¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Conversación con el creador de FindyourB, pódcast para milénicos kazajos instrospectivos

Página de inicio del sitio web de FindyourB.

Kairzhan Albazarov es ingeniero de petróleo de día, pero de noche, este kazajo se convierte en productor de pódcast.

El treintañero Kairzhan vive en Dinamarca, y hace tres años inició su programa, FindyourB (Descubre a tu B). La mayoría de sus invitados son kazajos milénicos que atraviesan una crisis temprana de mediana edad que cuestionan el rumbo de sus vidas y los valores que la sociedad y las tradiciones kazajas les impusieron. Algunos dieron giros radicales poco comunes a sus carreras. No obstante, todos tienen algo en común: valoran extremadamente su libertad individual y sueñan con un modelo alternativo de sociedad kazaja. Recientemente, FindyourB ha recibido invitados provenientes del país Kirguistán, y producido episodios en kazajo.

El texto siguiente es una transcripción resumida de una entrevista que hice a Kairzhan en ruso, en febrero de 2019.

Filip Noubel: Por medio de tu pódcast, FindyourB, te has convertido en lo que a mi parecer es como un ‘doctor del alma kazaja’. Se debería agregar que los pódcast son un fenómeno relativamente nuevo dentro de la cultura kazaja. ¿Cómo cambiaste de la industria petrolera a producir pódcast? En Kazajistán, generalmente se considera que si trabajas en la industria petrolera alcanzaste el éxito.

Kairzhan Albazarov: I still work in the oil industry, in fact. It started when I moved to Denmark in 2016, and went through a period of adjustment which was far from easy. I understood that I needed a hobby, even though I was very successful in my profession as an engineer of international standard. There was a larger part of myself I still couldn’t express. For introverts like me, podcasts represent much more than content—they’re like friends, and I understood I wanted to produce podcasts for people who live in Kazakhstan, and who have many problems. We have many social issues that are not discussed. I started podcasting first inviting friends, and then more well-known people on the show.

You’re right, people who work in the oil industry in Kazakhstan make good money, and tend to be upwardly mobile. My parents didn’t understand at first. My grandmother to this day believes this is a waste of time. But in reality, podcasting saved me from depression, from losing my moral grounding. Now my life feels quite balanced.

Kairzhan Albazarov: En realidad, aún trabajo en la industria petrolera. Todo comenzó cuando me mudé a Dinamarca en 2016, y pasé por un periodo de adaptación que no fue para nada fácil. Entendí que necesitaba tener un pasatiempo, a pesar de tener éxito en mi profesión como ingeniero de primer nivel. Había una gran parte de mí que aún no podía expresar. Para los introvertidos como yo, los pódcast representan mucho más que solo contenido –son como amigos, y entendí que quería producirlos para personas que viven en Kazajistán y que tienen muchos problemas. Tenemos muchos problemas sociales que no discutimos. Los primeros invitados del programa fueron mis amigos, después hubo personas más conocidad.

Tienes razón. Las personas que trabajan en la industria petrolera en Kazajistán generan buenos ingresos, y tienden a ascender en la escala social. En un principio, mis padres no lo entendieron. Mi abuela, hasta la fecha, cree que es una pérdida de tiempo. Pero la realidad es que producir pódcast me salvó de la depresión, de perder mi base moral. Ahora siento que mi vida está bastante equilibrada.

FN: ¿Puedes explicar de qué trata tu pódcast y de dónde viene el nombre ‘FindyourB'?

KA: Two or three years ago, the only thing people talked about in Kazakhstan was success, how to be strong, beautiful, but this [discourse] doesn’t reflect at all the level of suicides there are, the tension in society. On the podcast, we discuss real-life issues: depression, failure. We talk honestly about family, corruption, pain, and we heal as we let emotions come out.

Regarding the name, I wanted to call the podcast Open Yourself Up, or Authentic Self, since the main idea is about discovering the true self. In all courses about how to make a podcast you are told that, before you name your podcast, you should find a free domain. But the names I had in mind were taken, and I decided to give it a name with local characteristics. The letter ‘B’ comes from the Kazakh name Batyr, which recurs in many Turkic eposes: he is a hero, a superhero, but not necessarily a male fighter. Rather, Batyr describes a human being, regardless of gender or ethnicity, who tries to find out who they are to get rid of stereotypes, of peer pressure imposed by society, culture and family.

KA: Hace dos o tres años, el único tema de conversación entre las personas de Kazajistán era el éxito, cómo ser fuerte, bello. Pero este [discurso] no refleja el nivel de suicidios que existe, tampoco la tensión que se vive dentro de la sociedad. En el pódcast, discutimos temas de la vida real: la depresión, el fracaso. Hablamos honestamente sobre la familia, la corrupción, el dolor y sanamos cuando dejamos brotar las emociones.

Con respecto al nombre, quise nombrar al pódcast como Sincérate contigo o Yo auténtico, pues la idea principal consiste en descubrir tu yo verdadero. En todos los cursos sobre cómo crear un pódcast te dicen que, antes de asignar un nombre, deberías encontrar un dominio libre. Pero los nombres que tenía en mente ya no estaban disponibles, así que decidí darle uno con características locales. La letra “B” proviene del nombre kazajo Batyr, que aparece en muchos poemas épicos turcos: es un héroe, un superhéroe, pero no necesariamente es un hombre. Batyr, más bien, describe a un ser humano, independientemente del género o identidad étnica que intenta averiguar quién es para eliminar los estereotipos y la presión social ejercida por la sociedad, la cultura y la familia.

FN: ¿Cómo escoges a tus invitados y cómo los convences para que participen en tu programa?

KA: I started with people from the industry I work in. Then I thought of the people I know personally and who could serve as prototypes for Batyr. I found a woman who had studied with me very successfully to become an oil engineer, who started a Master’s in Europe, and then, to everyone’s surprise, decided to take up dance and to teach dance in Italy. I am lucky to know people like this, who were following a very predictable and stable path but who suddenly did a U-turn and moved to something different, and yet became successful in their new pastime.

It was very difficult to reach out to media celebrities. I would send ten invitations a day, but no one knew me, they didn't even know what podcasting was. My breakthrough happened in February 2018 when I spoke with an expert in political science, a local influencer, and since then I have no problem — people accept readily because I am not politically affiliated.

KA: Inicié con personas que vienen del sector en el que trabajo. Después, pensé en las personas que conozco personalmente que pudieran servir como prototipos de Batyr. Descubrí a una mujer que estudió conmigo con mucho éxito y que se convirtió en ingeniera petrolera, que inició una maestría en Europa, pero después, para sorpresa de todos, decidió tomar clases de danza y enseñar danza en Italia. Soy afortunado de conocer personas así, que siguieron un camino predecible y estable pero de repente dieron un giro radical para cambiar a algo diferente, y a pesar de todo lograron alcanzar el éxito con sus nuevos pasatiempos.

Fue difícil contactar a las celebridades mediáticas. Enviaba 10 invitaciones al día, pero nadie me conocía, ni siquiera sabían qué era un pódcast. Tuve un gran avance en febrero de 2018, cuando hablé con un experto en ciencia política, una persona influyente a nivel local, y desde entonces no tengo ningún problema –las personas aceptan inmediatamente porque no estoy afiliado a ningún partido político.

Imagen de un episodio de FindyourB que incluyó la participación de uno de los muy pocos miembros de la comunidad LGBTQ+ de Kazajistán.

FN:  ¿Quién escucha tu programa?

KA: My audience is quite unique: it is made of people who like to think, to develop their critical thinking. My guests agree to come to the show because they liked one of the previous interviews, thanks to word of mouth. There are also Instagrammers seeking to reach out to a new audience. The main thing is honesty, without any hype or aggressive behavior. I don't have a specific agenda, quality content is what matters the most. I create an intimate atmosphere so that people can share stories about their own life.

On average, I have five to six thousand listeners per show. This figure represents a rather diverse audience because my guests vary: politicians, political science experts, musicians. I do this on purpose to present a representative slice of Kazakhstani society, so that certain groups can learn to listen and understand what might be unknown or alien to them. The first listeners were friends, then came habitual podcast listeners, then people who are more religious, conservative, ethnic Kazakhs and Kazakh-speakers, and people trying to unite the Kazakh and the Western world. These are people aged 14 to 45, usually.

The feedback I get from my audience is my main motivation. One university professor told me she asks her students to listen to the podcasts and then write essays. People with emotional challenges find new prospects, as they identify with some of the ‘heroes’ of the shows they do what is needed to find their own ‘Batyr’. I also have some haters who insult me, particularly since two shows, one with a political science expert and another with a member of the LGBTQ+ community.

One of my listeners also became a guest: an ethnic Kazakh who moved from Mongolia back to Kazakhstan—an ‘Oralman’ as we call them—wrote his story in the show’s Telegram channel, and it touched me. He had dreamt for decades of returning to Kazakhstan and he did, but had to face our reality.

In 2018 I organized two face-to-face meetings with my listeners in Almaty. It was very moving, a gathering of like-minded people. One guy said this: “I thought I was the only such freak. Now I understand there are many of us.” Another guy wrote me to say that he’d met his wife via FindyourB, and that they are now expecting a baby.The meetings were small-scale, about 20 to 30 people. It was nice to be in such a safe environment. Having lived abroad and adopted different values I have lost many friends, but also found new ones, and some of them help to produce the podcast.

KA: Mi audiencia es bastante única: se conforma de personas a quienes gusta pensar para desarrollar su pensamiento crítico. Mis invitados aceptan venir a mi programa porque les encantó una de las entrevistas anteriores, gracias a la recomendación verbal. También hay usuarios de Instagram que buscan llegar a una nueva audiencia. El punto principal es la honestidad, sin hacer bombo publicitario ni mostrar conducta agresiva. No tengo una agenda específica, lo que más importa es brindar contenido de calidad. Creo una atmósfera acogedora para que las personas puedan contar historias acerca de sus propias vidas.

En promedio, tengo de 5000 a 6000 mil oyentes por programa. Esta cifra representa una audiencia bastante diversa porque mis invitados varían: políticos, expertos en ciencia política, músicos. Hago esto a propósito para presentar una parte representativa de la sociedad kazaja, para que algunos grupos puedan aprender a escuchar y entender lo que para ellos puede ser desconocido o extraño. Mis amigos fueron los primeros oyentes, después los típicos oyentes de pódcast, posteriormente, personas que son más religiosas, conservadoras, kazajos pertenecientes a grupos étnicos y personas que hablan kazajo, y personas que intentan unir el mundo kazajo y el occidental. Por lo general, están en un rango de edad entre 14 a 45 años.

La retroalimentación que recibo de mi audiencia es mi principal motivación. Una catedrática universitaria me dijo que le pide a sus estudiantes escuchar mi pódcast y que escriban ensayos sobre eso. Las personas con desafíos emocionales descubren nuevas perspectivas, cuando se identifican con algunos de los ‘héroes’ del programa hacen lo necesario para encontrar a su propio ‘Batyr’. También existen algunas personas odiosas que me insultan, en especial desde hace dos programas: uno con un experto sobre ciencia política y el otro con un miembro de la comunidad LGBTQ+.

Un oyente se convirtió también en un invitado: un hombre de origen étnico kazajo que se mudó de Mongolia a Kazajistán –un emigrante que regresó a su lugar de origen, a los que llamamos Oralman– escribió su historia en el canal de Telegram del programa, y me conmovió. Durante décadas soñó con regresar a Kazajistán y finalmente lo hizo, pero tuvo que enfrentar nuestra realidad.

En 2018 organicé dos reuniones presenciales con mis oyentes en Almaty. Fue un encuentro muy emotivo de personas que comparten la misma opinión. Un muchacho dijo: “Pensé que era el único fenómeno. Ahora entiendo que somos muchos”. Otro me escribió para contarme que conoció a su esposa a través de FindyourB, y que ahora está embarazada. Las reuniones fueron pequeñas, alrededor de 20 a 30 personas. Fue agradable estar en un entorno seguro. La experiencia de vivir en el extranjero y adoptar valores diferentes hizo que perdiera muchos amigos, pero también pude hacer nuevas amistades, y algunas contribuyen a producir el pódcast.

FN: En un programa parafraseas a la estrella mediática rusa Vladimir Posner, dices que a pesar de que existen periodistas en Kazajistán no existe periodismo del cual hablar. ¿Puedes explicar qué quieres decir con esto?

KA: I am not a journalist, but after I launched my podcast in 2016, I found an online course on Coursera, a journalism class from the University of Pennsylvania. The course taught basic rules of journalism, such as objectivity. When one looks at the state of journalism in Kazakhstan there is indeed little objectivity: competent journalists cannot speak their minds because media are affiliated with the government or to businesses affiliated with the government. People who practise journalism as a hobby, such as bloggers, do it on Facebook. This shows that social media are much more influential than [traditional] media in Kazakhstan.

KA: No soy periodista, pero después de lanzar mi pódcast en 2016, encontré un curso en línea en Coursera, una clase de periodismo de la Universidad de Pensilvania. El curso impartía reglas básica del periodismo, como objetividad. Cuando uno analiza el estado del periodismo en Kazajistán, en realidad, existe muy poca objetividad: los periodistas competentes no pueden decir lo que piensan porque los medios de comunicación están afiliados al Gobierno o a una empresa afiliada con el Gobierno. Quienes ejercen el periodismo como pasatiempo, por ejemplo los blogueros, lo hacen en Facebook. Esto demuestra que los medios sociales son más influyentes que los medios [tradicionales] en Kazajistán.

FN: ¿Consideras a FindyourB como una forma de periodismo? ¿Puede un pódcast convertirse en un espacio mediático alternativo en Kazajistán?

KA: I don’t know. FindyourB is my hobby. I do it after my full-time job, after I take care of my family, and cannot produce episodes very regularly. I want to understand what is happening in my country. I still want to return to Kazakhstan, to raise my child there, so I cannot be indifferent to the situation in which he will live. But I consider journalism something on a large scale with more resources

KA: No lo sé. FindyourB es mi pasatiempo. Lo hago después de mi trabajo de tiempo completo, después de atender a mi familia, por lo que no puedo producir episodios de manera regular. Quiero entender qué es lo que sucede en mi país. Aún tengo el deseo de regresar a Kazajistán para que mi hijo crezca ahí, por lo tanto, no puedo ser indiferente a la situación en la que vivirá. No obstante, considero al periodismo como algo a gran escala y con más recursos.

FN: En tu programa, la idea de la “tradición” aparece bastante a menudo. Un invitado dijo: “Somos nómadas, y en circunstancias ideales, deberíamos ser libres, pero todos estamos en deuda con alguien”. ¿Cuál es la razón de este sentir?

KA: It is very difficult to be Kazakh today in Kazakhstan. The country is at the crossroads of cultures: there’s the attractive Western culture that promotes freedom, democracy and individualism; then we have our Kazakh traditions that emphasize collective thinking and respect for the elderly, which is often abuse. And then there is also the heritage of the Soviet period. This creates tremendous contradictions: you want to be modern, to study abroad, but you are also required to stay with your parents.

After I left to go abroad, people accused me of abandoning my country and betraying my people. A lot of my friends, who are around the same age, cannot find a wife, because according to traditional family mores, the wife should be under the control of the husband’s parents. I will say something that is not popular: those traditions eat up a lot of energy, all those weddings, reunions, and celebrations. It is only because I am away, in Denmark, that I can find time to do my podcasts.

KA: Es muy difícil ser kazajo en Kazajistán actualmente. El país se encuentra en una encrucijada de culturas: por un lado, está la atractiva cultura occidental que promueve la libertad, la democracia y el individualismo; por el otro, tenemos nuestras tradiciones kazajas, que enfatizan el pensamiento colectivo y el respeto hacia los ancianos, que a menudo es abuso. Y por último, está también la herencia del periodo soviético. Esto genera tremendas contradicciones: quieres modernizarte, estudiar en el extranjero, pero te exigen también que permanezcas con tus padres.

Después de que me marché al extranjero, las personas me acusaron de abandonar a mi país y de traicionar a mi pueblo. Muchos amigos, aproximadamente de mi misma edad, no pueden encontrar una esposa porque según los principios tradicionales de la familia, la esposa debería estar bajo el control de los padres del esposo. Diré algo que no es muy aceptado: esas tradiciones consumen mucha energía, todas esas bodas, reuniones y celebraciones. Solo porque estoy lejos, en Dinamarca, es que tengo tiempo para producir mi pódcast.

FN: ¿Cómo ves evolucionar a tu pódcast? ¿Cuál es el futuro de los pódcast en Kazajistán y en kazajo?

KA: People are making podcasts now as they understand this is the future and will grow big in the next 3 to 5 years. There is one podcast in Kazakh done by a female podcaster, about self-development. It is essential to conduct interviews in Kazakh, because there are more problems and less information within the Kazakh-speaking community. Podcasting is what will democratize journalism.You can save time, and grow even without reading books. It’s very difficult to ban podcasting. This is the future.

KA: Las personas producen pódcast actualmente porque entienden que esto es el futuro, por lo tanto, aumentarán en los próximos tres a cinco años. Existe un pódcast en kazajo producido por una mujer, que trata sobre la formación autodidacta. Es primordial realizar entrevistas en kazajo, porque existen más problemas y menos información dentro de la comunidad que habla este idioma. Producir pódcast democratizará al periodismo. Puedes ganar tiempo, y crecer sin siquiera leer libros. Es muy difícil prohibir la producción de pódcast. Este es el futuro.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.