¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Innovadores tecnológicos de Tanzania conectan 5000 tutores con estudiantes en nueva plataforma en línea

Adam A. Duma, cofundador de Smartclass, plataforma de aprendizaje en línea, muestra la versión móvil de Smartclass durante una entrevista. Foto de Goodhope Amani, usada con autorización.

El Gobierno de Tanzania ha anunciado la gratuidad de la educación primaria y secundaria, pero una educación de calidad sigue siendo un intenso debate en la sociedad tanzana.

Los innovadores tecnológicos de Tanzania esperan mejorar la calidad de la educación a través de la tecnología, aprovechando que alrededor del 45 % por ciento de los tanzanos están ahora en línea, y ese número está creciendo:

En enero de 2019, el innovador tecnológico Adam A. Duma lanzó Smartclass, plataforma educativa en línea que conecta a tutores privados y calificados con estudiantes y otras personas interesadas en adquirir todo tipo de conocimientos. Duma, cofundador de la plataforma, dice que es el resultado de una investigación intensiva que encontró que la mayoría de los padres se esfuerzan por conseguir tutores calificados para enseñar a sus hijos varias materias –especialmente materias de primaria y secundaria:

“Smart class is an online platform which connects the best, trusted, qualified tutors to different students to different fields.  Students from normal schools, students from entrepreneurship, students from the health sector, agriculture and more than 300 fields.”

Smart Class es una plataforma en línea que conecta a los mejores tutores, confiables y calificados, con diferentes estudiantes de diferentes campos. Estudiantes de escuelas normales, estudiantes de emprendimiento, estudiantes del sector de la salud, agricultura y más de 300 campos.

La plataforma, que se está incubando en la Universidad de Dar es Salaam, ofrece a los tutores calificados la oportunidad de vender sus conocimientos por un mínimo de 3000 chelines tanzanos (1.30 dólares estadounidenses) por hora. Ya ha atraído a 5000 tutores y 7000 estudiantes desde que comenzó sus operaciones.

Para garantizar la autenticidad y las cualificaciones de un tutor, la plataforma se conecta con otras instituciones educativas para ayudar a verificar su información.

“La tecnología de inteligencia artificial ayuda a medir las calificaciones de los tutores ya que no podemos verificar físicamente los certificados de cada tutor. Tenemos una base de datos conectada con el Consejo Nacional de Exámenes de Tanzania (NECTA) y la Universidad de Dar es Salaam, por lo que esta inteligencia artificial ayuda a verificar la información. Estamos trabajando para conectar muchas instituciones para atender a mucha gente”, dice Duma.

Duma también está trabajando con su equipo para resolver algunos problemas que surgen entre los tutores calificados y sus estudiantes. Por ejemplo, algunos estudiantes solicitan tutores y de repente cancelan la solicitud cuando los tutores ya están camino a la casa del estudiante.

“Another issue [we face]: Students do not respond well [while learning] so we ask them to be attentive. We deal with challenges [of] students and tutors because both … are our customers. Remember once you are a tutor, you become a student automatically — because you cannot stop … learning.”

“Otro problema [que enfrentamos]: Los estudiantes no responden bien [mientras aprenden], así que les pedimos que estén atentos. Solucionamos las dificultades de estudiantes y tutores porque ambos son… nuestros clientes. Recuerda que una vez que eres un tutor, te conviertes en estudiante automáticamente –porque no puedes dejar de… aprender”.

Adam A. Duma, cofundador de Smartclass, da información sobre la plataforma a un asistente durante la Feria Internacional de Dar es Salaam, en julio de 2019. Foto usada con autorización de Adam A. Duma.

Cambiando el entorno de aprendizaje

Internet ha cambiado cómo se aprende en Tanzania. Cuantas más personas se conectan, el acceso a los tutoriales de YouTube, Slide Share, Google Scholar, Academia han abierto las puertas a nuevas formas de aprendizaje, pero no ha reemplazado los beneficios de reunirse cara a cara con un tutor calificado, además del aprendizaje en línea.

En años recientes, el Gobierno de Tanzania ha invertido en motivar a los jóvenes a usar tecnología e internet para innovar proyectos que contribuyan a soluciones problemas sociales y dificultades económicas.

La Comisión de Tanzania para la Ciencia y la Tecnología (Costech), por ejemplo, opera varios centros de innovación como el Centro Buni, que promueve la innovación en tecnología y negocios. A principios de octubre de 2018, Sahara Sparks, empresa de tecnología e innovación, organizó un gran encuentro en Dar es Salaam, capital cultural de Tanzania, y muchas empresas de nueva creación tuvieron la oportunidad de presentar sus ideas y obtener apoyo para resolver problemas sociales.

Según un informe de la Autoridad Reguladora de las Comunicaciones de Tanzania (TCRA) 2017 sobre uso de internet, el 45 % de los tanzanos utiliza activamente internet y más del 51 % –23 millones de los 45 millones de ciudadanos– tienen acceso actualimente. Duma y su equipo de 14 personas creen que el futuro de Tanzania es prometedor, saben que más gente se conectará en línea para buscar formas de mejorar sus habilidades y aumentar la productividad.

“The usage of internet is very low; you don’t use [a lot of data] bundles to access Smartclass — the problem remains for people who do not have access to internet. We are focusing now to build an offline feature which will allow many people to access it.

El uso de Internet es muy bajo; no se utilizan muchos paquetes de datos para acceder a Smartclass –el problema sigue siendo para quienes no tienen acceso a internet. Nos estamos centrando ahora en construir una función fuera de línea que permitirá a mucha gente tener acceso.

Adam A. Duma en su oficina. Foto de Goodhope Amani, usada con autorización.

La política nacional de tecnologías de la información y la comunicación de Tanzania de 2016 pretende transformar Tanzania en una “sociedad basada en el conocimiento” a través de la aplicación de las tecnologías de la información y la comunicación. La empresa de Duma está trabajando para resolver todos los retos relacionados con su nueva plataforma para que tutores y estudiantes estén satisfechos.

Smartclass –de libre acceso a través de registro como tutor o estudiante, está cambiando el entorno de aprendizaje en Tanzania. Con muchos ciudadanos ahora con teléfonos inteligentes, los tutores pueden vender más fácilmente sus habilidades y ganarse la vida, y los estudiantes pueden, literalmente, ser más inteligentes –usando sus teléfonos.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.