¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

“Las grandes compañías tecnológicas no nos solucionarán el problema. Nosotros podemos hacerlo”

Fotografía de Kevin Harber usada con licencia CC BY-NC-ND 2.0.

Nota del editor: este ensayo fue escrito como parte de una campaña de medios sociales que promueve la diversidad lingüística en línea coorganizada por Rising Voices. Este ensayo se creó a partir de una serie de tuits compilados a través de la aplicación Thread Reader y se organizó y editó para su publicación.

A menudo hablo sobre mi abuelo (ahora de 92 años) que lee y escribe en yoruba, pero no en inglés. Como orfebre, tuvo una vida exitosa y vivió en muchas partes de Nigeria.

Pienso en él frecuentemente cuando reflexiono sobre los problemas de inclusión en la tecnología lingüística de la actualidad. En muchas ocasiones, cuando visito su hogar, tengo que ayudarlo a utilizar su teléfono móvil: recuperar sus mensajes antiguos o responder las instrucciones del teléfono.

En su casa y en la oficina de mi padre, a principios de la década de 1990, fueron donde vi por vez primera los teléfonos de marcación de disco –por lo tanto, el problema no es que no haya visto o utilizado teléfonos para comunicarse. No obstante, los teléfonos móviles y sus funciones técnicas representan nuevos obstáculos.

Como la mayoría de personas que tienen el privilegio poder manejarse en la web y en el inglés, es fácil para mí descartar todas las consternaciones adultas relacionadas con la nueva tecnología. “¿Por qué no lo pueden comprender?”. No obstante, si retrocedemos un poco, se puede ver el problema –y las oportunidades.

Las herramientas como texto a voz y reconocimiento de habla fueron creadas para solucionar problemas como este: facultar a las personas para que utilicen sus dispositivos de la manera más intuitiva posible, con acciones humanas naturales como hablar y escuchar. ¿Pero qué pasa si el usuario no habla/entiende inglés? No es el tipo de pregunta que a muchas compañías tecnológicas decidadas a África les guste enfrentar, quizá también porque existen muchas voces fuertes de la clase media que dicen ‘todos hablamos inglés de todas maneras. ¿Para qué preocuparse?’.

Mi impresión es que a pesar de utilizar inglés como medio de instrucción durante décadas, la dura realidad es que millones no lo hablan todavía o no tienen la fluidez necesaria para utilizar las herramientas tecnológicas más modernas.

Conté algo ocurrido en un cajero automático en la ciudad de Lekki, donde un hombre de unos 30 años no entendió qué quiso decir la máquina con no poder dar dinero “en múltiplos de 500″, o algo así.

Habría sido más fácil que le hubiese atendido en igbo.

Pero actualmente, no hay cajeros automáticos que podamos utilizar satisfactoriamente en un idioma nigeriano. Y no se pueden usar hablándoles, aunque puede no ser solo un problema nigeriano. Aún así, no podemos esperar que las grandes compañías tecnológicas nos solucionen el problema. Nosotros podemos hacerlo.

Imagina si pudieras utilizar tu teléfono/cajero automático/etcétera en un idioma nigeriano. A mi abuelo y millones más les permitiría participar en la vida moderna. Piensa en las posibilidades de una inclusión financiera. ¿Quién depositaría su dinero en un banco si no pueden retirarlo fácilmente?

Existen herramientas creadas para discapacitados que pueden beneficiarse de la inclusión del lenguaje local. Un teléfono que pueda leer el texto puede ser una gran ventaja para una persona ciega que no habla inglés, por ejemplo, En pocas palabras, muchas oportunidades. La mayoría de las empresas emergentes locales no están convencidas de la rentabilidad de estos proyectos, por eso pocas organizaciones intentan solucionar los problemas. No me pregunten por qué el Gobierno no patrocina una investigación en este rubro. Tampoco lo sé.

Hacemos lo que podemos, cuando podemos.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.