¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Policía de Hong Kong retira la palabra “disturbio” para protestas del 12 de junio, pero ciudadanos siguen pidiendo justicia

Un bote de gas lacrimógeno estalla junto al legislador Wu Chi Wai. Captura de pantalla de Youtube FTVV.

Después de que dos millones de hongkoneses se concentraran contra el calificativo “disturbio” dado por la policía en referencia a la manifestación contra la extradición del 12 de junio, Stephen Lo, jefe de policía de Hong Kong, dio marcha atrás y aseguró que el calificativo había sido un malentendido.

Sin embargo, la retirada del calificativo “disturbio” no ha apaciguado la propagación de la indignación contra las autoridades. Muchos todavía exigen saber por qué la policía descargó 150 botes de gas lacrimógeno y también series de pelotas de goma y de semillas si solo querían reprimir a unos pocos manifestantes agresivos.

En una rueda de prensa el 18 de junio, Stephen Lo dijo:

I did not mean that all those taking part in the protests that day were taking part in rioting…And they need not worry that they could have committed riot offences.

No quería decir que todos los que participaron en las protestas ese día estuvieran participando en una revuelta… y no tienen que preocuparse de haber cometido delitos por disturbios.

Lo también manifestó que la policía arrestó a 32 personas el 12 de junio, y solo cinco manifestantes habían sido acusados de disturbios.

En una sesión del Consejo Legislativo el 19 de junio, el secretario de seguridad, John Lee Ka-chiu, subrayó que la policía había usado un “nivel mínimo de fuerza” y justificó los disparos a la cabeza de los manifestantes como resultado del “caos”.

Police will target the protester’s largest part of the body. But the situation was chaotic and [people] were moving…

La policía apuntaba a la parte más grande del cuerpo de los manifestantes. Pero la situación fue caótica y [la gente] se estaba moviendo…

Sin embargo, un video viral presenta una imagen distinta. A continuación, los dos incidentes más difundidos sobre el uso abusivo de la fuerza por parte de la policía durante las protestas.

Gas lacrimógeno fuera de la zona de las protestas del Edificio Citic

La calle en el exteriro del Edificio Citic era una zona de protesta aprobada por la policía con un permiso, solicitado por el Frente de Derechos Humanos Civiles (CHRF, por sus siglas en inglés), válido entre los días 12 a 14 de junio. Sin embargo, sobre las 4 p.m. del 12 de junio, la policía antidisturbios bloqueó la calle por ambos lados y lanzó al menos nueve botes de gas lacrimógeno contra cientos de manifestantes que ocupaban la zona.

Después de que las calles fueran acordonadas por ambos lados, los manifestantes empezaron a refugiarse dentro del edificio más cercano. Este video intenta reconstruir el incidente con un mapa con marcas y notas explicativas en pantalla:

Muchos manifestantes escribieron sus relatos en los medios de comunicación ciudadana. A continuación, el relato de Man-bun en inmediahk.net:

三點過後,㷛底(立會前門範圍)及會場另一邊(會展方向)均傳來騷動聲,大會主持再三籲請保持冷靜、強調這是一個和平集會,雖然大家都顯得緊張,但基本仍按主持主張留在原地。 未幾,有救傷物品及傷者從㷛底方向被抬進場,大會要求讓出通道,各人才意識到警方已經在那邊施放催淚彈。不久,槍聲與嘈雜人聲趨近清晰可辨,警方顯然正分別朝集會群眾的兩邊夾擊推進,由於一直都沒有收到警方的任何警告,市民先是錯愕、憤怒,接着開始慌亂,紛紛湧向最近而且唯一的逃生口,亦即中信大廈的大堂,筆者當時就站在門口附近,當即被人潮捲入大廈…

沒多久筆者已感到呼吸困難、大汗淋漓,開始聽到有人高呼索取哮喘藥……催淚煙不絕湧進大樓内,飄昇上各個樓層,令呼吸更困難,先是剌鼻、淚眼、後來連皮膚也感到異樣赤痛,有人到後樓梯尋找可能出口,但回報大門均告鎖上…人群緩慢向二樓住天橋方向的出口撤出…沿途看得見多人情緒幾瀕崩潰,哭泣著由身邊人摻扶離開,亦聽到有市民哮喘病發不適暈倒。

Después de las 3 p.m., oímos gritos procedentes de la zona del Consejo Legislativo y del otro lado (del centro de exposiciones Wanchái). Los organizadores de la concentración nos pidieron que mantuviéramos la calma y enfatizaron que la protesta era pacífica. Aunque estábamos nerviosos, una mayoría decidió quedarse en el mismo lugar. Un momento después, los heridos fueron trasladados a la zona de protesta y les dimos espacio. Solo entonces nos dimos cuenta de que la policía había lanzado gas lacrimógeno. Muy pronto escuchamos el sonido de las pistolas que se acercaban. La policía había acordonado la zona y seguía avanzando. Como no recibimos ningún aviso de la policía, la gente estaba conmocionada, enfadada y en pánico. Corrieron hacia la única salida, que era el Edificio Citic. Como yo estaba sentado cerca de la entrada, la multitud me empujó hacia adentro…

Dentro del edificio, me costaba respirar y sudaba. Oí a alguien gritar pidiendo medicinas para el asma… el gas lacrimógeno seguía entrando en el edificio, al principio costaba respirar, luego te dolía la nariz y los ojos e incluso la piel. La mayoría de las puertas estaban cerradas por dentro en el edificio… después de un rato, la multitud se fue retirando por el puente peatonal que conecta con el segundo piso… muchos lloraban por el camino, y yo había escuchado que al menos un ciudadano había sufrido un ataque de asma y se había desmayado.

El escritor subrayó que si los manifestantes no se hubieran ayudado los unos a los otros de una forma tan ordenada el incidente habría costado muchas vidas.

Gas lacrimógeno lanzado contra el legislador Wu Chi Wai

En la avenida Tim Mei cerca del Consejo Legislativo, la policía antidisturbios disparó gas lacrimógeno a los manifestantes a través de la zona neutral donde estaba el legislador del Partido Democrático Wu Chi Wai. Se quedó allí para actuar como escudo humano contra cualquier conflicto directo entre la policía y los manifestantes. Aunque no había existido ninguna conducta agresiva por parte de los manifestantes, la policía antidisturbios empezó a lanzar gas lacrimógeno a la multitud que se encontraba a unos 30 metros de la policía.

Wu Chi Wai se encolerizó y gritó “¡quiero ver a su comandante!” a los policías cercanos. En vez de un alto al fuego, la policía antidisturbios disparó otro bote de gas lacrimógeno que estalló a unos tres metros de Wu. El legislador terminó rodeado de gas lacrimógeno sin ninguna protección.

La experiencia de Wu no fue el único caso, al menos 10 reporteros le contaron a la Asociación de Periodistas de Hong Kong que la policía antidisturbios les dispararó botes de gas lacrimógeno a corta distancia. A tres los botes les golpearon en la cabeza.

John Lee continúa invitando a los manifestantes a enviar sus casos a la Oficina de Quejas e Investigaciones Internas (CII, por sus siglas en inglés) del departamento de policía. Sin embargo, la CII ha sido muy criticada por inefectiva ya que los investigadores también pertenecen al departamento de policía. Además, el 12 de junio, la Brigada Táctica Especial (el equipo élite de la policía antidisturbios) no llevaba puestos sus números en los uniformes, lo que dificulta la tarea de presentar una queja válida.

La respuesta de las autoridades policiales y gubernamentales no ha logrado responder a las demandas de la gente. Los legisladores del sector prodemocrático, líderes cristianos, expertos de la comunidad jurídica y una coalición de grupos de la sociedad civil han reclamado una investigación independiente sobre el uso excesivo de la fuerza durante las protestas del 12 de junio.

Para saber más sobre los antecedentes de las protestas anti-extradición, visita nuestra página de cobertura especial.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.