¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Mozambique firma tercer acuerdo de paz entre diferencias con la oposición y la indiferencia del pueblo

Momento de la firma del acuerdo, el 6 de agosto de 2019. Captura de pantalla, video de la cadena Televisão de Moçambique.

El 6 de agosto, el Gobierno de Mozambique y la Resistencia Nacional de Mozambique (RENAMO) firmaron el Acuerdo de Paz y Reconciliación Nacional de Maputo ante la apatía de la población y en medio de rupturas internas en el mayor partido de oposición del país.

Se trata del tercer acuerdo en su género firmado entre ambas partes desde 1992, cuando culminó una guerra civil de 16 años entre RENAMO, movimiento armado que se convirtió entonces en un partido político, y las fuerzas gubernamentales.

El acuerdo de paz de 1992 concedió a RENAMO el permiso para mantener una guardia armada que protegiese al entonces líder del partido, Afonso Dhlakama.

Fue con esas armas que se provocó una nueva explosión de violencia entre ambas partes en 2013, que solo finalizó con la firma de un nuevo acuerdo de paz en 2014. Nuevamente, a partir de 2015 hubo focos de enfrentamiento entre ambos, que quedaron suspendidos con la firma de un acuerdo para el cese del fuego en 2016.

Ambos enfrentamientos fueron provocados por el rechazo de RENAMO hacia los resultados electorales, pues acusaron de fraude al Frente de Liberación de Mozambique (FRELIMO), que a su vez se mantiene en el poder desde las primeras elecciones multipartidarias en 1992.

El acuerdo de 2019 prevé que cerca de 5000 guerrilleros de RENAMO entreguen sus armas, para garantizar la seguridad ante la visita del papa Francisco, que se llevará a cabo entre el 4 y el 6 de septiembre, y durante las elecciones generales del 15 de octubre.

El acuerdo fue firmado en la Plaza de Paz por el presidente mozambicano y líder de FRELIMO, Filipe Nyusi, y el líder de RENAMO, Ossufo Momade. Actuaron como testigos los jefes de estado de Sudáfrica, Ruanda, Tanzania y Namibia.

“Queremos resolver nuestra marcha rumbo a la paz definitiva”, afirmó Nyusi, para quien “este es un acuerdo que demuestra que no queremos más guerra”. A su vez, Ossufo Momade reiteró que el cese del fuego debe marcar el inicio de una nueva era, caracterizada por elecciones libres, transparentes y por la alternancia en el Gobierno.

La Unión Europea, representada en la ceremonia por Frederica Mogherini, alta representante para la Política Externa y Seguridad, puso a disposición 60 millones de euros para ayudar a la pacificación del país. 

Guerrilleros rechazan acuerdo

En una nota emitida el 17 de agosto, la autoproclamada Junta Militar de RENAMO anunció que considera el reciente acuerdo como “nulo”. También declaró la destitución de Ossufo Momade como líder de RENAMO por parte de esa facción. La nota dice:

A Junta Militar da RENAMO determina e manda publicar oficialmente a partir de hoje a destituição imediata do atual presidente da RENAMO, Ossufo Momade, e anuncia a nulidade de todos os acordos que Momade assinou com o Governo da FRELIMO.

La Junta Militar de RENAMO determina y manda a publicar oficialmente a partir de hoy la destitución inmediata del actual presidente de RENAMO, Ossufo Momade, y anuncia la nulidad de todos los acuerdos que Momade firmó con el régimen de FRELIMO.

El grupo, liderado por el general Mariano Nhongo, considera que Ossufo Momade está “al servicio de FRELIMO”, y lo acusa de “violar el espíritu de los acuerdos de paz” celebrados por el expresidente del partido, Afonso Dhlakama, fallecido el 3 de mayo de 2018.

João Machava, portavoz de la facción armada, afirmó ante la prensa que Momade no consultó con el ala militar de RENAMO sobre el acuerdo.

En una nota emitida el 3 de agosto, la Junta también alertó que no va a entregar las armas mientras no se elija un nuevo presidente para RENAMO.

Poco entusiasmo popular

El tercer acuerdo fue recibido con poco entusiasmo por la población, como informa el periódico @Verdade. El comercio no cerró, ni siquiera a pocos metros del lugar donde se realizó la firma. La mayoría de los habitantes de Maputo estuvo en su lugar de trabajo o atrapada en el caótico tránsito de la capital mientras transcurría la importante ceremonia que puso fin a la tercera guerra civil en la historia de Mozambique.

El periódico Nexo escribió:

Apesar do carácter histórico que as autoridades se esforçaram para imprimir no momento da assinatura do acordo, a verdade é que, dentro e fora de Moçambique, a notícia foi recebida com um optimismo cauteloso. A desconfiança é explicada pelo fato de esse ser ser o terceiro acordo do tipo firmado no país em quatro décadas. Nas vezes passadas, os acordos, que prometiam trazer uma paz definitiva, estabeleceram apenas tréguas temporárias.

A pesar del carácter histórico que las autoridades quisieron imprimirle al momento de la firma del acuerdo, la verdad es que dentro y fuera de Mozambique la noticia fue recibida con un optimismo cauteloso. La desconfianza se explica por el hecho de ser el tercer acuerdo de ese tipo firmado en el país en la últimas cuatro décadas. Las veces anteriores estos acuerdos, que prometían traer la paz definitiva, establecieron apenas unas treguas temporales.

Horas antes de la firma, hombres armados atacaron un autobús de pasajeros y un camión en Nhamapadza, provincia de Sofala, en el centro de Mozambique, y dejaron herido a un conductor y al ayudante de un vehículo. No se sabe quién realizó el ataque.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.