¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Jugando contra el patriarcado: Niñas musulmanas toman “espacio masculino” y juegan al fútbol

Captura de pantalla del video “Jugando contra el patriarcado: Niñas musulmanas toman el “espacio masculino” jugando al fútbol.

Esta publicación es de Grace Jolliffe y apareció originariamente en Video Volunteers, galardonada organización internacional de medios de comunicación con sede en India. A continuación, publicamos una versión ligeramente editada en virtud de un acuerdo para compartir contenido. 

Un grupo de niñas musulmanas alberga el sueño de convertirse algún día en futbolistas. Han acabado practicando en un parque gubernamental en Rajabazar, barrio pobre de Calcuta, capital del estado indio de Bengala Occidental. Sueñan con driblear y jugar en campos más grandes, ante un gran público. Debgopal Mondal, corresponsal de la comunidad VideoVolunteers, entrevistó a algunas niñas y creó un videorreportaje que muestra cómo las niñas están desafiando las normas de género a través del deporte.

Shahina Javed es quien creó este equipo femenino de fútbol. Como fundadora de la ONG Roshni, que lucha contra el abuso doméstico, la dote y el matrimonio infantil, Shahina se ha dedicado a romper las normas sociales durante los últimos diez años. Además de empoderar a las adolescentes, Roshni también lleva a cabo talleres para dar a conocer el derecho de las mujeres a la educación.

Aunque las mujeres indias han sido discriminadas durante mucho tiempo en el mundo de los deportes, estas niñas musulmanas están luchando contra la idea de que es solo un “espacio masculino”. Según Mehvi Shira, una de las niñas, participar en el equipo femenino le ha enseñado que las niñas son tan buenas como los niños:

We used to think boys can play football, but girls cannot, but then we realised that both of them can play. They are equal. If the boy can study more, a girl can also study more. If a boy can participate, a girl can also participate.

Pensábamos que los niños podían jugar al fútbol y que las niñas no, pero entonces nos dimos cuenta de que todos podemos jugar. Somos iguales. Si un niño puede estudiar más, una niña también puede estudiar más. Si un niño puede participar, una niña también puede participar.

En India, no es fácil para las chicas progresar en los deportes. La discriminación de género está presente en la brecha salarial, en los prejuicios hacia las deportistas, sin mencionar los frecuentes comentarios sexuales y los incidentes de acoso. Esta disparidad pone de manifiesto problemas que están profundamente arraigados en el sistema deportivo y en la sociedad en general. La falta de facilidades, oportunidades y apoyo por parte del Gobierno es un factor añadido a por qué las jóvenes están abandonando sus sueños. Tani Fatima dice:

The ground does not belong to [the boys]. It's for all of us. We have the right to go there and play. They stop us from playing. We do not have a proper space to play which is affecting our game.

El terreno no les pertenece [a los niños]. Es para todos. Tenemos derecho a ir y jugar. No nos dejan jugar. No tenemos un lugar adecuado para jugar, lo que afecta a nuestro juego.

Aunque en India muchos piensan que la igualdad de género en los deportes es una idea utópica, existe un movimiento creciente que está hablando al respecto y solucionando algunos de los problemas que sufren las mujeres. La red de activistas de VideoVolunteer (formada por hombre y mujeres) está comprometida con la igualdad y trabajan para romper las normas patriarcales bajo la Campaña Khel Badal de VideoVolunteers. Este es un ejemplo de cómo VideoVolunteers quiere retratar las historias sobre cómo las mujeres luchan, negocian y desafían el patriarcado.

Mira el video:

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.