- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

En trascendental decisión, juzgado militar libanés resuelve que homosexualidad no es delito

Categorías: Medio Oriente y Norte de África, Líbano, Derechos homosexuales (LGBT), Derechos humanos, Medios ciudadanos

Manifestantes sostienen carteles de orgullo durante la Marcha de la Mujer en Beirut, Líbano, 10 de marzo de 2019. Foto de Beirut By Dyke. [1] Usada con autorización.

El 30 de marzo de 2019, un tribunal militar libanés resolvió que la homosexualidad no es delito [2] y se negó a procesar a cuatro personas acusadas del ‘delito’. Esta trascendental decisión es el primer caso de una corte militar que se niega a igualar la homosexualidad con un delito, aunque ha habido precedentes [3] en cortes civiles.

A pesar de la resolución, el Ejército dio de baja a las cuatro personas involucradas en el caso.

El artículo 534 del Código Penal libanés establecía procesos penales para homosexuales. Activistas y abogados que apoyan los derechos LGBTQ+ han trabajado para derogar ese artículo.

El artículo 534 sanciona las “relaciones sexuales contranatura” hasta con un año de prisión. Como la definición de homosexualidad no está explícitamente formulada, más jueces progresistas han podido interpretar la ley y reivindicar a los procesados por actos como sodomía.

Captura de pantalla de la publicación de la Asociación de Académicos Musulmanes, que fue retirado poco después. El título es “La sodomía es delito”. La asociación exige que la corte reconsidere el veredicto para defender a los cuatro hombres.

Sin embargo, las autoridades y muchos líderes religiosos libaneses no ven con agrado estas decisiones, y eligen perseguir y aislar a la población LBGTQ+ del Líbano. Por ejemplo, la Liga de Académicos Musulmanes (ulemas) en el Líbano publicó en su página de Facebook que la “Sodomía no es delito”.

La misma liga amenazó con intervenir con protestas si se realizaba el Desfile del Orgullo de Beirut 2017. Al final, se dio en un formato más limitado [3] y se tuvo que cancelar en 2018 [4] después de organizar algunas actividades.

El Ejército planea ahora llevar el caso a una corte de apelaciones para que las cuatro personas involucradas en el caso sean procesadas por el ‘delito’.

El primer precedente de una corte de apelaciones fue luego de la resolución de un juzgado de menor jerarquía en julio de 2018.

El 14 de noviembre de 2018, otra corte de apelaciones también absolvió a tres hombres [5] procesados por delitos relacionados con la homosexualidad. En este caso, uno de los hombres, un sirio, fue torturado durante el arresto, lo que el juez destacó en el caso.

Legal Agenda, organismo no gubernamental libanés, destacó [6]:

وفيما تضمن قرار المحكمة حيثيات هامة على صعيد حماية الفئات المهمشة، فإن أحد أعضائها (وهو القاضي ربيع معلوف) ارتأى الذهاب أبعد من ذلك، وذلك في المخالفة التي دوّنها في أسفله. وقد تميزت المخالفة في جانبين: الأول، التأكيد صراحة على عدم جواز تجريم المثليّة في لبنان، والثاني، التأكيد على وجوب إبطال إجراءات التحقيق في محاولة لمواءمة أصول المحاكمات الجزائية مع الحقوق الأساسية، لا سيما الحق بالخصوصية والحماية من التعذيب.

En lo referente a la resolución judicial sobre las importantes implicancias hacia la protección de grupos marginados, uno de sus miembros [juez Rabih Maalouf] decidió avanzar en la violación mencionada abajo.

El delito se caracterizó en dos aspectos. Primero, confirmar explícitamente que penaliza la homosexualidad no es permisible; y segundo, enfatizar que los procedimientos de la investigación se deben anular para que los procedimientos penales concurrentes con derechos humanos, en particular el derecho a la privacidad y protección contra la tortura.

Continúa la lucha por la normalidad de LGBTQ+

Los obstáculos de las personas LGBTQ+ para una vida normal en el Líbano no son solamente legales. Como informó Global Voices, los LGBTQ+ enfrentan inmensa discriminación social y anticuadas prácticas médicas, como la llamada terapia de conversión [7], considerada una forma de tortura por la mayoría de profesionales de salud sexual.

A pesar de la naturaleza discriminatoria de esas prácticas, la Asociación Médica Libanesa para Salud Sexual (LebMASH) informó en su tercera conferencia anual de salud [8] en marzo de 2019 que los médicos libaneses siguen negándose rutinariamente a dar tratamiento a los LGBTQ+:

حتى اليوم يوجد أطباء وممرضون ومعالجون نفسيّون يرفضون تقديم الخدمات الصحية والرعاية لمجتمع الميم معرضين أفراد هذا المجتمع للتمييز

Hasta la fecha, hay doctores, enfermeras y psicólogos que se niegan a ofrecer asistencia médica y atención a personas de la comunidad LGBTQ, y las dejan expuestas a la discriminación.

También se afirma que el 60 % de médicos libaneses creen que la homosexualidad es una enfermedad, de acuerdo con las aparentes actitudes dentro de la sociedad en general. Según una encuesta de 2015 [9] del Centro de Recursos de Género y Sexualidad (GSRC) y la Fundación Árabe para Libertades e Igualdad (AFE): “el 64.6 % siente que los homosexuales no deberían ser aceptados en la sociedad, y la mayoría —75.9 %— discrepa que sería beneficioso para la sociedad reconocer la homosexualidad como normal, con más de la mitad —51.5 %— que siente que su opinión es muy clara”.

A pesar de estos obstáculos, ha habido progresos [10] hacia la igualdad según la ley y hacia la aceptación en la sociedad. Como se menciona antes, los jueces en cortes civiles ya han emitido resoluciones similares antes.

Además, en 2013, la Sociedad Psiquiátrica del Líbano fue la primera en criticar [11] la creencia de que la homosexualidad es un desorden mental. Pero el Índice de Censura informado en 2014 [11], “en un país lleno de sectarismo, loa debates sobre la homosexualidad quedan descartados fácilmente en nombre de la religión y a los homosexuales se les acusa de promover el libertinaje”.