¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Banderas blancas: Sri Lanka está de luto

Después de los atentados del domingo de Pascua, todos están colgando banderas blancas por todos lados: en el exterior de las casas, en lugares públicos y en los vehículos. El blanco se usa para simbolizar el luto en Sri Lanka. Imagen de GroundViews.

Este artículo de Amalini De Sayrah se publicó originalmente en Groundviews, galardonado sitio web de periodismo ciudadano en Sri Lanka. Publicamos una versión editada como parte de un acuerdo para compartir contenido con Global Voices.

En una sucesión de explosiones coordinadas, cientos de personas murieron en Sri Lanka cuando estaban en la misa del Domingo de Resurrección el 21 de abril de 2019. Entre los seis principales lugares de las explosiones había tres iglesias: la iglesia de San Antonio en Kotahena, San Sebastián en Katuwapitiya y la iglesia de Sión en Batticaloa. Las siguientes fotos y entrevistas se recogieron el 22 de abril, un día después del ataque.

Kochchikade. Image via GroundViews.

La iglesia de San Antonio, Kochchikade. Imagen de GroundViews.

Kochchikade

Bajo el abrasador sol, las banderas blancas y negras ondean sobre las cabezas de la multitud reunida junto a la barrera de seguridad de la iglesia de San Antonio en Kochikade, Kotahena (Colombo 13).

St. Anthony's church at Kochikade, Kotahena (Colombo 13). Image via GroundViews.

El reloj se paró a las 8:45 p.m. Image via GroundViews.

“See the clock?” a man passing by says, “it’s frozen at 8.45, when the blast went off.”

“¿Ven el reloj?”, dice un transeúnte. “Está parado en las 8:45, cuando ocurrió la explosión”.

El notorio santuario católico fue el primero en las sucesiones de explosiones que ocurrieron ese día. Restos de la explosión –cristales rotos que recubrían la principal estatua de la fachada de la iglesia y el cristal protector de las puertas principales– brillaban por el sol cuando la Policía, el Ejército y el personal médico recogían los escombros.

Image via Groundviews.

Personas de luto reunidas. Imagen de Groundviews.

Everyone comes here to pray, from near and far. Who’d do something like this to such a holy place?

Todo el mundo, tanto el que vive cerca como el que vive lejos, viene aquí a rezar. ¿Quién haría algo así en un lugar sagrado?

Situado en Kotahena, barrio de la capital de Sri Lanka, el santuario se ha convertido en un lugar de refugio para personas de todas las creencias en Sri Lanka. Hubo tristeza desbordada tras las explosiones.

Colgando banderas blancas. Imagen de GroundViews

I helped move the bodies; all day, from 9am in the morning till 6pm in the evening. We were carrying them and lining them up, to take to the morgue. At a point, you lose count.

Ayudé a mover los cuerpos, todo el día, desde las 9 de la mañana hasta las 6 de la tarde. Los tomábamos y los alineábamos para llevarlos a la morgue. Llega un momento que pierdes la cuenta.

Tiene la pierna vendada y levanta la venda para enseñar la herida. Cuando él y otros intentaban ayudar a rescatar a las víctimas del ataque, lo hirió un clavó de los escombros del interior. Se desmayó por la pérdida de sangre de la herida y la Policía debió sacarlos de allí. Lo vendaron y volvió a ayudar.

Image via GroundViews

Participando en la vigilia. Imagen de GroundViews

I didn’t even want to believe it…all the small children…the women. We don’t think about how life can end so suddenly.

No quería ni creerlo… todos los niñitos… las mujeres. No pensamos que la vida puede terminar así tan de repente.

Explica detalladamente el estado de los cuerpos que vio ese día, señala con las manos en su propio torso y extremidades para indicar el daño sufrido. Muchos –independientemente de creencias– se unieron para enviar a las víctimas al Hospital Nacional de Colombo para recibir un tratamiento de emergencia y para transportar los cuerpos a la morgue de Colombo.

Image via GroundViews

Justicia, no venganza. Imagen de GroundViews

El hombre también ha participado en una pequeña vigilia organizada por un grupo de ciudadanos independientes que se celebró junto a la estatua que celebra 150 años ubicada al sur del santuario. “Justicia, no venganza” se puede leer en los carteles. Las velas están encendidas a pesar de las ráfagas del viento. Solo una hora después, una furgoneta aparcada cerca explotó mientras el equipo de desactivación de explosivos del Grupo de Trabajo Especial (STF, por sus siglas en inglés) desactivaba un artefacto explosivo encontrado en su interior.

Image Via GroundViews

Banderas blancas. Imagen de GroundViews

We are not thinking if it's someone we know, or someone who lives close by. We are tying these flags for all those who lost their lives.

No estamos pensando en si es alguien que conocemos o alguien que vive cerca. Estamos colgando estas banderas por todos los que han perdido la vida.

Image via GroundViews

Colgando banderas blancas. Imagen de GroundViews

Tienen las manos llenas de de banderas de luto negras y blancas. Un gran grupo de hombres del vecindario las colocan a lo largo de la concurrida calle Jampettah, que discurre en perpendicular a la entrada de la iglesia.

Image via GroundViews

La iglesia muy vigilada. Imagen de GroundViews

The 8am service was being carried out in both Sinhala and Tamil. Those attending were mostly people from outside these neighbourhoods. Then the explosion happened.

La misa de las 8 de la mañana fue en cingalés y tamil. Los presentes eran mayoritariamente de fuera de estos vecindarios. Y entonces ocurrió la explosión.

Una pareja que vive en el vecindario dice que la misa de Pascua de las 8 de la mañana se celebra normalmente en cingalés. Este año, la misa de medianoche del sábado se celebró en Tamil, a la que asistió la mayoría de los devotos.

Image via GroundViews

Periyamulla. Imagen de GroundViews.

Periyamulla, Negombo

Las banderas blancas ondean en las calles vacías, donde pequeñas tiendas y restaurantes están cerrados mucho después de haberse levantado el toque de queda.

Image via GroundViews

Gran Mezquita de Negombo. Imagen de GroundViews.

We are worried for our community too, and we want the country to know that we also reject what happened. Muslims do not stand by this.

Estamos preocupados también por nuestra comunidad y queremos que el país sepa que también rechazamos lo que ha pasado. Los musulmanes no apoyan esto.

Image via GroundViews

Barrio musulmán. Imagen de GroundViews.

Los líderes de las mezquitas han dicho que las familias pakistaníes han sido atacadas por parientes de personas que murieron en las explosiones del domingo de Pascua. Han atacado y apedreado sus casas y roto las ventanas con piedras. Son familias de refugiados que pertenecen a la comunidad musulmana de Ahmadicomo y también a la fe cristiana que han escapado de la persecución que sufrían en Pakistán. Entonces, las familias se han aproximado a la policía de Negombo y pidieron que los protegieran –petición proporcionada por la policía, según dijeron los líderes.

Image via GroundViews

Rezando en una mezquita. Imagen de GroundViews.

We say prayers five times a day. This is not the usual time of prayer for us. It is a special prayer, one of mourning.

Rezamos cinco veces al día. No es nuestra hora habitual de rezar. Es un rezo especial, uno de luto.

En el interior de la Gran Mezquita de Negombo se están celebrando janazah o plegarias funerarias. Cuando terminaron, la multitud se reunió junto a un ataúd que sacaron del local y se le concedió unos minutos a la comunidad para presentar los últimos respetos.

Image via GroundViews

Transportando un ataúd para las oraciones de janazah. Imagen de GroundViews.

She was 13. Her father’s Muslim but her mother is Catholic, so she’d gone to church on Sunday. That’s how our communities are, we are so mixed and connected.

Tenía 13 años. Su padre era musulmán, pero su madre católica, por lo que fue a la iglesia el domingo. Así son nuestras comunidades, estamos muy mezclados y conectados.

Había también un pequeño grupo de cristianas en la mezquita. Rezaron y recitaron versos del rosario sobre el cuerpo antes de que se lo llevaran para enterrarlo. En una casa cercana, las mujeres dijeron que las familias musulmanas viven en los alrededores de la iglesia de Katuwapitiya

Katuwapitiya, Negombo

Image via GroundViews.

Banderas blancas en Katuwapitiya. Imagen de GroundViews.

Las banderas blancas ondean bajo un cielo que está oscureciendo. Militares y oficiales de policía ocupan la estrecha carretera, mientras que los vehículos con dolientes y los peatones intentan dirigir lo que ocurre a su alrededor.

Image via GroundViews.

La calle Katuwapitiya. Imagen de GroundViews.

There’s a funeral happening at every few houses, down almost every little lane.

Hay un funeral en casas muy seguidas, casi en cada callecita.

La calle Katuwapitiya es un largo tramo de casas de luto. Hay carteles fuera de las casas que indican que familias enteras o muchos miembros de una misma familia murieron en la explosión de la iglesia de San Sebastián.

Image via GroundViews.

Personal militar vigila la calle. Imagen de GroundViews.

Image via GroundViews.

Gente cerca de la iglesia. Imagen de GroundViews.

Look at how close their houses are to the church. It must be a quick walk to mass and back. How would they have even known that their walk that day would end this way?

Mira lo cerca que están sus casas de la iglesia. Es un corto recorrido a pie para ir a misa y volver. ¿Cómo iban a saber que su paseo a la iglesia de aquel día iba a terminar así?

mage via GroundViews.

Más banderas blancas. Imagen de GroundViews.

Se empezó a celebrar funerales, muchos cuerpos abandonan la iglesia para ir a su entierro en los cementerios de Negombo. Se vació una calle para hacer espacio a la cantidad de ataúdes que se iban a enterrar.

No se ha revelado nada sobre los autores de los ataques y los comentarios políticos que provienen de los más altos puestos oficiales del país son cada vez más desalentadores. Los entierros continuarán varios días. Al 1 de mayo, el número total de muertos por los ataques del 21 de marzo es de 253 y continúa creciendo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.