¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Entre críticas y elogios, municipio español lanza con éxito desafío para cambiar hábitos alimenticios

Pulpo a feira, plato típico de la gastonomía gallega. Imagen en Flickr de demi (Attribution 2.0 Generic (CC BY 2.0).

En enero de 2018, el municipio de Narón, ubicado al noroeste de la provincia de La Coruña, en Galicia, España, lanzó un singular reto: que sus habitantes bajaran en conjunto 100 000 kilos de peso en dos años. El municipio tiene una población de 39 000 habitantes, por lo que el promedio de peso que debe perder cada habitante es de un kilo y medio, aunque solamente el 40 % tiene obesidad o sobrepeso.

Un año después, el objetivo se está cumpliendo. Hacia febrero de 2019, la pérdida de peso colectiva llegaba a los 46 000 kilos.

La intención del programa es comprometer a los naroneses con exceso de peso –unas 15 000 personas, según estimaciones del Servicio Gallego de Salud– a reducir su peso al menos en 10 %:

Desta forma diminuiríase o índice de mortalidade en Narón en 1,5 puntos co que este concello pasaría a rexistrar a mortalidade máis baixa de Galicia, que se situaría entre as mellores de España.

De esta forma, se disminuiría el índice de mortalidad en Narón en 1,5 puntos con lo que este concejo pasaría a registrar la mortalidad más baja de Galicia, que se situaría entre las más bajas de España.

El ejemplo lo dieron la alcaldesa, Marián Ferreiro, y 14 miembros de la corporación municipal de Narón, que el 25 de enero de 2018 dieron inicio al programa “100.000 Motivos de Peso”. El primer paso fue pesar a los funcionarios municipales, cuyo peso conjunto llegó a los 1174,50 kilos.

En los primeros meses, el trabajo consistió en fomentar alimentación sana y actividad física con apoyo del concejo, asociaciones, centros educativos y otras empresas con supervisión de personal médico con la finalidad de llegar al objetivo final: adelgazar entre todos 100 000 kilos en dos años.

El doctor Carlos Piñeiro, médico de Narón y el responsable del proyecto, observó que el sedentarismo y la obesidad eran problemas comunes en la ciudad, graves problemas en una localidad donde gran parte de la población tiene sobrepeso. En agosto de 2018, no existía un balance oficial de resultados, pero según el doctor Piñeiro, el promedio de pérdida de peso en los participantes era de 2,5 kilos por mes.

En ese momento, el programa ya tenía inscritos a más de 6000 vecinos de Narón. A la mejora en la salud, se agrega una ventaja adicional debido a que la mejora en la salud de las personas ayuda en su economía, pues se estima que una población más sana tiene menores gastos hospitalarios.

Gracias a esta iniciativa, la localidad de Narón recibió el Premio Europeo de la Obesidad 2018 al Mejor Programa de Participación Pública por su proyecto “100.000 motivos de peso”, y se ha “premiado la proyección pública de una iniciativa colectiva que aglutina la lucha contra la obesidad, la prevención y la solidaridad”, comentó el doctor Piñeiro.

La iniciativa no se limita a los asuntos de salud, pues también tiene un carácter solidario. Y es que por cada kilo de peso que pierdan los participantes, se aportarán al Centro de Recursos Solidarios de Narón alimentos no perecederos o leche, “para así establecer situaciones igualitarias en salud”, tal como señaló la alcaldesa Marián Ferreiro.

Además, hay colaboradores precoces, como cuenta el doctor Piñeiro:

Un grupo de abuelos […] preguntó qué estaban haciendo en los colegios porque sus nietos se negaban a comer patatas fritas.

Los niños de Narón “son investigadores de su entorno y del tipo de dieta que realiza su familia y de cuánto camina”.

Muy buena iniciativa, pero… ¿y ese nombre?

Aunque, según ha aclarado el doctor Piñeiro, el objetivo del programa no es perder peso sino fomentar estilos de vida saludables en la comunidad, también ha recibido críticas. Por ejemplo, Yolanda Cambra, especialista en inteligencia emocional, opina que, más que un plan para bajar peso, es una propuesta de hábitos saludables y no una dieta para adelgazar. Según escribió en su sitio web:

Pero ¿por qué no llamarla 100.000 motivos de salud? Si centran el interés en adelgazar, están reforzando la idea equivocada que asocia delgadez con salud.

[…] La iniciativa, propuesta por los médicos de los centros de salud, consiste en varios puntos, como:

  • Rutas de caminatas por la naturaleza.
  • Talleres de nutrición.
  • Los hosteleros se suman ofreciendo menús saludables.

Pero esto no es estar a dieta, señores. Comer sano y tener actividad física debería ser el modo de vida de toda la población.

[…] Me parece estupendo que se tomen medidas para que un sobrepeso no llegue a obesidad. Pero utilizar con tanta alegría los términos “kilos” y “dieta para adelgazar” puede conseguir el efecto contrario.

De otro lado, los usuarios de Twitter también han ayudado a difundir la iniciativa y sus resultados:

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.