Europea han reprochado la decisión de los parlamentarios opositores de renunciar a sus mandatós. El parlamentario europeo alemán Knut Fleckenstein, que también es relator del Parlamento Europeo para Albania, publicó una declaración con fecha 28 de febrero, en la que decía:

Boycotting the Parliament is in no respect a way out of political problems and is against democratic principles. Parliament is the forum where political disagreements should be addressed. I call on political responsibility from all parliamentarians to fulfill their duties and resume parliamentary work in the interest of the country and of its EU integration prospect, not with the next election in mind.

Boicotear al Parlamento no es una manera de salir de los problemas políticos y está en contra de los principios democráticos. El Parlamento es el foro donde se debería abordar los desacuerdos políticos. Pido responsabilidad política a todos los parlamentarios para que cumplan con su deber y retomen el trabajo parlamentario en beneficio del país y su perspectiva de integración a la Unión Europea, sin tener en mente la siguiente elección.

Sin embargo, todavía no está claro si resolver la lucha política será una de las condiciones para abrir las charlas de ingreso con la Unión Europea.

En conversación con representantes del Comité del Parlamento Europeo para Asuntos Exteriores el 2 de abril, Johannes Hahn, comisario europeo de Política Europea de Vecindad y Negociaciones de Ampliación, ha dado señales positivas de que la Comisión Europea recomendará iniciar las conversaciones con Albania.

Dijo (minuto 11:47:20):

I expect, on the basis of what we have observed, that we will make a recommendation for North Macedonia and also for Albania that they should enter the preparatory stage for accession negotiations. And this will be done officially.

Espero, basándome en lo que he observado, que haremos una recomendación para que Macedonia del Norte y también para Albania de que deben iniciar la etapa preparatoria para las negociaciones de ingreso. Y se hará oficialmente.

Agregó:

If our partners satisfactorily fulfill the criteria [for opening the negotiations], then is an issue of our credibility and our reliability. We also need to live up to our side of the bargain. When our partners meet the criteria for the beginning of accession discussions, then we need to react positively.

Si nuestros socios cumplen satisfactoriamente los criterios [para abrir las negociaciones], entonces es problema de nuestra credibilidad y nuestra confiabilidad. También necesitamos mantener nuestro lado de la negociación. Cuando nuestros socios cumplan con los criterios para iniciar las conversaciones de accesión, entonces debemos reaccionar positivamente.

De los países balcánicos occidentales, solamente Serbia y Montenegro han empezado oficialmente conversaciones para acceder a la Unión Europea, en 2014 y 2012 respectivamente. Para Serbia, la mejora de las relaciones con Kosovo –cuya independencia Belgrado no reconoce– está en la mesa.

Por su lado, Albania y Macedonia del Norte están rumbo a iniciar conversaciones.

Macedonia dio pasos significativos recientemente después de que cambió su nombre a Macedonia del Norte, con lo que se resolvieron 27 años de disputa con su vecino integrante de la OTAN y la Unión Europea, Grecia.

Protestas continúan

La más reciente manifestación opositora, realizada frente a la Asamblea Nacional el 3 de abril, no causó perturabaciones a las actividades parlamentarias.

Sin embargo, la oposición ha dicho que no dará marcha atrás hasta que Rama renuncie. Tampoco está claro si el Partido Democrático participará en las elecciones municipales programadas para el 30 de junio.

El subsecretario asistente de Estado de Estados Unidos, Matthew Palmer, estuvo en Tirana el 8 y 9 de abril, donde se reunió con el primer ministro Rama, los líderes opositores Lulzim Basha y Monika Kryemadhi, y el presidente, Ilir Meta. Dijo en una reunión con periodistas que no estaba ahí para negociar una resolución de la crisis política, sino que instó a la oposición albanesa a participar en las elecciones locales. según una transcripción publicada en el sitio web de la Embajada de Estados Unidos en Albania.

Las protestas han hecho que los manifestantes lleguen desde todo el país a la capital, mientras algunos ciudadanos informan de perturbaciones a su rutina con frecuentes bloqueos de calle y ocasionales gases lacrimógenos que lanza la policía. Algunos ciudadanos no apoyan ni a las protestas ni al primer ministro, y dicen que unas no son diferentes del otro.

La siguiente manifestación está programada para el 13 de abril frente a la oficina del primer ministro.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.