¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Periodista brasileño usa “deepfake” para hacer sátira política

Las quejas de Bolsonaro sobre el mayor poder del Congreso, por encima del suyo, en ciertas decisiones y su autocomparación con la reina de Inglaterra inspiraron uno de los videos de Sartori. Imagen: captura de pantalla de Twitter

En mayo de 2019, un video que muestra al presidente ultraderechista brasileño Jair Bolsonaro vestido del Chapulín Colorado personaje de un programa mexicano de televisión de la década de 1970 inmensamente popular en Brasil) se volvió viral. En el video, Bolsonaro recita mal su propio lema de campaña.

Desde luego, el video es una sátira: Bolsonaro nunca se vistió de Chapulín Colorado. Todo fue obra del periodista y editor de medios digitales Bruno Sartori, que usó técnicas de deepfake, o ultrafalso, para combinar un video del Chapulín Colorado con otro de Bolsonaro en el que aparece hablando en una ceremonia en Dallas, Estados Unidos. Días antes, el presidente brasileño había recibido un reconocimiento como “personalidad del año” por parte de la Cámara de Comercio Brasil-Estados Unidos y en un aparente intento de adaptar su lema de campaña para apaciguar a sus anfitriones durante su discurso de aceptación, dijo con torpeza, “Brasil y Estados Unidos por encima de todo. Brasil encima de todos” (el lema verdadero es “Brasil por encima de todo, Dios por encima de todos”).

Sartori tuiteó entonces:

¿Criticaban los discursos aleatorios de Dilma y eligieron a BOLSONARO?

El deepfake, también conocido ultrafalso, es una técnica de aprendizaje de máquina que se usa para alterar contenido en video. Una vez que un computador “aprende” cómo funcionan las expresiones faciales de una persona, entonces puede replicarlas sobre el cuerpo de otra persona, por lo general con espeluznante exactitud. El término “deepfake” se utiliza para referirse tanto a la técnica como a los videos que produce.

La metida de pata inspiró a Sartori, de 30 años, a hacer la broma, como le dijo a Global Voices a través de WhatsApp:

Cheguei em casa e vi que o Bolsonaro tinha errado o próprio slogan de campanha e vi semelhança com o Chapolin colorado. Falei: vamos ver como é que fica. Coloquei a voz do Bolsonaro em cima, como era um timing muito certo, tinha acabado de acontecer, o pessoal gostou e foi na casa de 2 milhões de visualizações de um dia para o outro

Llegué a casa y vi que Bolsonaro se había equivocado en su propio lema de campaña y se me pareció al Chapulín Colorado. Dije: “vamos a ver cómo queda”. Le puse la voz de Bolsonaro encima, como la oportunidad era ideal, acababa de ocurrir, a la gente le gustó y de un día para el otro el video tuvo dos millones de visualizaciones.

Sartori comenzó a producir videos satíricos usando deepfake en 2018. Con frecuencia falsificaba su propio rostro y sus videos generalmente recibían entre 10 000 y 15 000 me gusta en grupos privados de Facebook, junto con miles de comentarios, según él.

Su primer video con el presidente brasileño tenía la cara de Bolsonaro añadida a una naranja (en portugués brasileño, “laranja” es una expresión que hace referencia a tramas de corrupción). Flávio Bolsonaro, hijo mayor del presidente quien además es senador, había sido investigado por supuestamente usar laranjas en una operación de lavado de dinero.

Los deepfakes fueron solo el paso más reciente en la carrera de Sartori como editor de video satírico, le dijo a GV. Sartori comenzó a editar videos hace 15 años, dibujando en el programa Paintbrush de Windows, cuadro a cuadro, y luego animándolos en MovieMaker. Luego de comprar una cámara, comenzó también a grabar videos.

Una de sus inspiraciones en ese entonces fue el caricaturista brasileño Maurício Ricardo, quien hacía animaciones sobre asuntos como la política y el programa “Gran hermano”. En esa época, Sartori creaba videos satíricos en los que comentaba acerca de asuntos relacionados con su natal Unaí, en el estado de Minas Gerais. La ciudad tiene 75 000 habitantes y está casi a mil kilómetros de São Paulo.

Cuando se le preguntó por qué el presidente actual es su blanco más recurrente, explicó:

Como ele e a família dele é que estão no governo, mais perdidos que cego em tiroteio, eles me dão piadas prontas todos os dias. Foi muito fácil fazer piada pronta com eles.

Não é uma preferência por ser o Bolsonaro, é mais pelo cargo.

Como él y su familia son quienes están en el gobierno, más perdidos que ciego en balacera, me brindan los chistes ya preparados todos los días. Fue muy fácil hacer bromas con ellos.

No es una preferencia por tratarse de Bolsonaro, es más por el cargo que ocupa.

Sartori afirma que sus videos están vinculados al contexto y que ninguno se hace al azar. Otro muestra al segundo hijo del presidente, Carlos Bolsonaro, concejal de Río de Janeiro y asesor de confianza de su padre, encarnado en un disfraz de pavo real. Esto hace referencia al “pavo real misterioso“, teoría conspirativa de la ultraderecha según la cual el periodista estadounidense Glenn Greenwald les pagó a hákers rusos para invadir las cuentas de Telegram de las autoridades brasileñas.

Muchos medios de comunicación han informado que Carlos es responsable de administrar las cuentas en redes sociales de Bolsonaro. Algunos afirman que fue el responsable del tristemente célebre tuit de la lluvia dorada durante el carnaval.

El tuit de abajo hace referencia a la popular serie “Juego de tronos” y a algunas noticias y memes recientes en Brasil.

Saluden todos a la princesa pavo real, de la Casa del Rifle, la primera de su plumaje, heredera de las minas de niobio, reina de las noticias falsas, guardiana de lo chillón y encantadora de ganado, gran duquesa de la luna, criada con leche de ornitorrinco de la Amazonia en biberón de verga. Pavo real misterioso.

La producción de algunos videos se demora hasta cuatro días. Sartori dice que utiliza bibliotecas de código abierto, tutoriales y consejos de amigos para hacer los videos, y trabaja con programas como Adobe Premiere y Photoshop. Hace poco comenzó también una campaña de financiamiento colectivo para comprar un mejor computador.

[Cuando Bolsonaro se quejó de que el Congreso tenía más poder que él] Bolsonaro: ¿Quieren dejarme como la reina de Inglaterra?
Yo: ¡Dios salve a la reina!

A medida que se viralizaban los deepfakes lo propio ocurría con las amenazas contra el autor, como dice:

Ameaça tem para caramba. Já roubaram emails, tentaram acessar a minha conta, de países como Holanda, Tailândia. Tenho os números de IP, mas pouco pode ser feito. No meu celular, salvavam contatos e um deles dizia: Bruno Sartori foi adicionado em um caixão. Por DM, aparecem perfis fakes. Eu acredito que é natural do processo. Há uma base de seguidores fanáticos do Bolsonaro.

Hubo amenazas por doquier. Robaron correos, trataron de meterse a mi cuenta desde países como Holanda, Tailandia. Tengo los números de las IP pero poco puede hacerse. En mi celular crearon contactos nuevos y uno decía: Bruno Sartori fue agregado a un ataúd. En mis mensajes directos, aparecen perfiles falsos. Creo que es parte natural del proceso. Hay una base de seguidores fanáticos de Bolsonaro.

A Sartori tampoco le preocupa que lo demanden y dice que sería equivocado e hipócrita para un gobierno que se opone a la “corrección política”. Una de sus más recientes creaciones muestra a Bolsonaro interpretando una canción infantil, según él, una glosa satírica sobre la “manera infantil” en que el presidente gobierna.

2018: «Bolsonaro va a gobernar para poner a Brasil en orden»
2019: Bolsonaro gobernando:

Contribuye con el fondo común para que compremos un super PC y podamos hacer videos así el doble de rápido.

Detectar deepfakes es un reto en curso para los algoritmos, pero, cuando se le preguntó si le preocupaba la forma en que la tecnología puede usarse para lastimar a otros, no solo por diversión, Sartori afirma:

Há riscos com deepfake, e minha maior preocupação é com a pornografia. Quando isso se popularizar de verdade, acho que vai ser muito usado para revenge porn. É o que vai ser mais nocivo.

É uma tecnologia promissora. São vídeos que a pessoa consegue observar que tem algo mais. Não é feito para forjar uma realidade, mas com humor, de forma crítica, uma determinada situação.

Hay riesgos con los deepfakes y mi mayor preocupación es con la pornografía. Cuando se popularice de verdad, creo que van a usarlo mucho para el porno de venganza. Es lo que será más nocivo.

Es una tecnología prometedora. Estos son videos en los que la persona logra observar que hay algo más. No se hacen para forjar una realidad, sino una determinada situación, con humor y de forma crítica.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.