¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Hong Kong marcha contra enmienda de ley que permitiría extradición de “fugitivos” a China

Marcha contra la enmienda de la ley de extradición. Foto: Holmes Chan/HKFP.

Este artículo fue escrito por Holmes Chan y se publicó originalmente en el periódico Hong Kong Free Press el 31 de marzo de 2019. Una versión editada se publica en Global Voices como parte de un acuerdo de intercambio de contenido.

Miles de manifestantes marcharon el 31 de marzo de 2019 para protestar contra la próxima enmienda de la ley de extradición de Hong Kong, que permite a China extraditar “fugitivos” de Hong Kong. A los manifestantes les preocupa que se haga uso abusivo de la ley para extraditar a disidentes políticos a territorio chino.

Los organizadores, pertenecientes a grupos prodemocráticos y del Frente Civil por los Derechos Humanos, indicaron que 12 000 personas asistieron a la marcha que partió desde el campo deportivo Southorn Playground, en Wan Chai, hacia las oficinas gubernamentales del Ministerio de Marina. La  policía estimaba una cifra de 5200 manifestantes. La manifestación fue una de las más importantes de 2019.

Los manifestantes pidieron al Gobierno retirar la modificación de la ley y prometieron que volverían a marchar la siguiente semana si el Gobierno intenta aprobar la ley a la fuerza.

Años atrás, Hong Kong había firmado tratados bilaterales de extradición en los que se especificaba la jurisdicción, pero el marzo, el Gobierno propuso un sistema ‘caso por caso’ que le permitiría a la ciudad procesar los pedidos de extradición desde jurisdicciones donde no había acuerdos previos –principalmente China y Taiwán.

“Las extradiciones a territorio chino convierten a Hong Kong en una prisión oscura”, coreaban los manifestantes en medio de la llovizna. “Frenen esta ley nefasta”.

Extranjeros que trabajan en o viajan por la ciudad también se verán afectados

La legisladora Claudia Mo, quien reúne al sector prodemocrático, dijo que la enmienda podría traer consecuencias para los habitantes de Hong Kong, y también para los extranjeros que trabajan en y viajan dentro de la ciudad.

La preocupación de los manifestantes es que se haga uso abusivo de la ley para extraditar a disidentes políticos a territorio chino. Foto: Tom Grundy/HKFP.

Don’t think that this is a minor law amendment… it is going to affect everyone. It will cast a dragnet over all of Hong Kong.

No crean que esta es solo una enmienda insignificante de la ley… todos se verán afectados. Esta ley perjudicará a todos en Hong Kong.

Lam Wing-Kee, vendedor de libros de quien se dice fue secuestrado cuando estuvo detenido por las autoridades de China en 2015, estuvo al frente de la convocatoria del domingo 31 de marzo.

Lam es el fundador de Cause Bay Books, librería que se especializaba en libros prohibidos en China sobre rumores políticos. Desapareció de Shenzhen en octubre de 2015, y reapareció en un canal de televisión chino meses después, cuando confesó ser culpable de tener una librería –junto con otros cuatro vendedores de libros desaparecidos– que enviaba “ilegalmente” libros a territorio chino. Lam dijo a los manifestantes:

“ used to think I would stay in Hong Kong for another eight or 10 years, but now I know I can’t. If this amendment passes, it’s not just me who has to get away. I think a lot of people [in Hong Kong] have no idea it will affect them too.

Pensaba que me podría quedar en Hong Kong otros ocho o diez años más, pero ahora sé que no podré. Si se aprueba esta enmienda, no solo yo tendré que exiliarme. Creo que muchos [en Hong Kong] no tienen idea de cómo se verán afectados de igual manera.

Exvendedor de libros secuestrado dejaría Hong Kong antes de la promulgación de la enmienda de la ley

Lam anteriormente le había comentado a los medios locales que saldría por última vez a manifestarse en la marcha del domingo 31 de marzo, ya que se exiliaría antes de la promulgación de enmienda.

John Lee, secretario de Seguridad, expresó que se han amparado los derechos humanos de forma correcta para que nadie pueda ser extraditado por crímenes políticos.

Hacia fines de marzo de 2019, Lee anunció una concesión parcial en la enmienda con la exclusión de nueve tipos de delitos comerciales, en medio de presiones de la comunidad empresarial. El proyecto de ley se envió al Consejo Legislativo el 2 de abril y el Gobierno espera que se apruebe antes de julio.

Mo dijo que el campo a favor de la democracia estuvo considerando llamar a los ciudadanos a rodear el edificio de la legislatura en forma de protesta.

Peor que la promulgación de la Ley de Seguridad Nacional

Jimmy Sham, coordinador de Frente Civil de Derechos Humanos, dijo que la enmienda es aún peor que el controvertido artículo 23 de la Ley Básica  – que establece que Hong Kong debe promulgar las leyes de seguridad nacional.

Article 23 at least requires the law to be passed in Hong Kong, and people will face trial and be sentenced here. But under the [extradition law] it only takes the chief executive’s signature for a person to be extradited to the mainland, or even North Korea. Removing the commercial crimes was just a move to put the business sector on the spot.

El artículo 23 al menos tiene como requisito que la ley se apruebe en Hong Kong, y que los ciudadanos enfrenten el juicio y sean sentenciados aquí. Pero según la [ley de extradición] solo se necesita la firma del jefe de Gobierno para que se extradite a un ciudadano a China y hasta Corea del Norte. Retirar los delitos comerciales fue solamente un decisión para poner el rubro en el centro de atención.

Participaron en la marcha varios miembros conocidos a favor de la democracia, como el cardenal Joseph Zen, los abogados Martin Lee y Margaret Ng, y Jimmy Lai, dueño del periódico Apple Daily.

Manifestantes más jóvenes incluyeron al partido político Demosisto, y también a representantes de los centros de estudiantes de cuatro universidades locales. Un pequeño grupo también alzó banderas a favor de la independencia de Hong Kong.

El señor Cheung, padre de familia de 40 años que estaba con su hija, dijo a HKFP que desconfía bastante del sistema judicial chino.

There is no reason to trust that they will give us a fair trial,” he said. “Why are we lowering our standards so easily?

“No hay motivos para creer que tendremos un juicio justo”, exclamó. “¿Por qué bajamos la guardia tan fácilmente?”.

Otra manifestante, que se negó a dar su nombre, dijo a HKFP que cree que el Gobierno está favoreciendo injustamente a la comunidad empresarial.

Why does the government only react when [businesses] are scared? It is not right for them to have the power to demand specific crimes to be excluded.

¿Por qué el Gobierno solo actúa cuando los empresarios están en riego? No es justo que tengan el poder de exigir que se excluyan delitos específicos.

En marzo, la jefa de Gobierno, Carrie Lam, dijo que con la nueva propuesta de extradición se pretendía llenar un vacío legal en la ley actual, y que los ciudadanos no deberían preocuparse demasiado.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.