- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Periodistas de Mozambique quedan en libertad y esperan juicio tras meses de detención

Categorías: Mozambique, Censura, Libertad de expresión, Medios ciudadanos, Política

Periodista Amade Abubacar. Foto: captura de pantalla de caiccajuda de YouTube [1].

Los periodistas Amade Abubacar y Germano Adriano, que fueron detenidos en enero de 2019 [2] mientras cubrían el conflicto militar al norte de Mozambique, fueron liberados el 23 de abril de 2019 y están a la espera de su juicio.

Amade colabora con varios medios de comunicación locales como Zitamar News [3] y A Carta [4], y fue detenido [5] el 5 de enero mientras entrevistaba a desplazados en el distrito de Macomia de Cabo Delgado, provincia al norte del país. Germano, periodista de la radio local Nacedje, desapareció el 6 de febrero y fue encontrado detenido [6] el 18 de febrero.

De acuerdo con Media Institute of Southern Africa [7] (MISA), Amade y Germano fueron acusados de “difundir mensajes difamatorios contra los miembros de las fuerzas armadas de Mozambique por medio de una cuenta de Facebook en la que anunciaban ataques ocurridos en aldeas del distrito de Macomia”.

Los periodistas fueron liberados [8] de la cárcel de la provincia de Mieze en Pemba, capital de Cabo Delgado, y permanecerán en libertad condicional en espera de juicio en la corte de Cabo Delgado. Su primera audiencia está programada para el 17 de mayo.

Desde 2017, grupos armados con armas blancas han atacado aldeas de Cabo Delgado, incendiado viviendas y decapitado residentes. De acuerdo con la policía [9], más de 90 personas han muerto desde que los ataques comenzaron. A la fecha, ningún grupo se ha hecho públicamente responsable por esos ataques.

En diciembre de 2018, el diario A Carta de Mozambique reveló la existencia de una página de Facebook [10], bajo un nombre que parece haber sido falsificado, que elogiaba los ataques de los grupos armados en Cabo Delgado.

Se desconoce si las acusaciones contra Amade y Germano tienen relación con esa página. La defensa de los periodistas dice que no existe conexión entre ellos y cualquier actividad ilegal vía Facebook.

Los procesos legales contra los periodistas han estado colmados de irregularidades. Después de su detención, la policía puso a Amade bajo custodia militar. Fue llevado a una prisión militar donde paso 12 días incomunicado antes de ser transferido a una prisión civil.

Los periodistas fueron acusados el 16 de abril, lo que viola el periodo límite de 90 días [11] establecido por la ley de detención preventiva en Mozambique en el caso de Abubacar.

En los procesos judiciales durante su detención preventiva, ambos periodistas fueron acusados de “delitos de violación de secretos de Estado a través de medios digitales e incitación pública a cometer actos delictivos a través de medios digitales”. Estas acusaciones difieren de las acusaciones formales presentadas en su contra, descritas por MISA como “difusión de mensajes difamatorios contra los miembros de las fuerzas armadas de Mozambique por medio de una cuenta de Facebook en la que anunciaban ataques ocurridos en aldeas del distrito de Macomia”.

De acuerdo con Amnistía Internacional [12], durante los 106 días que pasó en prisión, Abubacar enfrentó escasez de alimentos y le negaron la atención médica. La familia de Abubacar declaró al diario @Verdade [13] que le negaron las visitas durante todo el tiempo que estuvo en custodia.

Lo que le ha sucedido a estos periodistas puede ser parte de una tendencia de intimidación [14] contra periodistas al norte de Mozambique. El periodista de investigación independiente Estácio Valoi [15] fue detenido [15] en diciembre de 2018, también en Cabo Delgado y bajo términos legales cuestionables. Posteriormente fue liberado, sin ningún cargo, pero su equipo de trabajo permanece bajo custodia del Ejército.

Llamado de justicia

Cídia Chissungo, activista y organizadora de la campaña #FreeAmade (liberen a Amade), celebró la noticia:

Amade Abubacar y Geramano Adriano finalmente son LIBRES
después de casi cuatro meses detenidos.
Sin dudas debemos celebrar, pero no olvidemos cómo empezó todo. Hace tiempo dijimos:
El periodismo no es un delito.
Gracias por su apoyo.

Angela Quintal, coordinadora del Programa África para el Comité para Proteger Periodistas [23] (CPJ), comentó: