¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Estudiantes nigerianos enfrentan acusaciones de ciberdelitos por criticar a su universidad en línea

Ceremonia de graduación en una universidad nigeriana. Foto de Rajmund Dabrowski/ANN, vía Flickr, 7 de junio de 2009 (CC BY-NC-ND 2.0).

Un grupo de alumnos y exalumnos vinculados con la Universidad Madonna, institución educativa privada ubicada en el Delta del Níger, Nigeria, se arriesgan a pasar hasta siete años en prisión por publicaciones en medios sociales en las que critican las malas condiciones y maltratos de estudiantes y personal de la universidad.

El grupo, conocido como Madonna 7, incluye a cuatro estudiantes: Benedict Amaechi, Badaziri Owhonda, Chijoke Nnamani y Nwokeoma Blackson. También incluye a los trabajadores Anthony Ezeimo y Jonathan Abuno, que también es exalumno. Un sétimo nombre en el grupo, Nnamdi Opara, amigo de Ezeimo, también está mencionado en el caso.

El 28 de marzo de 2019, el grupo fue procesado ante la corte de acuerdo con la sección 27(1) (b) de la ley de ciberdelito nigeriana de 2015 [Ley de Ciberdelitos (Prohibición, prevención, etc.) de 2015] por delitos presuntamente cometidos entre el 1 de enero y 31 de diciembre de 2018. La policía presentó la acusación contra el grupo luego de una denuncia presentada por la universidad.

Vivien Douglas, consultora de comunicaciones en nombre de Madonna 7, hizo llegar a Global Voices la hoja de la acusación (FHC/FHC/C/03/2019) por correo electrónico. Al grupo se le acusa de enviar “mensajes falsos” a través de medios sociales, que causaron “fastidio, incomodidad, peligro, insulto, lesiones, intimidación criminal…” a la Universidad Madonna y su jefe de seguridad, Titu Ugwu.

El 3 de julio, una corte superior federal de Awka, capital del estado de Anambra al sudeste de Nigeria, concedió libertad bajo fianza a los hombres. Aunque la solicitud para fianza para el grupo se presentó y tuvo su audiencia el 19 de febrero, siguieron en prisión durante cinco meses.

Chinedu Igwe, jefe del equipo legal de los acusados, afirmó que la corte debía concederles fianza en marzo, pero que el secretario judicial no pudo completar la verificación de dirección de fiadores, lo que paralizó su liberación.

El caso se pospuso para el 7 de octubre de 2019.

¿Una universidad católica por encima de las críticas?

La Universidad Madonna es una universidad católica privada que administra tres campus en Nigeria. El grupo Madonna 7 presuntamente cometió los ciberdelitos en el campus de Okija en el estado Anambra, al sudeste de Nigeria. La universidad tiene dos campus más ubicados en la ciudad de Elele, estado River (sur de Nigeria) y Akpugo en el estado Enugu (sudeste de Nigeria).

El reverendo Emmanuel Edeh fundó la Universidad Madonna en 1999 y también fundó otra universidad y un politécnico. Edeh es el segundo pastor nigeriano más rico con entidades de caridad e inversiones estimadas entre 80 y 100 millones de dólares estadounidenses.

En línea, Edeh y su universidad han enfrentado duras reacciones por no tolerar críticas de los estudiantes y el personal:

La Universidad Madonna sigue siendo una escuela secundaria engrandecida.
Nunca verás a un graduado de la Universidad Madonna hablar bien de su alma mater. Triste.
Por si no lo sabes, la institución encerró a seis estudiantes y un catedrático desde febrero por su opinión en Facebook.😭😭😭

La Universidad Madonna es una prisión gobernada por un tirano religioso llamado padre Edeh. Liberen al grupo Madonna 7 ya.

¿Qué dijo Madonna 7 sobre su universidad?

Madonna 7 en el tribunal. Foto proporcionada por Vivien Ngozikachukwu y usada con autorización.

Anthony Ezeimo, Jonathan Abuno y Chijoke Nnamani están entre los que se metieron en problemas legales por sus comentarios en línea sobre la universidad y su administración.

Según la hoja de la acusación, Ezeimo, excatedrático y decano de asuntos estudiantiles de la universidad, publicó un mensaje de una red social no especificada que describe a la Universidad Madonna como una “trampa mortal” y a su administración como “malvada” tras sostener que el campus Okija encerró a un grupo de estudiantes en una habitación y les negó acceso a comida y agua durante dos días.

La consultora Douglas aclaró a Global Voices que Ezeimo publicó denuncias en un grupo de exalumnos de WhatsApp en el sentido de que la seguridad de la escuela encerró a Abuno, exportavoz de la universidad, en una celda del campus Elele por supuestamente iniciar un grupo de Facebook llamado “Es Madonna”, que criticaba las condiciones en la universidad.

La hoja de la acusación se refiere a un grupo en una red social no especifiada llamado “Itz Madonna”. Pero según la hoja, los estudiantes Amaechi y Owhonda crearon el grupo, no Abuno.

Las acusaciones de maltrato de Ezeimo por parte de la seguridad de la escuela generaron reacciones furiosas de exalumnos que condenaron el arresto —y también narraron sus experiencias desagradables mientras estudiaban en Madonna.

“Dile no al abuso de drogas”. Chijoke Nnamani con su uniforme de Cuerpo Nacional de Servicio Juvenil. Imagem proporcionada por Vivien Ngozikachukwu y usada con autorización.

Nnamani, graduado de la Universidad Madonna que antes había defendido su alma máter contra las reacción en los medios sociales, es uno de los arrestados. Antes de su arresto, en una publicación de Facebook Nnamani instó a la universidad a “tratar bien a sus catedráticos” porque los “catedráticos buenos” son escasos.

Fue arrestado el 4 de febrero en el estado Delta, donde cumplía servicio obligatorio en el Cuerpo Nacional de Servicio Juvenil de Nigeria.

Campaña por la liberación de Madonna 7

Los activistas en línea acogieron la liberación de Madonna 7. El movimiento #TakeItBack [Retráctense], campaña por la justicia social iniciada por Omoyele Sowore, activista de derechos humanos, también expresó solidaridad.

LIBEREN A MADONNA 7 YA.

La historia de Madonna 7 es una injusticia más.

En febrero, la policía nigeriana destituyó a Chijioke Michael Nnamani de su puesto en el Cuerpo Nacional de Servicio Juvenil en el estado Delta, por acusaciones frívolas.

La campaña por la libertad del grupo captó la atención nacional sobre la injusta prisión de los siete hombres. Se logró con peticiones, declaraciones de prensa, agitaciones en línea y fuera de línea de estudiantes y cibernautas nigerianos dirigidas a la administración de la Universidad de Madonna.

Los catedráticos buenos son escasos.
Universidad Madonna
.
———–
Queridos nigerianos:

Si conoces los hechos de este caso o a la familia de Chijioke Nnamani y otros, por favor contáctame. Queremos hablar sobre esto, y si tienes relación con la administración de la Universidad Madonna dile que vamos allá si no hacen lo necesario rápidamente. Liberen al grupo Madonna 7 ya.

El caso es uno de los más recientes ejemplos de represión intensificada en derechos humanos y represión de la libertad de expresión en Nigeria, con el pretexto de combatir el ciberdelito.

En 2016 y 2017, los periodistas en línea Kemi Olunloyo y Abubakar Sidiq Usman fueron arrestados y detenidos por cargos falsos de ciberacoso en relación con investigaciones periodísticas basadas en la ley de ciberdelito.

El uso continuo de la ley de ciberdelito para reprimir las voces discrepantes en Nigeria ilustra el deterioro de derechos humanos en el país más poblado de África. La ley hace que sea más difícil para ciudadanos, periodistas y activistas to criticar al Gobierno o hacerlo rendir cuentas.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.