¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Artículo de Global Voices ayuda a ganadores de concurso de traducción a demostrar su pasión por el checo

Jan Faber, coorganizador del concurso de traducción, da inicio a la entrega de premios. En la pantalla aparece el artículo de GV en yoruba. Foto de Filip Noubel, utilizada con autorización.

Cuando Dércio Tsandzana, colaborador de Global Voices (GV), escribió un artículo a fines de 2018 sobre una tripulación de vuelo conformada solo por mujeres en Mozambique, nunca imaginó que su artículo sería utilizado como texto fuente en una competencia mundial de traducción organizada en la República Checa.

El artículo de Dércio, redactado inicialmente en portugués, ha tenido más alcance del habitual en GV ya que ha sido traducido a 13 idiomas, incluidos árabe, polaco, yoruba, griego y chino. Dércio recuerda el origen del artículo: “Me enteré de la noticia sobre la tripulación a través de un grupo de debate en WhatsApp, mientras participada en una conferencia sobre el Internet en Ghana. Esa tarde decidí de inmediato escribir la historia. ¡Es realmente sorprendente que de todas las historias, esta pudiese ser elegida para la competencia de traducción a checo!”.

En febrero de 2019, dos instituciones con sede en Praga, el Instituto de Lengua y Estudios Preparatorios (ÚJOP), unidad académica de la Universidad Carolina, y el departamento de checo de la Dirección General de Traducción al servicio de la Comisión Europea (DGT) se contactaron con GV para solicitar autorización para usar un texto de GV para la competencia mundial de traducción a la lengua checa, ya en su cuarto año. La competencia ofrecía a estudiantes extranjeros de checo la oportunidad de poner a prueba sus habilidades de traducción desde sus respectivas lenguas maternas al checo. Este año la lista incluía hablantes de árabe, chino, francés, italiano, polaco, ruso y eslovaco.

Los finalistas recibieron la invitación para asistir a una conferencia de dos días y a la entrega de premios en Praga el 11 y 12 de abril. Filip Noubel estuvo presente en la ceremonia en su calidad de director editorial de GV y entregó los premios y diplomas a los ganadores. También entrevistó a dos ganadores sobre su experiencia de traducir el artículo de GV y de su decisión de aprender un idioma tan complejo como el checo.

Vesna Dragar y Sofia Rogozhnikova luego de recibir el tercer y primer premio respestivamente. Foto de Filip Noubel, usada con autorización.

Sofia Rogozhnikova, que obtuvo el primer puesto en la competencia, explicó:

It all started with my mother, who studied Czech when she was 16, as part of the Soviet-Czechoslovak Friendship. I went to a summer school when I was 15 and decided to live and study in Prague. I graduated in translation studies at Prague’s Charles University, and added Italian as my third language. I also studied in Italy and took the translation test with Italian. I now translate and also teach Czech as a foreign language. The text was not too challenging but it has some technical terms, and we were only allowed print dictionaries during the competition.

Todo comenzó con mi madre, que estudió checo cuando tenía 16 años, en el marco de las relaciones entre la Unión Sovietica y Checoslovaquia. Cuando tenía 15 años, fui a una escuela de verano y luego decidí ir a vivir y a estudiar a Praga. Me gradué en traducción en la Universidad Carolina de Praga y estudié italiano como tercera lengua. Además estudié en Italia y rendí el examen de traducción al italiano. Actualmente traduzco y enseño checo como segunda lengua. El texto no era muy complejo pero tenía algunos términos técnicos y solo no permitieron usar diccionarios impresos durante la competencia.

Vesna Dragar, que obtuvo el tercer puesto, comentó:

I chose Czech as a ‘rare’ language at my University in Ljubljana because I was a fan of Czech literature: the Brave Soldier Švejk, but also Kundera and Hrabal. Last year I participated in the competition and our text was the Little Red Hood tale, so I did not expect a story about Mozambique!

Elegí checo como idioma ‘poco común’ en mi universidad en Liubliana porque era fanática de la literatura checa: libros como El buen soldado Švejk, y también los novelistas Kundera y Hrabal. Participé el año pasado en la competencia y el texto a traducir fue la historia de Caperucita Roja, ¡Por eso, no supuse que traduciríamos una noticia sobre Mozambique!”

Como explica Jan Faber, oficial superior de la DGT en Praga, y traductor de inglés y polaco:

This year we had 29 participants from Slovenia, Poland, France, Russia, Italy and Egypt. The Chinese university eventually had to withdraw, as they were not able to secure enough paper dictionaries to be used during the competition. We do not allow online resources and we are very strict about this, because it gives all the participants a level playing field, not no mention that with the Internet, the temptation to use “illegal” aids might be just too strong. Students were very enthusiastic to learn about GV and one of the participants from Poland will hold a presentation on GV for her colleagues at her home Mikołaj Kopernik University in Toruń. The 10 finalists, who were invited to Prague, participated in a translation workshop, where they tried, in small groups, to translate into Czech a fragment from a famous fairy tale by the Grimm brothers.

Este año tuvimos 29 participantes de Eslovenia, Polonia, Francia, Rusia, Italia y Egipto. La universidad china decidió retirarse de la competencia porque no tenían a disposición la cantidad suficiente de diccionarios impresos para usar durante la competencia. No permitimos el uso de recursos informáticos y somos muy estrictos con esto, ya que da a todos los participantes igualdad de condiciones, sin mencionar que con Internet, la tentación de usar ayuda “ilegal” puede ser muy grande. Los estudiantes se mostraron entusiastas al conocer GV y una participante de Polonia dará una presentación sobre GV para sus compañeros en su universidad de origen, Nicolás Copérnico, en Turuń. Los diez finalistas, que fueron invitados a Praga, participaron en un taller de traducción, donde intentaron, en pequeños grupos, traducir al checo un fragmento de un cuento de hadas de los hermanos Grimm.

Cuando se le consultó si conocía a GV desde antes, Rogozhnikova admitió que fue en la competencia que se enteró de GV, pero añadió:

“I will definitely check GV because I like to compare sources of information to avoid fake news. I can check news in different languages, and GV offers a large choice all in one same place.”

Definitivamente voy a leer GV pues me gusta comparar fuentes de información para evitar las noticias falsas. Puedo buscar noticias en diferentes idiomas, y GV ofrece una gran cantidad de opciones en el mismo lugar.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.