¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Nueva ley del Kremlin contra la “falta de respeto en línea” resulta difícil de aplicar

Página de inicio de sesión para VKontakte, red social más popular de Rusia. Foto: Maxim Edwards

El 31 de marzo, Yuri Kartyzhev se conectó a la red social rusa VKontakte y llamó al presidente Vladimir Putin un “increíble hijo de pu**”. Era el momento equivocado para esas pasiones; a principios de marzo, Putin firmó una nueva ley que permitía a los tribunales multar o encarcelar a las personas declaradas culpables de hacer “declaraciones insultantes” en línea sobre las autoridades. Kartyzhev tuvo el dudoso honor de ser la primera persona condenada por la nueva ley; el 25 de abril, este carpintero de una pequeña ciudad de la región de Novgorod fue multado con 30 000 rublos (480 dólares estadounidenses) por sus acusaciones; la cantidad mínima que un tribunal puede exigir por el delito.

Una mirada superficial a RuNet revela docenas, y hasta cientos, de declaraciones similares sobre las facultades que hay. Muchos usuarios de medios sociales rusos estaban horrorizados; se lanzó una movilización relámpago en línea en solidaridad con Kartyzhev, o al menos con las opiniones que expresó. La etiqueta #Сказочный (“increíble” o “mágico”) en su honor está en todos lados de RuNet. Si pudo pasarle a Kartyzhev, podría pasarles a ellos también. Y así ha sido: el 15 de julio, la policía de Novokuznetsk acusó al activista Igor Gorlanov de violar la ley únicamente por difundir un enlace con un artículo de MediaZona que contenía la cita de Kartyzhev.

El caso de Gorlanov puede parecer especialmente absurdo, pero es apenas la punta del iceberg. El 10 de julio, Pavel Chikov, abogado de la organización de derechos humanos Agora, señaló en su canal de Telegram que, según su recuento, se han iniciado más de 20 procesos judiciales en los que se hace referencia a la nueva ley contra los insultos a las autoridades. A varios meses de la promulgación de la ley, parece que se aplica de manera inconsistente e impredecible, y varios casos han sido rechazados en los tribunales y los funcionarios gubernamentales critican abiertamente su uso indebido por parte de las élites locales. Roskomsvoboda, ONG que supervisa libertades en línea en Rusia, recientemente comentó que la ley había “fracasado”.

El día de su presentación, el destacado opositor Alexey Navalny probó la ley y tuiteó:

A partir de hoy, hay una nueva ley vigente en Rusia que prohíbe insultar en línea al Gobierno. Yo, Alexey Navalny, declaro: la administración presidencial y el gobierno de la Federación Rusa son una montón de ladrones, sinvergüenzas y enemigos de Rusia. El Consejo de la Federación está lleno de canallas. Rusia Unida es un grupo de ladrones y bandidos.

Hay algo más amplio en esta nueva ley, que era parte de un paquete de enmiendas que también incluía sanciones similares por difundir “noticias falsas”. Ambas integran una amplia campaña legislativa hacia una “internet soberana” propuesta en diciembre de 2018 por el senador Andrey Klishas y Andrey Lugovoi, diputado de la Duma. Las autoridades pueden bloquear los sitios web que no eliminen el material ofensivo en un plazo de 24 horas; Meduza informó que en abril, dos sitios web de la ciudad de Yaroslavl se enfrentaron a estas exigencias de Roskomnadzor, organismo estatal de vigilancia de los medios de comunicación, después de que se negaran a eliminar las fotografías de un graffii que ofendía a Putin, pintadas al costado del edificio del Ministerio del Interior.

Roskomnadzor, que tiene la carga de aplicar parte de la nueva ley, no parece tener una visión clara de cómo hacerlo. Por ejemplo, los funcionarios que participaron en la breve prohibición de los sitios web de Yaroslavl citaron legislación irrelevante en sus avisos a los editores. Además, en abril, el servicio ruso de la BBC informó que los funcionarios de Roskomnadzor habían intentado explicar las ramificaciones de la nueva ley a los directores de los medios de comunicación, pero que no podían ponerse de acuerdo sobre qué términos específicos eran insultantes, y concluyeron que tendrían que ser examinados caso por caso.

Por otra parte, como con la infame legislación rusa “contra el extremismo“, tal vez la imprecisión de la nueva ley sea su razón de ser. Las nuevas enmiendas al artículo del código administrativo sobre el “vandalismo menor” prohíben las “expresiones indecentes y la falta de respeto manifiesta hacia la sociedad, el Estado, los símbolos oficiales del Estado y la Constitución de la Federación Rusa, y los órganos que ejercen la autoridad estatal en la Federación Rusa”. No se aclara qué constituye “indecencia” y “clara falta de respeto”.

Cuando le preguntaron sobre la ley en el programa Línea Directa de junio, programa anual en vivo en el que los ciudadanos pueden hacer preguntas al presidente, Putin justificó su implementación con referencias a una iniciativa similar en Alemania. Sin embargo, también expresó su preocupación por el uso indebido de la ley y enfatizó que su objetivo principal era poner fin a la falta de respeto de los símbolos del Estado, en una crítica velada a los caóticos intentos de aplicar la ley en regiones de Rusia.

Por ejemplo, el 26 de junio, un tribunal de Abakan, en Jakasia, desestimó un caso contra Vyacheslav Shoyev, habitante de Krasnoyarsk que dijo que Valentin Konovalov, gobernador de la región siberiana, era un “asqueroso y un imbécil” en una pubilcación de Facebook. El secretario de prensa de Konovalov declaró que el gobernador no intervino en el caso contra Shoyev, y sugirió que el arresto había sido una decisión autónoma de los servicios de seguridad.

Del mismo modo, el 28 de junio, un tribunal de Tatarstán desestimó un proceso contra Maxim Semin que, según el caso, había publicado “opiniones negativas” de un partido político en un grupo de VKontake. No se menciona al partido, pero los medios de comunicación de MBK encontraron la publicación ofensiva en un grupo llamado “Tipychny Dzhalil” en el que Semin llamó a Rusia Unida, partido gobernante, una “banda de ladrones y estafadores”, añadió su dirección y las palabras “si eres un hombre de verdad, sabrás dónde encontrarme”. El tribunal dictaminó que la “evaluación negativa de las actividades de un partido político no constituye objetivamente un delito según [el artículo]”.

Además, el 10 de julio, un tribunal de Izhevsk, Udmurtia, multó al jugador local de hockey Daniil Fertikov con 30 000 rublos (480 dólares estadounidenses) por escribir un “mensaje obsceno” sobre el gobernador local Alexander Brechalov. El mismo día, Mikhail Fedotov, defensor del pueblo de derechos humanos del Gobierno ruso, calificó de “inadecuada” la decisión del tribunal y destacó que la ley sólo prohibía la falta de respeto hacia los órganos que ejercen el poder estatal (es decir, el federal), como el presidente y el Parlamento.

“No olvidemos que los disturbios del orden público, acompañados de lenguaje soez en un lugar público, son considerados actos de vandalismo por el Código Administrativo de la Federación Rusa […]. Sancionar por usar groserías en redes sociales es como intentar matar mosquitos en un pantano con un matamoscas”, comentó Fedotov.

El 19 de junio, Leonid Levin, presidente de la Comisión de Política de Información de la Duma Estatal, volvió a intervinir con la afirmación de que gobernadores y autoridades locales se extralimitaban en sus funciones. “La ley establece estrictamente que se refiere a las instituciones de poder, es decir, el presidente, el Gobierno, la Constitución, el Parlamento y los tribunales”, dijo Levin. “No la debe usar cualquier alcalde o gobernador. Lamentablemente, ahora vemos intentos de las élites regionales locales de utilizar esta ley para saldar cuentas con figuras públicas y periodistas”.

Roskomsvoboda señaló que el mayor número de estos casos en los últimos meses se ha producido en la región de Archangelsk, donde los manifestantes locales se han enfrentado a las autoridades por un vertedero de basura de Moscú. Varios casos se referían a declaraciones ofensivas contra el gobernador de la región, Igor Orlov. El 2 de julio, Svetlana Baksheyeva, que vive en la ciudad de Kotlas, fue la primera persona a quien se imputó la nueva ley más de una vez, por declaraciones sobre el gobernador Orlov en VKontakte.

Es difícil decir exactamente cómo los usuarios de RuNet pueden evitar incumplir la nueva ley. Stanislav Seleznev, abogado que trabaja para Agora, dijo en una entrevista del 10 de julio con RFE/RL que en varios casos, como el juicio de Baksheyeva, la fiscalía no invocó evaluaciones profesionales independientes y simplemente presentó las palabras ofensivas en el registro del tribunal como violaciones evidentes de la ley.

Para estar a salvo, sería mejor evitar sería mejor evitar las palabras de Kartyzhev. O usarlas creativamente, como sugiere Grani.RU:

Multan a ciudadano de la región de Novgorod, Kartyzhev, según la ley de “falta de respeto al poder”.
———
Si, en principio, no quieres dejar VKontakte, siempre puedes escribir “¡Putin es un granjero increíble!” o “¡Putin es un loros!” [túnica bordada usada por los emperadores bizantinos, visible en algunos iconos ortodoxos; ambas palabras se parecen a sus equivalentes menos elogiosas].

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.