¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Recuerdan contribuciones artísticas y arquitectónicas de Polonia en 2019 en conmemoración del terremoto de Skopie de 1963

Monumento a las víctimas del terremoto de 1963 en Skopie. Foto de GV, CC BY.

Cada 26 de julio, los ciudadanos de Skopie, la capital de Macedonia del Norte, recuerdan el terremoto que sacudió la ciudad en 1963, y expresan su gratitud por la acción internacional que ayudó a reconstruirla. El terremoto de magnitud 6,1 redujo gran parte de la ciudad a escombros, causó la muerte de 1100 personas, dejó a más de 200 000 sin hogar y miles de personas con heridas graves. En ese momento, Skopie era la capital de la República Socialista de Macedonia, estado constituyente de la Yugoslavia federativa.

Un esfuerzo humanitario masivo para ayudar a los sobrevivientes y reconstruir la ciudad movilizó a todas las repúblicas de la federación yugoslava, así y a la comunidad internacional, que en aquel momento estaba dividida por la Guerra Fría. El presidente estadounidense John F. Kennedy intervino personalmente para reducir la burocracia y acelerar la ayuda humanitaria de Estados Unidos, mientras que el primer ministro de la URSS Nikita Krushchev visitó la ciudad en ruinas con el líder yugoslavo Josip Broz Tito. A pocos días del desastre, soldados estadounidenses y soviéticos llegaron para trabajar codo con codo para dar ayuda humanitaria.

Arquitectos, ingenieros y obreros de construcción de todo el mundo trabajaron bajo los auspicios de Naciones Unidas para reconstruir la ciudad y hacerla una metrópoli modernista modelo. Como resultado, Skopie fue apodada la “ciudad de la solidaridad internacional”. El plan de Naciones Unidas para la ciudad fue implementado parcialmente, pero muchos edificios de estilo brutalista de la época permanecen hoy en día, y muchas calles todavía llevan los nombres de los países, ciudades y personas que ayudaron, como Argel, México y Praga.

Redescubrur la contribución artística de Polonia

La conmemoración de este año del terremoto está reforzada con una exposición en Cracovia, Polonia, que muestra las obras de arte donadas por artistas polacos en ese momento como parte de los esfuerzos de ayuda.

Polonia colaboró grandemente con los trabajos de recuperación tras el desastre, aprovechando la experiencia adquirida en la reconstrucción de ciudades como Varsovia, que fueron devastadas durante la Segunda Guerra Mundial. Los mejores arquitectos polacos ayudaron a construir el icónico Museo de Arte Moderno, y todavía hay una calle que lleva el nombre del arquitecto Adolf Ciborowski.

Después de que el embajador Jacek Multanowski llegó a Skopie en 2014 como máximo representante diplomático de Polonia, él y su esposa Kinga Nettmann-Multanowska investigaron el legado polaco y descubrieron en el Museo de Arte Moderno de Skopie una colección única de arte polaco del siglo XX donada por los artistas tras el terremoto como gesto de solidaridad. Esta'cápsula del tiempo’ había sido virtualmente olvidada en Polonia. Con el tiempo, la pareja descubrió muchos otros vínculos culturales, lo que condujo a un mayor debate público a través de exposiciones y la publicación de libros y otras obras. Parte de ese trabajo está documentado en el cortometraje “Skopie. El Arte de la Solidaridad”.

En un mensaje por correo electrónico a Global Voices, la señora Kinga Nettmann-Multanowska y el embajador Jacek Multanowski explicaron el impulso tras su iniciativa, que ha unido países y épocas:

Kinga Nettmann-Multanowska y Jacek Multanowski durante su mandato como embajador de Polonia en Macedonia. Foto de cortesía, usada con autorización.

Skopje must look familiar to people who have lived or spent some time in Warsaw. Destroyed and rebuilt. The same mix of styles, a similar urban space. And, on top of that, scattered around the two cities are the “islands” of modernist architecture, which we, Poles, began to rediscover just a few years ago. Post-war architecture (after 1945) has become a fashionable topic in Poland – redefined, mainly by young people. Today, some of these buildings, until recently abandoned and neglected, are considered examples of functionality and elegance. They are receiving a second life, and with that comes their new function: cafes, galleries, centers of culture and urban activity.

The 1963 earthquake that destroyed Skopje moved the whole world, including Poles, whose great engagement should not be surprising. Only 18 years before WWII had ended, leaving Warsaw totally destroyed. The rebuilding of the Polish capital started immediately, with great devotion and enthusiasm.

We are too young to remember the emotions accompanying the gestures of solidarity shown by Poles in Skopje, but we met people who told us about it. In their memories Skopje, the city that attracted professionals from all around the world, was cosmopolitan, open and modern. And it was in that spirit that the city was created anew after the earthquake.

We, thanks to our Warsaw experience, have been able to find this spirit in today's Skopje. The Polish heroes of the reconstruction: Adolf Ciborowski (Manager of the UN Skopje Urban Plan Project), “Tigers” (a team of Warsaw-based architects: Wacław Kłyszewski, Jerzy Mokrzyński, and Eugeniusz Wierzbicki; designers of Skopje’s Museum of Contemporary Art), Stanisław “Agaton” Jankowski (head of the “Polservice” team elaborating the Skopje urban plan), alongside numerous artists who donated their works to the city in a gesture of solidarity, are no longer alive. But it was they and the others who gave Skopje its identity – “the city of solidarity”, which is and should be its authentic and natural “brand”.

Skopie debe parecer conocida a quienes han vivido o pasado algún tiempo en Varsovia. Destruida y reconstruida. La misma mezcla de estilos, un espacio urbano similar. Y, además, dispersas por ambas ciudades hay “islas” de arquitectura modernista, que los polacos, empezamos a redescubrir hace apenas unos años. La arquitectura de la posguerra (después de 1945) se ha convertido en un tema de moda en Polonia –redefinido, principalmente por los jóvenes. Hoy en día, algunos edificios, hasta hace poco abandonados y descuidados, son considerados ejemplos de funcionalidad y elegancia. Están recibiendo una segunda vida, y con eso viene su nueva función: cafés, galerías, centros de cultura y actividad urbana.

El terremoto de 1963 que destruyó Skopie conmovió a todo el mundo, incluidos los polacos, cuyo gran compromiso no debería sorprender. La Segunda Guerra Mundial había terminado apenas 18 años, Varsovia había quedado totalmente destruida. La reconstrucción de la capital polaca comenzó inmediatamente, con gran devoción y entusiasmo.

Somos demasiado jóvenes para recordar las emociones que acompañan los gestos de solidaridad mostrados por los polacos en Skopie, pero nos encontramos con personas que nos contaron. En sus recuerdos, Skopie, la ciudad que atrajo a profesionales de todo el mundo, era cosmopolita, abierta y moderna. Y fue con ese espíritu que la ciudad se creó de nuevo después del terremoto.

Gracias a nuestra experiencia en Varsovia, hemos podido encontrar este espíritu en la Skopie de hoy. Los héroes polacos de la reconstrucción: Adolf Ciborowski (director del proyecto del plan urbano de Skopie de Naciones Unidas), “Tigres” (equipo de arquitectos de Varsovia: Wacław Kłyszewski, Jerzy Mokrzyński, y Eugeniusz Wierzbicki; diseñadores del Museo de Arte Contemporáneo de Skopie), Stanisław “Agaton” Jankowski (jefe del equipo “Polservice” que elabora el plan urbano de Skopie), junto con numerosos artistas que donaron sus obras a la ciudad en un gesto de solidaridad, ya murieron. Pero fueron ellos y los demás quienes dieron a Skopje su identidad: “la ciudad de la solidaridad”, que es y debe ser su “marca” auténtica y natural.

El puesto del embajador Multanowski en Skopie terminó en 2018, pero la familia ha seguido educando al público sobre esta notable conexión. Como resultado, el Centro Cultural Internacional de Cracovia acoge actualmente una exposición titulada Skopie: Ciudad, Arquitectura y Arte de la Solidaridad, que presenta el patrimonio olvidado directamente a los ciudadanos polacos en su antigua capital. La muestra multimedia está abierta entre el 7 de julio y el 20 de octubre de 2019 y cuenta con 70 obras de pintura, escultura, dibujo y grabado. El valor único de la exposición radica en su amplia selección de fotografías, documentales, maquetas arquitectónicas y planes urbanos.

Parte de la exposición Skopie: Ciudad, Arquitectura y Arte de la Solidaridad. Foto del Centro Cultural Internacional de Cracovia, vía Meta.mk.

Skopie fue una de las ciudades claves de la exposición “Towards Concrete Utopia” (Hacia una utopía concreta) del Museo de Arte Moderno de Nueva York en 2018, exposición que investigó una “diversidad única de arquitectura en Yugoslavia en el período 1948-1980 y su carácter específico pero multidimensional”. Varios edificios y maquetas expuestos en la exposición de Nueva York forman parte de la exposición de Cracovia.

Restaurar el legado internacional de Skopie

Entre 2006 y 2017, el gobierno populista de derecha del partido VMRO-DPMNE, liderado por el ahora fugitivo de la ley Nikola Gruevski, intentó reformar Skopie e imponer el barroco como estilo característico de la ciudad, según su particular nacionalismo estrecho y sus percepciones de cómo debería ser una capital europea.

El régimen de Gruevski minimizó el carácter cosmopolita de la ciudad, la convirtió en la “capital del kitsch”, como la llaman varias publicaciones internacionales, bajo los auspicios del proyecto de reconstrucción Skopie 2014. Hasta un monumento a las víctimas del terremoto que estaba en un parque junto al museo de la ciudad fue reubicado en la periferia del centro de la ciudad para dar cabida a edificios “barrocos” que, según el entonces primer ministro, “embellecerían” la zona.

Restaurar el legado de Skopie como ciudad internacional abierta al mundo se convertiría en un punto de encuentro para el movimiento de resistencia prodemocrática. Los activistas organizaron protestas para salvar edificios históricos como el centro comercial de la ciudad del plan del Gobierno de modernizarlos con fachadas “barrocas”. Se convirtió en una tradición anual dentro de la esfera en línea macedonia por el aniversario del terremoto y el período de reconstrucción puboicasr fotos e información con la etiquetausando “Skopie recuerda” (#СкопјеСеСеќава).

Skopie recuerda el terremoto | 26.07.1963 – 05:17

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.