¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

¿Es el chino mandarín el idioma del futuro de África Oriental?

Fu Huaginag, embajador chino en Yibuti, felicita a estudiante de chino mandarín durante una ceremonia de graduación en el Instituto de Estudios Diplomáticos en Yibuti, 14 de junio de 2015. Algunos estudiantes pasaron los últimos nueve meses estudiando el idioma. Foto de la sargento de la Fuerza Aérea estadounidense María Bowman/Fuerza Conjunta Combinada: Cuerno de África.

La inclusión del chino mandarín en los planes de estudio de las escuelas de África Oriental da cuenta de la creciente influencia de China como superpotencia mundial en África.

En enero de 2019, el Instituto de Desarrollo Curricular de Kenia anunció que el chino mandarín formará parte de los planes de estudio como asignatura optativa en las escuelas de primaria del país en 2020. Kenia es el último país de África Oriental en sumarse a la tendencia de incorporar el chino en las escuelas después de Tanzania, Ruanda, Uganda, Zimbabue y Sudáfrica, entre otros.

Mientras China fortalece sus ya sólidas relaciones comerciales y vínculos en torno a proyectos de infraestructura, los Institutos Confucio y las Aulas Confucio, financiados por el Gobierno chino, continúan incrementando su presencia en África Oriental. Desde 2018, China ha establecido 27 Aulas Confucio y al menos 51 Institutos Confucio en toda África.

China patrocina los Institutos Confucio desde 2004 y también se han establecido cientos en Estados Unidos, Australia y Canadá.

Un mapa simple de todos los Institutos Confucio en el continente africano. Existen 51 institutos en total; Sudáfrica tiene cinco, mientras que Kenia tiene cuatro. Mapa realizado mediante Cmapit gracias a Niyi.

En general, los líderes de África Oriental han apoyado la idea de que familiarizarse con los idiomas y la cultura chinos mejora la competitividad laboral y facilita las relaciones comerciales con China.

Sin embargo, Uganda es el único país de África Oriental que añadió el chino mandarín como asignatura obligatoria. En lugar de contratar profesores chinos, el Ministerio de Educación ofrecerá un programa de nueve meses para enseñar a cien docentes de secundaria del país cómo leer, escribir y hablar chino mandarín en el Luyanzi College, que luego podrán dictar clases del idioma en otros centros de enseñanza secundaria.

En 2016, Luyanzi se convirtió en el primera secundaria en Uganda en brindar clases de chino mandarín. Ayub Sooma, ugandés, y Wang Li Hong Sooma, ciudadana china con la que lleva casado 20 años, son los copropietarios y los encargados de administrar la escuela privada Luyanzi College. Sooma, que también presidió la Asociación de Amistad Uganda-China, considera que es necesario aprender mandarín para poder disfrutar de los beneficios que ofrece China.

Sin embargo, las relaciones entre Uganda y China también han sido tensas por quejas sobre prácticas comerciales y laborales desleales.

En mayo de 2019, John Magufuli, presidente de Tanzania, anunció que se incorporó el chino mandarín al certificado nacional de exámenes de secundaria y los estudiantes podrán presentarse a un examen de este idioma. Al igual que en Uganda, los docentes locales reciben formación en chino mandarín para poder enseñarlo en escuelas de secundaria.

A comienzos de julio de 2019, la Universidad Musulmana de Morogoro, al este de Tanzania, inauguró un Instituto Confucio para la enseñanza de chino mandarín. En la inauguración, Ave María Semakafu, secretaria permanente adjunta del Ministerio de Educación del país, informó a la audiencia que el Marangu Teachers College en Kilimanjaro, en el norte de Tanzania, también podría ofrecer chino mandarín como un curso principal de estudio. Las negociaciones entre Tanzania y China podrían derivar en un programa de mandarín en el Marangu Teachers College, que permitirá que los docentes aprendan mandarín de manera similar a los programas de grado de suajili e inglés, como los que se ofrecen en la Universidad de Dar es Salaam y la Universidad de Dodoma, que actualmente ofrecen una titulación en mandarín.

En los últimos años, se evidencia en Tanzania una tendencia a estudiar chino. La imagen muestra un profesor tanzano de chino asesorando a alumnos sobre el estudio del idioma en el Instituto Confucio, en la Universidad de Dar es Salaam.

Ruanda también reconoce la importancia de los Institutos y las Aulas Confucio en su relación bilateral con China. En junio, se celebró la duodécima ronda del concurso Puente Chino de aptitud en chino para estudiantes de secundaria. Participaron estudiantes de secundaria de todo Ruanda.

Suajili en China

La relación de China con África Oriental se remonta a miles de años y, a veces, China también ha reconocido la importancia de aprender suajili como parte de sus constantes relaciones comerciales y empresariales. En África Oriental, 144 millones de personas hablan suajili, lengua bantú que se originó a lo largo de la costa suajili como lengua comercial entre los árabes y las comunidades de África Oriental. La Unión Africana lo reconoce como uno de los idiomas oficiales y se ha debatido la posibilidad de convertirlo en la lingua franca adoptada por otros países africanos.

A comienzos de la década de 1960, la Universidad de Comunicación de China ofrecía clases de suajili en solidaridad con la visión socialista de Julius Nyerere, primer presidente de Tanzania, que se interrumpieron en 1966 cuando China llevó a cabo sus propias reformas educativas durante la Revolución Cultural. La Universidad de Estudios Internacionales de Shanghai (SISU) del este de China introdujo recientemente un programa de licenciatura en estudios de suajili.

Diplomacia ‘blanda’

China no es el único país que promueve su idioma y cultura en África Oriental: los países europeos han hecho lo mismo durante mucho tiempo a través de organismos como la Alianza Francesa, el British Council y el Instituto Goethe.

Pese a toda la preocupación por el crecimiento de los Institutos Confucio de China en África, su presencia es aún relativamente baja en comparación con Francia y Estados Unidos, que tienen el doble o casi el triple de institutos de idiomas o culturales en el continente, según DevReimagined.

No obstante, los Institutos Confucio se afilian con escuelas locales e instituciones de enseñanza terciaria, mientras que los institutos culturales de otros países se mantienen independientes y separados. Algunos docentes y analistas han criticado a los Institutos Confucio por considerarlos promotores de propaganda china y advierten que el Gobierno chino destina anualmente más de 10 000 millones a los Institutos Confucio para mejorar el “poder blando” de China en el extranjero.

Los docentes también han dado la voz de alarma respecto a la omisión por parte de los Institutos Confucio de dar cabida a conversaciones sobre derechos humanos, la represión de indagaciones críticas y la promoción de propaganda política. Algunos funcionarios estadounidenses han planteado la posibilidad de que podrían incluso amenazar la seguridad nacional. Recientemente, Estados Unidos aprobó normas que requieren que los Institutos Confucio con sede en instituciones estadounidenses se registren como “agentes extranjeros” y fuerza a las universidades a elegir entre financiamiento del Pentágono de Estados Unidos o Institutos Confucio para cursos de chino mandarín.

Cómo enfrentar una amenaza que avanza desde China
Ponerse fuertes con el comercio es apenas el primer paso
.
———
Institutos Confucio… difunden propaganda y, a veces, logran aplacar la discusión de temas vergonzosos para China, como la conquista del Tíbet y los campamentos en la provincia de Xinjiang.

Como resultado de estas preocupaciones, algunos estudiantes han sido retirados de los Institutos y Aulas Confucio en Australia y Canadá. Suecia y Alemania también cerraron varios Institutos Confucio como resultado de las recientes controversias sobre su intención y agenda.

Sin embargo, hasta el momento, las autoridades de África Oriental no han expresado preocupación acerca de la influencia de los Institutos y las Aulas Confucio o acerca de cómo puede el mandarín afectar al suajili u otros idiomas indígenas.

Aun así, los internautas han manifestado su preocupación respecto a la naturaleza de los Institutos Confucio en África:

Imperialismo cultural con características chinas.
———–
Este es un gran artículo:
Mucha tinta se ha derramado sobre los efectos de la relación de China y África en el ámbito económico, pero poco se ha dicho sobre su diplomacia cultural y los Institutos Confucio que se encuentran al frente.

Las mujeres que llevan el mandarín a Uganda.
———–
¿Qué es el imperialismo chino? Mientras los Institutos Confucio, gestionados por el Gobierno chino, introducen el mandarín en Uganda, disminuyen las exportaciones ugandesas a China, ¿quién gana?

Chambi Chachage se pregunta si el chino mandarín reemplazará al suajili como lengua nacional:

¿Está el chino sustituyendo al suajili como uno de los dos idiomas oficiales en Tanzania?

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.