¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Policía de Uganda dispara y mata a hombre al que confundió con asesino político

Captura de pantalla de un video de YouTube de Idah Nantaba, ministra de Tecnologías de la Información y Comunicaciones, que sobrevivió a un intento de asesinato.

El 24 de marzo de 2019, se supo que Idah Nantaba, ministra de Tecnologías de la Información y Comunicación de Uganda, había sobrevivido a un intento de asesinato. La policía ugandesa disparó y asesinó a uno de los atacantes en el pequeño barrio de Nagojje, a 53 kilómetros al este de Kampala, la capital del país.

Durante los últimos cinco años, se han dado numerosos casos de asesinatos de personalidades conocidas pertenecientes al ámbito político, religioso o militar, que han terminado con pocas condenas concretas o investigaciones claras. Por lo tanto, los ugandeses sintieron alivio al conocer del rápido accionar policial.

Sin embargo, se conoció una historia más complicada sobre una identidad equivocada. Te contamos lo que ocurrió.

Nantaba llamó a la policía para informar que dos hombres en una motocicleta la venían siguiendo por más de 40 kilómetros. La policía se puso en acción e interceptó a dos hombres que andaban en motocicleta cerca del centro comercial de Nagojje.

Ronald Ssebulime, de 40 años, padre soltero de cuatro hijos, manejaba una motocicleta normal y llevaba a un pasajero detrás. La policía confundió a estos dos hombres con los atacantes de Nantaba. Comenzó una persecución y Ssebulime chocó contra un montículo. Él y su pasajero cayeron de la motocicleta y escaparon a pie. La policía dio un tiro al aire y finalmente Ssebulime se entregó. El pasajero escapó.

Ssebulime se declaró inocente, pero la policía lo arrestó y lo introdujo a un vehículo policial. Anduvieron una corta distancia y, según el relato de varios testigos oculares que hablaron con NTV Uganda, a continuación le informaron que la “orden había cambiado” para luego dispararle y matarlo.

Un testigo dijo:

[Ssebulime] was picked up from the patrol van [already in] handcuffs and shot.

[A Ssebulime] lo sacaron del camión patrulla ya esposado y baleado.

Otro declaró:

The policeman took two steps back and shot him twice.

El policía se alejó dos pasos y le dio dos tiros.

Fallos en la investigación

En la confusión posterior, la policía defendió su accionar con un tuit en el que alegaba que los hombres que iban en la motocicleta se negaron a entregarse:

Se dispararon varios tiros en dirección a los delincuentes para que se entregaran. Todo fue en vano. En el ínterin, Sebbulime Ronald, vecino de Nakabugo Village, Nakabugo Parish, subcondado de Pakiso y condado de Busiro en el distrito Wakiso, murió de un disparo durante la persecución.

Agregaron que un segundo sospechoso había desaparecido y temían que representara un peligro por estar armado, si bien la policía no pudo confirmar estas sospechas.

La policía sigue rastreando la zona con perros policía en búsqueda del segundo sospechoso, que se teme que está armado y es peligroso. Queremos informarle al público que la ministra, a pesar del susto, se encuentra a salvo y en ningún momento fue atacada, como afirman los medios.

Fred Enanga, vocero de la fuerza policial, dijo que la ministra, los testigos y los agentes policiales involucrados en la persecución prestarían declaración mientras se continuaba con la investigación del registro de llamadas de Ssebulime, así como también de los papeles de registro de la motocicleta.

Irene Nakazibwe, hermana del fallecido, insiste que su hermano estaba en el lugar y en el momento equivocado.

De acuerdo a declaraciones de Nakazibwe en una entrevista con NTV, Ssebulime se dirigía a la escuela secundaria St. Andrews para visitar a dos de sus hijos que se encuentran en primer y tercer año. Habían hablado más temprano sobre la visita. Ssebulime había quedado viudo en 2012 y era un padre soltero de cuatro hijos.

Lo que no queda claro es por qué intentó huir de la policía, pues contaba con una identificación nacional y un registro de conducir. Nakazibwe cuenta su historia en NTV Uganda:

El 27 de marzo de 2019, la policía admitió por fin que Ssebulime fue identificado erróneamente y que, por lo tanto, la policía lo mató por error. Enviaron sus condolencias a la familia del fallecido. Además, confirmaron que Ssebulime no estaba armado y solo llevaba un bolso con gaseosas y comida para sus hijos.

COMUNICADO DE PRENSA

LA POLICÍA CORRIGE SU VERSIÓN DE LOS HECHOS SOBRE EL INCIDENTE QUE TERMINÓ EN ASESINATO

Lamentamos informar que nuestro comunicado de prensa del domingo 24 de marzo de 2019 en relación a los conductores que amenazaban a la ministra Idah Nantaba no fue preciso. Los hechos reales del 24 de marzo de 2019 son que, mientras la ministra compraba frutas en un mercado de Ssinda, a unos seis kilómetros del puente Szezibwa, vio a un motociclista que percibió como una amenaza. El motociclista, que preguntaba sobre la ubicación de Kambimbiri, se fue de inmediato a gran velocidad en dirección a Mukono. La ministra intentó seguirlo hasta la estación de policía de Nagalama, en donde alertó a las autoridades y dejó a su guardaespaldas. Intentó perseguir nuevamente al sospechoso en dirección a Mukono, pero fue en vano.

Sin embargo, el equipo del 999 de Mukono que respondió al primer llamado de emergencia de la estación de policía de Nagalama interceptó a los supuestos sospechosos luego de que chocaron con un montículo y cayeron de la motocicleta. El equipo centró sus esfuerzos en el motociclista Ssebulime, que llevaba un bolso, lo persiguieron y, luego de algunos disparos al aire, el sospechoso se detuvo y se entregó a la policía, que lo arrestó y metió en la patrulla. El otro hombre, a quien conducía hacia St. Andrew Kaggwa para una visita, también desapareció y no hay rastros de él. Es verdad que el sospechoso fue retirado del vehículo policial y que uno de nuestros oficiales le disparó de forma inmediata.

La policía ha arrestado al conductor de la patrulla y a dos miembros del equipo 999 bajo el registro UP5745 por el intento de ocultar los hechos reales en torno al asesinato de Ssebulime Ronald, luego de que presentaron informes falsos sobre lo que realmente ocurrió cuando interceptaron a los sospechosos en el centro comercial de Nagojje el domingo 24 de marzo de 2019. Entre los oficiales involucrados están los agentes Ssali Edward, que manejaba la patrulla, junto con Opira Ronald y Baganza Ronald. Todavía está prófugo el agente Cherotich Robert. El equipo actuó en respuesta a la denuncia de un motociclista amenazante que presentó la ministra Aida Nantaba.

La policía creó un equipo conjunto de investigación entre la policía metropolitana de Kampala y el escuadrón de homicidios del cuartel general de la policía judicial, que luego de una investigación más exhaustiva encontró nuevas evidencias. Podemos afirmar con certeza que lo que en un comienzo se informó como una noticia habitual de tiroteo policial, en la que los sospechosos considerados peligrosos son abaleados durante una persecución, se establece que se trató un caso de asesinato. Estamos acusando a los agentes de asesinato, conspiración y falta de comportamiento profesional.

Además, estamos utilizando este caso como prueba de liderazgo para los comisarios territoriales, que no lograron detectar lo que realmente ocurrió ese día y entregaron a sus superiores un informe inexacto.

Una vez más, extendemos nuestras condolencias a la familia de Ssebulime Ronald, que murió abaleado por nuestro agente policial. Murió a causa de una hemorragia debido a heridas por disparos.

Para poder colaborar con la investigación, se han recuperado como evidencia el bolso con comida y bebida que pertenecían al difunto, y las armas de los policías.

La policía no tolera actos de naturaleza extrajudicial, y por esta razón, condenamos a los sospechosos por la muerte de Ssebulime Ronald. Queremos agradecer a los ocupantes del centro comercial de Nagojje y a los medios de comunicación por sacar a la luz con valentía los hechos de lo que realmente ocurrió ese día. Sin su aporte, este hubiera sido un caso en el que la narrativa de nuestros primeros intervinientes habría derrotado a la justicia.

Paranoia boda-boda

La muerte de Ssebulime ha generado emociones encontradas entre los que utilizan el boda-boda, o taxi en motocicleta, como forma popular de transporte barato. Al menos cinco asesinatos de gran repercusión de jefes militares, miembros del parlamento y líderes religiosos han tenido lugar en los últimos tres años, y todos fueron ejecutados por sicarios motociclistas.

Esto ha puesto tanto a los conductores de transporte boda-boda y a los funcionarios de alto nivel en alerta.

Em Twitter, el usuario Ganda Gannyana cree que la razón por la que Ssebulime fue asesinado sin pruebas reales de que tenía la intención de asesinar a la ministra surge de que las directivas luego del asesinato de Ibrahim Abiriga, honorable parlamentario. El presidente Yoweri Museveni dio la orden de que en el caso de que un líder tenga la sospecha de que lo persiguen con malas intenciones, deberían “encargarse” de esa pesona:

A un inocente (Ssebulime Ronald), padre soltero de cuatro hijos, lo mató la policía de Uganda y la ministra Nantaba.😭😭😭 Vuelve a preguntar a tu ‘policía que tuitea favorito’ ¿por qué a alguien que está arrestado, esposado se le dispara a matar?
——-
Qué directiva estúpida por parte del presidente Museveni de que si uno tan solo sospecha de que lo persiguen, primero debe “encargarse rápidamente y luego nos encargamos del resto. ¡¿Ven?! El resultado es que un inocente como Ssebulime Ronald ha sido asesinado.

“Le dispararon esposado”, eso es sangre fría.😭😭

También en Twitter, Kyeyune Moses reflexiona sobre la confusión en torno a las circunstancias de la muerte de Ssebulime:

La historia de Ronald Ssebulime va mucho más allá de lo que podemos ver a simple vista. Circulan diferentes relatos sobre quién es el responsable de disparar al “supuesto asesino” y cómo lo mataron.
Lo más doloroso son sus hijos que están en la escuela. Ya perdieron a su mamá, ahora a su papá. ¿Se hará justicia?

Angelo Peter tuiteó que lo enfurece que la policía no haya podido presentar ninguna evidencia fehaciente de que Ssebulime era un sospechoso peligroso antes de dispararle y matarlo:

Cuando la policía de Uganda quiso agarrar a Bobi Wine por traición, presentaron en menos de 24 horas las armas que encontraron en su cuarto de hotel.
Pero no pueden presentar y mostrarnos el arma que tenía Ronald Ssebulime antes de que le dispararan luego de arrestarlo.

En un comunicado de prensa, Nantaba cuenta su versión de la historia y se pregunta quién habrá dado la orden de matar a Ssebulime. Sugiere que toda la escena podría haber sido organizada por parte de jefes a cargo de los asesinatos de personas reconocidas para ser utilizada como una pantalla. Aún cree que Ssebulime podría haber estado involucrado en un intento de asesinarla:

The masterminds of these assassinations that have been happening in this country and according to what we see will still continue because [Ssebulime] was the one who was supposed to be a witness but the primary witness has been killed!

Los jefes detrás de estos asesinatos que han tenido lugar en este país y, según lo que vemos, van a seguir ocurriendo porque se supone que [Ssebulime] sería un testigo del caso, pero mataron al testigo principal.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.