- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Carteles viales volvieron a agitar las relaciones entre Albania y Grecia

Categorías: Europa Central y del Este, Albania, Grecia, Macedonia, Lenguaje, Medios ciudadanos, Política, Relaciones internacionales

Carteles viales en el sur de Albania, con nombres en griego antes que los albaneses. Foto: Protothema [1]. Uso justo.

El 5 de mayo, las autoridades albanesas retiraron 35 carteles viales en griego y albanés colocados en el sur del país, lo que provocó controversia sobre la soberanía nacional y la minoría griega de Albania.

La Autoridad Vial Albanesa [2] (ARA) ha afirmado que los carteles viales no cumplían con las normas de seguridad ni respetaban la legislación que regulan el orden, tamaño y fuente en que se deben mostrar el albanés e idiomas minoritarios. Los carteles viales en cuestión mostraban las palabras en griego primero, en amarillo, seguidas de albanés.

Albania tiene una minoría griega del 0.9 % [3] de su población de poco menos de tres millones. Casi todos viven en los 5000 kilómetros cuadrados en el sur, cerca de la frontera con Grecia. El griego es un idioma oficial en las municipalidades donde la población de etnia albanesa excede el 20 %, y los carteles en ambos idiomas no son raros en esas zonas.

Sin embargo, esta vez muchos discrepan con los carteles bilingües. En Twitter, un usuario de Albania dijo:

Mientras los políticos albaneses divididos y corruptos desestabilizan el país, los chauvinistas griegos continúan con su plan de asimilar el sur [de Albania]. Un verdadero escándalo con los carteles viales en griego.

Hubo reacciones del otro lado de la frontera también:

Epiro del Norte: la minoría ha sido afectada con la eliminación de señales bilingües
Esta es una violación a la ley de minorías
.
———
El Ministerio del Exterior de Grecia, Endy Zemenides, director del grupo Líderes Helénicos, el Instituto Griego-Estadounidense, Michail Ignatiou, corresponsal en Washington y Nueva York, la Orden de la Asociación Educativa Progresista Estadounidense-Griego, el Centro de Recursos del Genocidio Griego deben parar los múltiples actos ilegales contra la minoría griega. Con esas acciones, nunca entrarán a la Unión Europea.

Edi Rama, el primer ministro de Albania, respaldó la afirmación de Autoridad Vial Albanesa de que los carteles no cumplían con las regulaciones de seguridad vial. Agregó que la operación no estaba pensada para la comunidad griega y criticó la retórica nacionalista [15] en torno al tema.

I would like to say to all of those who play the ultra-nationalist, raising the alarm about road signs written in Greek in an area where the Greek minority lives, that we’re a European country and, when we talk about Europe, we talk about this too.

Me gustaría decirles a todos los que se hacen los ultranacionalistas y que hacen sonar las alarmas sobre los carteles viales en griego en una zona donde vive la minoría griega que somos un país europeo y que cuando hablamos de Europa, hablamos de esto también.

En Grecia, el ministro del Exterior, George Katrougalos, también consideró que el asunto es técnico más que político. Dijo en una entrevista de radio el 6 de mayo [16]:

Los nuevos carteles viales con el albanés arriba y el griego abajo se pusieron el 7 de mayo. Foto de Vizion Plus TV [17]. Uso justo.

Είμαστε σε επικοινωνία, μέσω της εκεί Πρεσβείας μας, για να δούμε τι γίνεται. Έχουν προβάλλει ορισμένους ισχυρισμούς ότι οι δίγλωσσες πινακίδες στην Αλβανία πρέπει να έχουν πρώτα την αλβανική γλώσσα, μετά την ελληνική, ορισμένα θέματα αρμοδιότητας. Εμείς προφανώς έχουμε προειδοποιήσει ότι οποιαδήποτε κίνηση, η οποία θα φανεί ότι είναι εναντίον των συμφερόντων της μειονότητάς μας, θα αντιμετωπιστεί με τον τρόπο που προβλέπει το διεθνές Δίκαιο.

Estamos en contacto a través de nuestra embajada para ver qué sucede. Han afirmado que los carteles bilingües en Albania deben tener primero el albanés y luego el griego. Obviamente hemos advertido que cualquier medida que parezca contraria a los intereses de nuestra minoría se verán según el derecho internacional.

En entrevista con la agencia independiente Balkan News [18], Shezai Rrokaj, exrector de la Universidad de Tirana y decano de la facultad de albanés, dijo que el albanés debería estar primero y el griego después. Dice: “Los idiomas minoritarios se deben usar localmente y no pueden actuar como idioma principal”.

El 7 de mayo, la Autoridad Vial Albanesa empezó a poner nuevos carteles viales en la zona con el albanés más arriba.

La noticia viajó rápido — en Twitter, este usuario se lo dijo a otros hablantes de griego el mismo día:

La reubicación de carteles bilingües en las aldeas de la comunidad griega en Albania (fotos).
————-
Albania reinstala carteles bilingües en griego y albanés en la zona de Finiq/Φοινίκη.

Relaciones Albania-Grecia

Albania y Grecia tienen un acuerdo de amistad, y cerca de 600 000 albaneses han inmigrado a Grecia en las tres últimas décadas. De todas maneras, los dos Gobiernos han hecho esfuerzos para poner fin a los pocos problemas –como derechos de los albaneses expulsados por nacionalistas griegos al final de la Segunda Guerra Mundial (en lo que se conoce como el asunto Cham [21]), o los derechos de la minoría griega que vive en Albania.

En 2016, Albania accedió a permitir que los griegos construyan cementerios en territorio albanés para sus soldados que murieron en la Segunda Guerra Mundial. También aprobó una ley que hizo que el griego fuera el segundo idioma oficial en algunas municipalidades albanesas.

De otro lado, Grecia se niega a reconocer el asunto Cham. Las negociaciones sobre fronteras marítimas entre los dos países están detenidas [22].

Guerra de idiomas en los Balcanes

Cartel vial en macedonio, inglés y albanés en el centro de Skopie, capital de Macedonia del Norte. En uno, el texto en albanés fue pintarrajeado con aerosol negro. Foto de Global Voices, CC-BY.

La política del idioma no es rara en los Balcanes, sobre todo cuando acontecimientos actuales sacan a la luz dolorosas experiencias del pasado.

En Macedonia del Norte, un ley de 2008 basada en los Acuerdos de Ohrid [23], tratado de paz que puso fin al conflicto armado de 2001 [24], permitió el uso oficial del albanés y otros idiomas hablados por más del 20 % de la población local a nivel municipal. En enero de 2018, el Parlamento expandió el uso del albanés en todo el país [25] bajo virulentas protestas de la extrema derecha, el anterior partido gobernante VMRO-DPMNE, que usaba lemas como “no al bilingüismo” y “esta es nuestra línea roja”.

Aún hay esporádicos actos de vandalismo inspirado por nacionalistas, como el de la foto de arriba, de un cartel en el centro de la capital Skopie, con las palabras en albanés pintarrajeadas con pintura en aerosol.