¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

El aroma de la revolución: La historia detrás de la reinterpretación de la etiqueta de legendario perfume de Sudán

Imagen de la nueva etiqueta del perfume Bint El Sudan modificada para mostrar la icónica imagen de Alaa Salah, de 22 años, manifestante que atrajo la atención mundial sobre la revolución de Sudán. Imagen del artista Amado Alfadni, utilizada con autorización.

El levantamiento de Sudán ya lleva meses, pero la imagen icónica de Alaa Salah, de 22 años de edad, recitando poemas y consignas de resistencia parada un auto en la capital Jartum, se viralizó y atrajo la atención mundial sobre la revolución. Salah ha sido comparada con la Estatua de la Libertad de Sudán, la reina nubia de la nación.

Les doy las gracias de corazón. La lucha por un Sudán 🇸🇩 democrático y próspero continúa. ¡No nos doblegaremos ante Al-Bashir, el tirano dictador!

La foto original de Salah, tomada por la estudiante sudanesa Lana Haroun, ha inspirado a artistas de todo el mundo que han convertido a Salah en un símbolo de la revolución. El artista Amado Alfadni, que nació y creció en El Cairo, Egipto, y tiene raíces sudanesas, aprovechó la oportunidad para combinar la imagen con la clásica etiqueta de perfume de “Bint El Sudan” o “Hija de Sudan”.

El muy vendido perfume fue creado en la década de 1920 por WJ Bush en Londres, y ha sido bautizado como el “Chanel Nº 5″ de África y lo usan las mujeres en todo Sudán y el este de África. La omnipresente fragancia no alcohólica –mezcla almizclada de jazmín, lila y lirio– se vendió por primera vez en mercados públicos y no en tiendas exclusivas, y finalmente se convirtió en una parte esencial de bodas y rituales de circuncisión como un elemento básico en la vida de las sudanesas. La fragancia inspira notas de feminidad, poder y encanto. También se dice que tiene cualidades mágicas y medicinales que provienen de las antiguas tradiciones aromáticas y herbales de Sudán.

Alfadni explica: “Bint El Sudan era el perfume de mi madre, así que forma parte de la identidad que he creado para mí como sudanés”.

La etiqueta original del perfume Bint El Sudan muestra una foto tomada por Eric Burgess, el primero en llevar la idea de crear un perfume a la empresa donde trabajaba, WJ Bush & Co, con sede en Londres, en la década de 1920. Foto difundida por el artista Amado Alfadni, utilizada con su autorización.

La etiqueta original del perfume mostraba la fotografía de una joven sudanesa con el pecho descubierto que lleva una falda tradicional sudanesa de pelo de elefante adornada con joyas nupciales en los tobillos y muñecas. La foto la tomó Eric Burgess, representante de los intereses de la empresa WJ Bush en Sudán.

Durante décadas, la imagen de esta joven viajó desde Jartum, Sudán, hasta Kano, Nigeria, cuando los comerciantes empezaron a usar el embriagador aroma como moneda.

Alfadni comenta que, hace 20 años, el régimen islámico de Sudán cambió la imagen original de la chica con el pecho descubierto por otra envuelta en un modesto burka negro en consonancia con los valores islámicos.

Omar al-Bashir gobernó en Sudán durante 30 años (1989-2019) e introdujo reformas del código penal –basadas en interpretaciones estrictas de la Sharia (ley islámica)– en 1991. Las reformas de Bashir relegaron a las mujeres a la condición legal de menores y restringieron su libertad de movimientos con la aplicación de estrictas “leyes de moralidad” y segregación de sexos en espacios públicos. Las mujeres se han enfrentado a flagelación y a la muerte por lapidación por violar estas leyes.

Hace 20 años, se presentaron los pudorosos frascos del perfume Bint El Sudan, con la estricta interpretación de la ley islámica. Foto de Amado Alfadni, utilizada con su autorización.

“Lo que ella lleva es realmente lo que vestían las mujeres en mi pueblo natal, en el norte de Sudán”, dijo Alfadni en una entrevista a través de Facebook Messenger. “Lo mismo con los nubios de Egipto, yo también soy nubio”, escribió.

No mucho ha cambiado en la fórmula única de Bint El Sudan en cien años, pero la ropa de la joven de la etiqueta ha sido modificada con el tiempo para reflejar los proliongados debates sobre la decencia de las mujeres.

Bush Boake Allen, la compañía que produce varios productos de Bint El Sudan desde 1966, ha reinterpretado la etiqueta con una joven que recuerda a la novia tradicional sudanesa original, pero envuelta en rojo para cubrir su pecho; una pequeña modificación para adaptarse a los mercados más recatados, dependiendo de dónde se vendiesen los productos Bint El Sudan.

La crema hidratante Bint El Sudan muestra la joven sudanesa, pero en esta versión su pecho está cubierto por una tela roja. Foto vía Instagram de genaropiano.

Las mujeres han estado en la primera línea de las protestas que comenzaron en diciembre de 2018 por el precio del pan y se convirtieron en manifestaciones a gran escala para hacer frente a la opresión de las mujeres en los espacios públicos y privados, entre otras injusticias.

Finalmente, los manifestantes pidieron la dimisión de Bashir, a quien también se busca por el papel que desempeñó en numerosos presuntos crímenes contra la humanidad.

Ese camino común de nunca celebrar el logro de una mujer sin trivializar a los demás. Es una pena porque perdemos la oportunidad de ver completo el viaje de millones de personas detrás de esa singular foto icónica.
————-
Mucho antes de que las mujeres de Sudán saliesen a las calles para presionar a Bashir para dejar el poder, ya estaban en las calles protestando contra la policía de la moral, protestando contra los azotes públicos, protestando contra la sentencia a muerte de Noura Hussein, de 19 años de edad, que mató a su marido violador, con quien la obligaron a casarse.

El 11 de abril, después de que las manifestantes rodearan el cuartel general de seguridad en Jartum, Bashir fue arrestado por los militares en lo que se ha descrito como un golpe militar que duró solo un día. El general Ibn Auf, ministro de Defensa de Sudán, declaró un estado de emergencia de tres meses y un gobierno de transición de dos años dirigido por los militares, pero renunció como líder de transición pues los manifestantes insistían en un liderazgo dirigido por civiles.

Irónicamente, el aroma especiado y dulce de Bint El Sudan se produce ahora en una pequeña fábrica en Kano, al norte de Nigeria, región aterrorizada por Boko Haram, grupo militar vinculado con ISIS. La fábrica produce aproximadamente siete millones de botellas de 12 mililitros al año, al menos el 80 % de la demanda mundial.

A pesar de que la imagen de Alaa Salah ha llamado la atención mundial sobre la lucha de Sudán por el cambio de régimen –y ha inspirado a artistas como Alfadni y otros a exaltarla como símbolo de la revolución–, feministas y activistas han advertido sobre los peligros de que una sola persona lleve la carga de la revolución, señalando que ha habido muchas mujeres anónimas antes que ella y que la propia Salah ha recibido amenazas de muerte.

En cuanto a Alfadni, dijo que tomó la decisión de combinar la famosa marca de perfumes con la imagen de Salah para cuestionar aspectos de la identidad sudanesa: “Trato de representar la imagen de Sudán lejos de la ira y el extremismo”.

Imagen de la etiqueta del perfume Bint El Sudan del artista Amado Alfadni, 2011, foto del artista y utilizada con su autorización. Forma parte del proyecto de Alfadni que explora la historia y la importancia de Bint El Sudan como perfume y como parte de la cultura e historia sudanesas.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.