¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

“Hombre de la bicicleta” de Trinidad y Tobago lleva el ciclismo a nuevas alturas

Captura de pantalla del video del “Hombre de la bicicleta” de Trinidad, ampliamente difundida en Facebook.

Trinidad y Tobago es tierra de alturas —  literal y figuradamente.

Sus moko jumbies, míticos personajes que andan con zancos provenientes de la tradición de África occidental, son fijos en las celebraciones anuales de carnaval del país. Según la tradición oral, la altura de los zancos —entre 3 y 3.50 metros de altura— les da un punto de mira ideal desde el cual puede ver la maldad y proteger a los inocentes. Los caminantes de zancos suelen vestir largas faldas o pantalones sueltos para crear la ilusión de que son gigantes —pero a la más reciente historia de altura de Trinidad y Tobago no le interesa ocultar la mecánica de lo que lo hace poder dominar a los mortales menores.

Te presentamos al “Hombre de la bicicleta” de Trinidad y Tobago, que se ha convertido en una sensación en medios sociales. Su nombre es Jazeel Joseph, 34 años, soldador con 21 años de experiencia de andar en zancos moko jumbie. En conversación telefónica, me dice que llega a alturas a las que nadie más ha llegado en el país, más de cuatro metros de altura.

Bicicletas de la colección de Jahzeel Joseph, “Hombre de la bicicleta”. Foto cortesía de Joseph, usada con autorización.

La idea de construir bicicletas altas se le ocurrió después de ver pasar a una pareja en un tándem en su vecindario. Se dijo: “Jahzeel, ¡puedes construir esto!”. Trabajó en un diseño y “solamente lo hizo crecer un poco”. Tiene una flota de bicicletas –tres las ha diseñado y construido él mismo– que van de los dos metros a los casi cuatro metros de altura. ¡Es como un moko jumbie sobre ruedas! [Nota: advertencia sobre el lenguaje en el video.]

El “mayor ciclista del mundo” es de Diego Martin, suburbio en el noroeste de Trinidad. Cuando le pregunté qué lo inspiró a crear esas bicicletas no convencionales, dijo: “Me gusta ser diferente”. Pero es más que eso. Para él, montar –y específicamente montar estas bicicletas– es una manera de alentar a los jóvenes a descubrir qué los hace diferentes.

“La delincuencia no es el único estilo de vida”, explica. “No tienes que ser delincuente para tener reconocimiento”. Cuando los “jóvenes” de esta zona llegan a su casa, aprender a montar estas asombrosas bicicletas y, en el proceso, imaginan incontables posibilidades para sus vidas. Joseph va por todo el país y llama mucho la atención en las comunidades que visita:

Hay un dicho trinbagoense que dice “en alturas”. Es un concepto múltiple y complejo que básicamente se refiere a llevar algo a un nuevo nivel —a menudo de manera divertida e impresionante— pero esas alturas también tienen profundidad innata que sacan a las personas de su elemento y las hace pensar en cosas que no habían considerado antes. Hay un componente de admiración y asombro que concede pausas y suele hacer que las personas queden asombradas. Para Joseph, las bicicletas hacen que las “mandíbulas caigan” –y ciertamente es así.

Como dice el espectador en el segundo video:

Well, yes! The man riding [with] no hands, yes […] 12 feet in the air…you could understand he [him]?

Pues, ¡sí! El hombre que monta sin manos, sí […] 3.50 metros en el aire… ¿Lo entenderías?

Para ampliar su alcance, Joseph necesita auspicios para su iniciativa con los jóvenes, y también donaciones de bicicletas usadas y y partes de bicicletas. En un hilo de Facebook, se analizó si el “Hombre de la Bicicleta” podría llegar al Libro Guinness de los Récords, pero parece que le faltan tres metros. Joseph está al tanto de la situación –ya está en contacto con la organización Guinness, que le ha enviado pautas. Tiene planeado presentar un nuevo diseño en el que está trabajando y romper la marca actual de la bicicleta más alta para montar del mundo.

No hay duda de que el cociente de las “alturas” de Joseph está ahí. Ciertamente, el grupo de caminante en zancos #1000 Mokos ha expresado su interés en conocer al “Hombre de la Bicicleta”. “¡No hay problema!”, me dice. “Podría llegar hasta ahí bien fácil y tomarme una foto con los moko jumbies“. ¡Pues eso sí que sería verdadera altura!

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.