¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Huracán Dorian avanza por el Caribe, pero Bahamas aún puede sentir su furia

Imagen ISS060 editada del huracán Dorian afuera de la Reúublica Dominicana el 29 de agosto de 2019. Imagem editada y publicada por Stuart Rankin, CC BY-NC 2.0.

Mientras el huracán Dorian, la primera gran tormenta de la temporada de huracanes del Atlántico de 2019, se fortalece y pasa a Categoría 4, gran parte del Caribe exhala de alivio de que la tormenta no haya sido tan poderosa a su paso por las islas Vírgenes estadounidenses y cuando sobrevoló Puerto Rico el 28 de agosto. Los meteorólogos han predicho que la tormenta podría llegar a Categoría 5 en su camino a Florida:

Esto es lo más perfecto que se puede poner un huracán en el océano Atlántico.

El huracán Dorian es Categoría 4, y posiblemente se vuelva Categoria 5 hoy más tarde.

Es una catástrofe que acecha el norte de las Bahamas.

Desde el inicio de su viaje por la región, Dorian ha crecido en fuerza e intensidad. Bahamas se prepara para mal clima, pues se espera que el camino de la tormenta continúe a lo largo del noroeste del archipiélago. Se estima que los vientos huracanados se extenderán hasta 30 millas (45 km) del centro de la tormenta, lo que llevará entre 10 y 15 pulgadas (25 a 37 centímetros) de lluvia al noroeste de Bahamas y de dos a cuatro pulgadas (entre cinco y diez centímetros) en el centro de Bahamas —condiciones que tienen el potencial de causar inundaciones y pérdidas de vidas.

Holly Bynoe, curadora de la Galería Nacional de Arte de Bahamas, publicó en Facebook:

The Bahamas is not ready for any storm–much less a significant cat 3/4 hurricane–we are not even ready for a few inches of rain. The northern islands and its people cannot go through this trauma, again. At this point, it seems unending and relentless.

Bahamas no está listo para un […] significativo huracán grado 3/4 –ni siquiera estamos listos para unas pulgadas de lluvia. Las isla del norte y su gente no pueden superar este trauma, de nuevo. En este punto, parece interminable e implacable.

Luego pasó a detallar las tormentas que han afectado el archipiélago, los miles de millones de dólares en pérdidas y los intentos postergados de invertir en energía verde e infraestructura más sólida, y concluyó:

I know we rebound quickly and in the Caribbean, it is our nature to do so. […]

However, we must be asking ourselves other questions now, more in-depth inquiries about our futures, the countries we want to occupy, the spaces that we want to build, the peace we want to inhabit and the WHOLE citizens we aspire to be. If we do not, we fall into the trap of being generationally traumatised peoples moving into a future of rising sea levels, mounting temperatures and being re-colonised by systems of embedded failure.

Sé que [en Bahamas] nos recuperamos rápidamente y en el Caribe, esa es nuestra naturaleza. […]

Sin embargo, debemos preguntarnos otras cosas ahora, cuestiones más profundas sobre nuestros futuros, los países que queremos ocupar, los espacios que queremos construir, la paz que queremos habitar y los ciudadanos PLENOS que aspiramos ser. Si no lo hacemos, caemos en la trampa de ser pueblos generacionalmente traumatizados que van a un futuro con niveles de mar que aumentan, temperaturas que suben y que nos recolonicen sistemas de fallo inserto.

Por su parte, el primer ministo de Bahamas, Hubert Minnis, emitió una orden de evacuación para partes de Grand Bahama y las islas Abaco, pues sostiene que es una tormenta que no se debe tratar a la ligera.

Bynoe respondió a la noticia:

I am on my goat knees praying for the safe passage through the tempest for the people of the Abacos and Grand Bahama. I just watched the evacuation notice and my heart and mind can not fathom what the next 48 hours will look like for them. Gut wrenching terror as they prepare for landfall.

Nassau will not be in the direct path of Dorian but we are in the cone and will experience tropical storm conditions. To say this is fortunate feels unfair in the face of what’s to come.

Estoy de rodillas rezando por el paso seguro por la tormenta para las personas de Abacos y Grand Bahama. Acabo de ver el aviso de evacuación, y mi corazón y mi mente no pueden entender cómo serán las próximas 48 horas para ellos. El terror me aprieta las entrañas mientras se preparan para la llegada de la tormenta.

Nassau no estará en la ruta directa de Dorian, pero estamos en el cono y tendremos condiciones de tormentas tropicales. Decir que esto es afortunado se siente injusto ante lo que se viene.

El poder de la tormenta no ha detenido a Josh Morgerman, cazador de huracanas estadounidense, que estaba determinado a llegar a Bahamas antes de que se cierre el acceso:

Allá voy. Último viaje a las islas Abaco, Bahamas, antes del cierre. Detesto la isla Roulette. Pero detesto quedarme de brazos cruzados durante tres días para lamer los sosos bordes de un arco que se desenreda casda vez más. Puedo quedar en llamas en este caso. Oh, bien.

Parece que Dorian se va más al norte incluso con Bahamas a la vista. Pero el hecho de que sea una tormenta que avanza lenta y pesadamente hace que algunos sugieren que podría ser el sistema más violento en llegar a la costa este de Estados Unidos en 30 años.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.