¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿Qué ocurrió después de que las manifestaciones contra la extradición irrumpieran en el Legislativo de Hong Kong?

El cartel dice: No hay alborotadores, sino un Gobierno implacable. Foto de Todd R. Darling/HKFP.

El siguiente artículo fue escrito por Holmes Chan y se publicó originalmente en Hong Kong Free Press (HKFP) el 3 de julio de 2019. Esta versión se reproduce en Global Voices en virtud de un acuerdo de asociación de contenido.

Las protestas contra la extradición en Hong Kong dieron un giro violento el 1 de julio de 2019, cuando los manifestantes irrumpieron en el complejo del Consejo Legislativo, rompieron los paneles de vidrio exteriores del edificio, las persianas metálicas y, con una bomba de humo, obligaron a los agentes de policía armados al interior del complejo a retirarse.

Irrumpir en el Legislativo

La decisión de entrar se tomó en la zona de protesta fuera del Consejo Legislativo en la tarde del 1 de julio, después de una breve deliberación entre cientos de manifestantes. La decisión colectiva era la culminación de una escalada de un mes de protestas contra el proyecto de ley de extradición propuesto por el Gobierno de Hong Kong. Los manifestantes han criticado a la directora ejecutiva Carrie Lam por no responder ningún pedido.

Alrededor de las 9 p.m., los manifestantes rompieron la barrera final que los separaba del interior del complejo del Consejo Legislativo de la ciudad y entraron al vestíbulo vacío. En cuestión de minutos, los manifestantes comenzaron a pintar lemas en las paredes de los pasillos y a destrozar retratos de expresidentes del Consejo Legislativo. A las 9:30 p.m., los manifestantes irrumpieron en la cámara legislativa principal y ocuparon n el primer piso, espacio normalmente reservado para los legisladores.

Paneles de vidrio destrozados bordean el exterior del complejo. Foto: Todd R. Darling / HKFP.

Sin embargo, los manifestantes que entraron al Consejo Legislativo pronto se dieron cuenta de que estaban en zona inexplorada, y HKFP presenció las frenéticas –y a veces acaloradas– deliberaciones entre los manifestantes sobre qué hacer a continuación. Sobre todo, se preguntaban: ¿nos quedamos o nos vamos?

Quédense o váyanse

Los manifestantes formaron pequeños grupos en la cámara del Consejo Legislativo para discutir su siguiente acción. Un manifestante gritó parado sobre una mesa:

Call your comrades to come in here! We are not here to visit or to make ourselves feel good. We will stay for a long time, for long-term resistance… we will establish order, and will each take up our roles.

¡Llama a tus camaradas para que vengan! No estamos aquí para visitar o para sentirnos bien. Nos quedaremos mucho tiempo, una resistencia a largo plazo… estableceremos un orden, y cada uno asumirá su papel.

En una decisión inusual, el activista Leung Kai-ping se quitó la máscara y se dejó fotografiar:

I took off my mask because I want to let everyone know that we Hongkongers have nothing more to lose.

Me quité la máscara porque quiero que todos sepan que los hongkoneses no tenemos nada más que perder.

Instó a más gente a unirse a la ocupación, dijo que más personas podrían garantizar la seguridad de los manifestantes y darle legitimidad ante la opinión pública. Tambien dijo:

If we don’t stay here, we will be painted as rioters on television tomorrow. Our faces have all been recorded. If we leave, Hong Kong’s civil society will go backwards ten years and we will never be back here.

Si no nos quedamos, mañana nos pintarán como alborotadores en la televisión. Han grabado nuestros rostros. Si nos vamos, la sociedad civil de Hong Kong retrocederá diez años y nunca volveremos.

Leung Kai-ping se sacó la máscara. Foto: Todd R. Darling / HKFP.

Entre las 9 p.m. y la medianoche, los manifestantes tomaron las primeras plantas del complejo, entraron en la antecámara, las salas de reuniones y varios despachos. Algunos se fueron después de escuchar rumores de que la policía estaba en camino, pero regresaron cuando descubrieron que los mensajes eran falsos.

A pesar del extenso grafiti y de los daños a la propiedad, algunas zonas fueron designadas como prohibidas, como los documentos en la biblioteca y la sala de reporteros. La pared de cristal en la parte delantera de la biblioteca se rompió, pero alguien puso un letrero que decía “no dañar los libros”. Una estantería de antigüedades en la antecámara también quedó intacta, con un letrero que decía: “no destruir”.

Un manifestante dijo a los periodistas que el objetivo era “recuperar el Legislativo del pueblo” y no causar destrucción al azar. Sin un líder claro, los manifestantes inicialmente se abstuvieron de hacer declaraciones a la prensa local e internacional que se había reunido. Unos pocos manifestantes llevaron a otros a corear consignas, como “retiren el proyecto de ley de extradición” y “Carrie Lam, renuncia”.

Respaldo de los canales de Telegram y LIHKG

En los canales de telegramas utilizados por los manifestantes, algunos dijeron que los que están dentro de la legislatura debían decidir qué declaración debían hacer, si es que habría declaración. La inspiración llegó como manifiestos de la multitud, publicados por los internautas en de los medios sociales y especialmente en el foro de discusión LIHKG, al estilo de Reddit.

A las 10:20 p.m., un usuario de LIHKG publicó una declaración de amplia circulación que comenzó:

We are protesters of the people. We had no other choice, it was not our wish to protest against tyranny with our own bodies, or to occupy the Legislative Council as a bargaining chip for negotiation.

The current administration no longer prioritises the interests of Hongkongers. To make our voices heard by the government, we had no way but to resort to various kinds of occupation and resistance, including the occupation of the Legislative Council today.

Somos manifestantes del pueblo. No teníamos otra opción, no era nuestro deseo protestar contra la tiranía con nuestros cuerpos, ni ocupar el Consejo Legislativo como moneda de cambio para la negociación.

La actual gestiión ya prioriza los intereses de los hongkoneses. Para que el Gobierno nos escuche. no tuvimos más remedio que recurrir a diversos tipos de ocupación y resistencia, incluida la ocupación del Consejo Legislativo de hoy.

Una hora después de la publicación de la declaración, se leyó una versión en voz alta en la cámara legislativa, frente al estrado donde se sentaría el presidente del Consejo Legislativo.

Los manifestantes hicieron cinco pedidos fundamentales: retirar completamente las enmiendas a las leyes de extradición, no clasificar las manifestaciones previas como disturbios, retirar toda acusación contra los detenidos por las protestas, establecer una comisión independiente para investigar el uso de la fuerza por parte de la policía y convocar elecciones plenamente democráticas para el Consejo Legislativo y el jefe ejecutivo.

Hay varios lemas pintados en el podio de la parte delantera de la cámara legislativa, y el emblema de Hong Kong quedó garabateado. Uno de los lemas menos vistos pintados en un panel lateral decía: “Girasol HK”.

En 2014, activistas contra China en Taiwán ocuparon la cámara principal del legislativo durante tres semanas, en lo que más tarde se llamó el Movimiento Girasol. Alrededor de 200 personas estuvieron involucradas y fueron absueltas en los tribunales en 2018 porque los jueces dictaminaron que las acciones de protesta eran una “expresión de la democracia”.

Quienes organizaron la ocupación del 1 de julio pueden haber aspirado a crear el equivalente de Hong Kong del movimiento taiwanés, pero eso no fue así.

A las 10:21 p.m., la policía emitió un video en el que decían que despejarían el área que rodea al Consejo Legislativo “en breve”, medida que alentó a los manifestantes a debatir sus opciones en la siguiente hora. Sólo quedaban unos 20 en la cámara legislativa, superados en número por los reporteros que llevaban chalecos amarillos.

Los manifestantes llegaron a un consenso de que había que decidir antes de medianoche: los que querían irse, debían irse antes de la medianoche, y los que se quedaron se comprometían a quedarse mucho tiempo.

Cuatro deciden quedarse

En teoría, cada manifestante podía elegir su nivel de participación, pero esta estrategia se topó rápidamente con un problema. Sólo una minoría quería seguir ocupando la cámara legislativa, pero se volverían vulnerables si los demás se iban.

Los manifestantes salen de la cámara del Consejo Legislativo mientras la policía lanza gas lacrimógeno a las multitudes en la Aaenida Lung Wo, junto al complejo.
👉 Lee completo: https://t.co/FNMPin22Cz.

Su número disminuía en la cámara, y un hombre hizo una emotiva petición con un megáfono en el exterior de la legislatura:

Some of us have decided to stay here to the last moment. So I call on everyone in Admiralty to do all they can to protect them… we can’t go home and watch their sacrifice from afar.

Algunos hemos decidido quedarnos aquí hasta el último momento. Así que hago un llamado a todos en Almiralty para que hagan todo lo que puedan para protegerlos…. no podemos ir a casa y ver su sacrificio desde lejos.

Minutos después de la medianoche, uno de los cuatro últimos ocupantes le dijo al Apple Daily que esperaba “ir a la cárcel durante ocho o diez años y resultar herido en todas partes”. Dijo que no culpaba a sus compañeros manifestantes por irse, aunque agregó que dependía de que los que se quedaban abajo en la zona de protesta recibieran apoyo. Dijo:

From June 9 till now, we have done so much, should we just let the movement cool down? Go home to sleep and declare the movement over?

Desde el 9 de junio hasta ahora, hemos hecho mucho, ¿debemos dejar que el movimiento se enfríe? ¿Ir a casa a dormir y declarar que el movimiento ha terminado?

El hombre dijo que era un padre de 24 años e instó a sus hijos a reflexionar sobre lo que hizo:

You can see what your father did, and see what it means to you… I can’t say if it’s right or wrong – you decide.

Pueden ver lo que hizo tu padre, y ver lo que significa para ti… No puedo decir si está bien o mal — tú decides.

Vengan y váyanse juntos

Pero antes de que los cuatro ocupantes pudieran hacer su última parada, los acontecimientos dieron un giro dramático.

Un minuto después de la medianoche, un enjambre de personas irrumpió en la cámara legislativa – -manifestantes, no la policía. Gritaron repetidamente “salgan juntos” y se llevaron a los cuatro hombres por la fuerza. Uno de los últimos ocupantes se aferró a una barandilla de madera, y tuvo que ser arrancado.

Uno de los recién llegados le dijo a Stand News que los manifestantes de abajo tenían miedo de subir a la cámara ya que la acción policial era inminente y podían dejarlos encerrados. Sin embargo, se arriesgaron a ayudar a los ocupantes por solidaridad.

We decided to come up together, and leave together with them. If they don’t leave, we don’t leave. We are all worried, but we are even more worried we won’t see them tomorrow.

Decidimos venir juntos, e irnos juntos. Si no se van, nosotros tampoco. Todos estamos preocupados, pero estamos aún más preocupados de no velos mañana.

Al llegar de su cuartel general en Wan Chai, los agentes de policía con equipo antidisturbios habían llegado al complejo del Consejo Legislativo a las 00:15 a.m. Dispararon gas lacrimógeno cuando los manifestantes regresaron a Harcourt Road en el Admiralty y luego se dispersaron.

Nadie se quedó en el consejo cuando la policía entró. Foto: Kris Cheng / HKFP.

Después de asegurar el local, la policía llevó a cabo un registro del edificio para expulsar a los manifestantes que quedaban. No quedaba ninguno.

Para más información sobre la protesta de Hong Kong contra la extradición de China, visite la página de cobertura especial de Global Voices.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.