¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Sobre la basura: Ciudadanos libaneses siguen movilizándose para resolver la crisis de la basura

Foto cortesía de la Coalición de Gestión de Basura, usada con autorización.

El Líbano tiene un grave problema con la basura pero no hay solución a la vista después de que activistas ambientales protestaron contra el plan del Gobierno de construir incineradores, por el riesgo que representa al ambiente y la salud.

El Gobierno decidió entonces posponer la construcción de incineradores hechos durante conversaciones llevadas a cabo en la municipalidad de Beirut, capital del país, en julio de 2019 —casi cuatro años después de que los ciudadanos tomaron las calles en protestas.

En entrevista con Global Voices, Sally Khourry, activista ambiental y científica polítca que vive en Beirut, dice:

Lebanon does not currently have the technological capacity to safely dispose the harmful emissions created by incinerators nor can we expect authorities to enforce any laws or legal framework that would be needed to be set up to control incinerators.

Actualmente, el Líbano no tiene la capacidad tecnológica para descartar las emisiones perjuidiciales que crean los incineradores ni podemos esperar que las autoridades apliquen leyes ni marco legal que sería necesario para controlar los incineradores.

Este es el fracaso más reciente de una serie de fracasos del Gobierno para resolver la crisis de basura del país, que empezó en 1997, cuando se estableció Naameh, vertedero cerca de una aldea al sur del Líbano —como basural temporal. Sin embargo, el Gobierno pospuso su cierre durante casi dos décadas hasta 2015, cuando los activistas lo cerraron a la fuerza.

En entrevista con Global Voices, Samar Khalil, activista, ambientalista y funcionario de seguridad química en la Universidad Americana de Beirut, dice:

Naameh landfill which was supposed to last for [less than] 10 years, reached full capacity several years earlier and they kept expanding it till 2015 without taking any initiative to improve waste sorting and composting. People living in its vicinity eventually decided that they don't want to accept the expansion of the Naameh landfill anymore and they closed the roads leading to the site.

El vertedero Naameh, que supuestamente debía durar [menos de] 10 años, llegó a su capacidad total varios años antes y siguieron expandiéndolo hasta 2015 sin tomar ninguna iniciativa para mejorar la clasificación de la basura ni para convertirla en fertilizante. Quienes viven en las cercanías al final decidieron que ya no querían aceptar la expansión del vertedero Naameh y cerraron los caminos que llevaban al lugar.

Pero el Gobierno, conocido por la corrupción y malos manejos en sectores públicos, no logró dar una alternativa. Durante años, el Gobierno eliminó y quemó basura por todos lados y en cualquier parte —incluidas calles de la ciudad.

Poco después del cierre de Naameh en 2015, un movimiento llamado “Apestas” (tul‘it rihetkun en árabe) empezó a movilizar activistas —sobre todo jóvenes— en medios sociales y rápidamente congregó a cientos de miles de seguidores, en línea y en las calles.

Levántate – Basura política del Líbano https://youtu.be/QCESsWzDcdI vía @YouTube.

Las manifestaciones se esparcieron a todo el país con manifestantes que exigían una solución sostenible con una situación que Human Rights Watch consideró una “crisis de salud nacional”. Los manifestantes también pidieron reformas gubernamentales para contener la corrupción generalizada que sigue afectando los servicios públicos.

Foto cortesía de la Coalición de Gestión de Basura, usada con autorización.

“[En octubre de 2018], el Parlamento y el Ministerio del Ambiente promulgaron una ley integrada de gestión de residuos sólidos que concedió seis meses para desarrollar una estrategia”, agrega Khalil. “Hasta ahora, la estrategia no se ha completado ni ha sido aprobada por el consejo de ministros”.

Pero a pesar de no tener solución a la vista, Khalil y Khourry, entre muchos otros activistas, se sienten aliviados de que el Gobierno haya decidido detener el plan del incinerador.

“No creemos que los incineradores sean una buena solución para el Líbano”, dijo Khalil.

Khalil trabaja en la Coalición de Gestión de Basura (WMC), grupo de organizaciones de la sociedad civil y activistas ambientales han estado trabajando activamente para detener la implementación de proyectos de incineración por medio de “sensibilización, debates abiertos con el alcalde, campañas, grupos de presión con partidos políticos y otros interesados”.

En los incineradores se queman materiales peligrosos que pueden generar emisiones perjudiciales que se deben desechar correctamente.

WMC, entre otras varias ONG en el Líbano en años recientes, trabaja para dar a conocer y publicar sobre los cambios que permiten una economía circular —que prioriza la minimización, reutilización y reciclaje de desechos.

Nos inspiran los jóvenes defensores del clima alrededor del mundo que van más allá para cuidar nuestro hogar común.

Un grupo de 50 jóvenes se reunió en esta playa en el Líbano armados con basureros, guantes y recogedores de basura para dejar una playa limpia.
————
“La basura es un problema enorme en el Líbano, sobre todo en las playas”, explicó Peter, nuestro experto local en el Líbano.

Los jóvenes, que incluían estudiantes y refugiados sirios que viven en la zona, dieron su fin de semana para recoger bolsas de basura porque quieren un cambio.

Actualmente, el grupo está revisando la ley integrada de gestión de residuos sólidos y pide una enmienda completa.

“WMC se estableció porque el Líbano carece de visión y estrategia de gestión de residuos sostenible”, dijo Khalil. “Esto se debe a los frecuentes fallos de la autoridades de encontrar soluciones integrales, sostenibles y ecológicas en este sector”.

Estamos viviendo muy desconectados en el Líbano.
Mientras Beirut y los suburbios están al borde de una crisis de basuras, el norte del Líbano ya se ha visto inundado desde hace tres meses con basura que se desborda metida en los basureros.

Varias ONG juveniles en el Líbano están tratando de llenar la brecha que ha dejado una inadecuada gestión de residuos y sistemas de eliminación en el país.

Recicla Líbano trabaja en promoción de minimización de desechos y participación, que incluye establecer de una fuente de datos abiertos a la que se puede ingresar iniciativas ecológicas en todo el país. Otra ONG recoge desechos de vidrio y los lleva a un puebilto en el sur del Líbano donde los artesanos de vidrio lo usan como parte de una antigua tradición en la zona.

Dada la confusión en torno a los términos de inteligencia artificial, aprendizaje de máquinas y aprendizaje profundo, estoy muy agradecido por esta diapositiva en el discurso inaugural de la ingeniera Huma Abidi, de la empresa Intel AI, en MIT EF 2019 –finalmente, ¡algo que explica concisamente las diferencias entre ellos!
——–
Charla sobre empresarios que resuelven problemas reales: esta iniciativa de Beirut llamada Compost Baladi llegó a la crisis de gestión de residuos en la ciudad en 2017, y hoy es una empresa social que compite en ASC 2019 de MIT EF. ¡Todo lo mejor, muchachos!

Khourry expresa el rol de los jóvenes en el movimiento:

People have been protesting and mobilizing on the failure of the waste sector for years now and even though policy-wise, a substantial change is yet to be reached, the youth have definitely become mobilized. Not only are we demanding changes, we are actively taking part in the political process and challenging the corrupt political elite”.

El pueblo ha estado protestando y movilizándose por el fracaso del sector de la basura durante años ya, y aunque es una buena política y aún hay que llegar a un cambio sustancial, los jóvenes ya se están movilizándose. No solamente están exigiedo cambios, estamos participando activamente en el proceso político y desafiando a la corrupta élite política.

A la ciudad de Beirut:

Líbano, Beirut, contaminación y basura.
Mantengan limpia su ciudad, ¡qué vergüenza! Basura acá y allá sin presencia de la municipalidad.

Durante las más recientes elecciones en el Líbano, varios activistas ambientales postularon al Parlamento y ahora una reciente iniciativa está trabajando para unificar a todas las ONG, grupos ambientales y activistas independientes en una coalición, dice Khalil a Global Voices.

“El Gobierno está escuchando lo que estamos diciendo pero no toma en serio nuestros comentariso y opiniones porque tienen sus propios planes”, dice Khalil. “Estamos retrasando sus malas decisiones pero se necesita más iniciativas y más presión”.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.